Andrés Hoyos

Mientras el director de la revista El Malpensante se prepara para otro Festival este mes, nos dejó algunos de sus malos pensamientos... ¡con mucho pique!

¿Cuál es el santo de su devoción?
San Turrón.

¿Para qué sirve el Festival?
Para divertirse sin terminar de chamuscarse el cerebro.

Cómo le pone picante a su vida...
Volteo la botellita y la sacudo.

¿A qué personaje le gustaría tener en el Festival?
No me amargue la vida. Son muchos y ya vendrán algunos.

Quién es su escritor de cabecera.
Mi cabecera tiene tendencia antológica.

¿Cuál es su cuento preferido?
El cuento de nunca acabar.

¿Qué revistas literarias lee?
The New Yorker, The New York Review of Books: en eso soy un proimperialista irredimible.

Qué conferencia lo tiene emocionado.
Entre casi cien, la escogencia es difícil e injusta.

Qué historia le gustaría escribir.
La que estoy escribiendo hace seis años.

Qué momento o hecho histórico le hubiera gustado presenciar.
Algunas guerras, pero entonces habría corrido el riesgo de morir en ellas.

A quién le daría un Nobel.
A Bob Dylan.

Qué ventajas tiene pensar mal...
Que cuando uno por fin piensa bien sabe la diferencia.

Qué obra de arte lo deja sin aliento.
Los cuadros de Caravaggio y Vermeer.

A quién le reza...
A nadie.

Qué lo asusta.
Flotar en el vacío camino a darme un tiestazo contra la dura tierra.

Una canción que le da nostalgia.
Begin the beguine.

Qué lo distrae.
Escribir.

Un paisaje natural...
El Cañón del Chicamocha.

A quién le pide consejos.
Varía, pero me gustan los expertos y los aprecio.

Un oso memorable...
Haber dicho en el matrimonio de una hermana: "Ojalá se repita".

Qué lo hace llorar.
El melodrama. Por eso procuro consumirlo en dosis espaciadas.

Qué le quita el sueño.
No soy original: la incertidumbre.

Para qué es malo.
Mi motricidad fina es escasa.

Cuál es su mayor aspiración en la vida.
Es mejor ir concretando cosas, sin tanto aspirar.

De qué se siente orgulloso.
He dejado alguna estela por ahí y voy a tener un hijo.

Qué le gustaría estudiar si pudiera...
Más de lo mismo. Hay miles de libros huérfanos en mi casa.

Un buen pensamiento...
¡Oh, Dios, hazme merecer enemigos interesantes!

Con qué frase se identifica.
"Nadie nos quita lo bailao".

¿Con quién le gustaría sentarse a conversar?
Con mis amigos, incluso con algunos que ya no están.

Qué lo amarga.
"La contumelia del orgulloso", como dice Hamlet.

Qué añora de su infancia.
El campo de entonces.

Qué lugar del mundo le gustaría conocer.
Praga, San Petersburgo, Amsterdam...

Qué tan lejos ha llegado...
He ido hasta el sur de Chile, hasta Jerusalén y hasta el norte de Estados Unidos, y a muchos más lugares intermedios. No me mata el Extremo Oriente.

El mejor plan para un domingo.
Desayunar con calma.

Qué fue lo primero que escribió.
Poesía en el colegio.

Qué quería ser cuando era chiquito.
Papa.

A qué personaje colombiano admira.
La admiración me parece un sentimiento frío. Quiero a varios.

Qué les envidia a las mujeres.
Ya lo dijo Gabo: que hagan todo como si lo estuvieran inventando.

Cuál es la prenda de vestir que más se pone.
Jeans.

Qué lo asusta de ser padre.
No es precisamente susto, pero conozco las fragilidades humanas y sé que un niño puede caer en ellas.

Qué le saca la piedra.
Que me regañen.

Su mayor frustración.
No vale la pena pensar en eso.

Con qué causa se compromete.
Creo en la democracia, pero me preocupa su parsimonia.

Cuál es la expresión que más usa.
Si lo supiera, ya estaría tratando de curarme de ella.

Qué mañas tiene...
Soy puntual y rutinario.

¿Cuál es su costumbre más light?
Parar el oído cuando cuentan chismes.

Temas relacionados