Sus libros han sido traducidos a 15 idiomas

Adam J. Kurtz quiere transformar con sus diarios

Ilustraciones y anécdotas hacen parte de los libros del diseñador canadiense, que comenzó haciendo una agenda para regalar en Navidad a sus amigos y terminó logrando un “best-seller” sin fronteras.

Adam J. Krutz ha vendido más de 400 mil libros. Vive en Brooklyn. / Cortesía Adam J. Krutz

Su libro más reciente es “Things are what you make of them” (Las cosas son lo que haces de ellas). ¿Qué ha hecho usted para ser tan exitoso con sus publicaciones?

Es difícil identificar qué es lo que exactamente hace a un trabajo o una persona exitosa. Parte del nuevo libro es sobre cómo nosotros definimos la palabra éxito. ¿Qué importa? ¿El éxito es ser respetado o tener dinero? Para mí, el éxito es tener la capacidad expresarme de forma auténtica y poder ayudar a los otros. Intento hacer cosas que una buena cantidad de personas puedan disfrutar, pero también creo que es importante respetar el proceso y la voz de mi propia creatividad. Si puedo hacer algo que las personas sientan realmente y lo compartan con otros, eso es éxito y quizá mi truco para lograrlo.

Más que un libro o un diario, usted crea herramientas de transformación. ¿Qué lo inspira a hacerlo?

No es un secreto que estoy “procesando” muchas cosas en la vida, así como otras personas. No soy siempre feliz u optimista y mi trabajo me ha ayudado a mantenerme a flote. Creo herramientas que me ayudan en mi propia vida y luego busco la forma de que sean lo suficientemente abiertas para apoyar a otros. A veces necesitamos distraernos o desarmarnos con actividades inofensivas y “tontas” para finalmente cavar en lo profundo de nosotros mismos y abrazar nuestros verdaderos miedos o deseos. Estoy dando lo mejor de mí y me siento orgulloso de ayudar a otros, así sea en una forma pequeña, a dar lo mejor de ellos también.

Usted invita a la gente a descubrirse a través de sus libros. ¿Cómo crea esas actividades que están en ellos?

Muchas de las actividades específicas provienen de momentos de mi propia vida, en los que pienso en excusas que he hecho, conversaciones que me ayudaron a superar algo o cosas que me parecen graciosas o accidentalmente conmovedoras. Una página de mi segundo diario, Pick me up, habla sobre culpar a la Luna por nuestro loco comportamiento. ¿Nunca han deseado culpar por sus sentimientos raros a la Luna o la astrología? Recuerdo haberme sentido un poco loco durante la superluna de septiembre de 2015 y eso se convirtió en toda una página de un libro.

¿Se considera un diseñador o un escritor?

Creo en mis raíces, soy un diseñador, alguien que está combinando y organizando textos e imágenes en formas divertidas de comunicar. Tomo decisiones sobre la forma en la que una oración está dispuesta a través de las líneas para generar emociones o uso una forma particular de “dibujar mal” para suavizar la severidad de algunos consejos contundentes.

¿Qué sería de sus diarios sin las ilustraciones?

Mi escritura y la ilustración es como transmito mi personalidad y mi alma: quién soy yo. A pesar de que quienes me leen pueden no saber en absoluto quién soy, hay algo innatamente humano que ayuda a que hasta el consejo más sincero sea personal para el lector. Los libros de autoayuda o consejos pueden ser difíciles para algunas personas. No todos aceptamos consejos o ayudamos de la misma manera. Trabajo para hacer libros que parezcan humanos, así que no es que yo sea un experto de Nueva York que esté diciendo lo que es correcto.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Lina Hinestroza ve la vida en Modo Rosa

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja