Hoy presentan la primera etapa en Cartagena

Centro Gabo, para todos los colombianos

Jaime Abello Banfi, director de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, explica la misión de una entidad creada para que el país se apropie del legado de Gabriel García Márquez.

La paz de Colombia fue una de las “preocupaciones fundamentales” del Nobel y será clave en el trabajo del Centro Gabo, según Jaime Abello. / Joaquín Sarmiento-FNPI

¿Qué se presenta este viernes como Centro Gabo en Cartagena?

La primera etapa de un proyecto de alianza público-privada y académica que busca generar apropiación colectiva del legado en movimiento de Gabriel García Márquez. Se trata de poner la memoria viva de nuestro premio nobel de literatura al servicio del desarrollo social y cultural de Cartagena, Bolívar y Colombia.

¿Qué ofrece centrogabo.org?

Gracias al apoyo del Ministerio TIC, arrancamos hoy la página web que aloja los contenidos de la campaña de memoria colectiva y el centro de conocimiento virtual que buscan poner a Gabo al alcance de todos, así como el conjunto de recursos de la iniciativa educativa Convivencias en Red, que tiene como propósito impulsar un uso cuidadoso y productivo de las redes sociales.

¿Por qué para ello el Congreso emitió la Ley de Honores 1741?

Porque la ley, aprobada por unanimidad de todos los partidos al fallecer Gabo, tuvo como propósito de política pública la preservación de su memoria, la contribución a que se realicen sus ideales y el mantenimiento de su legado. Un aspecto de la Ley de Honores que ya se puso en práctica es la emisión de billetes con su imagen.

¿Por qué la sede física funcionará en el Palacio de la Proclamación?

Cartagena y Bolívar necesitan proyectos innovadores que devuelvan la esperanza a sus habitantes. Dumek Turbay, gobernador de Bolívar, llegó a la conclusión de que la oferta de programas y servicios del proyecto Centro Gabo es el mejor uso posible que puede tener este edificio público de alto valor patrimonial, el cual se restaura con financiamiento del Fondo Nacional de Regalías para ser convertido en un nuevo centro cultural.

¿Qué espacios habrá allí?

Según el proyecto del arquitecto Alberto Samudio Trallero, adaptado al Centro Gabo, contará con un área para la exposición interactiva dedicada a la vida y obra del Nobel, la cual está llamada a convertirse en un nuevo atractivo turístico de Cartagena. También habrá un auditorio, salas para talleres y exposiciones, tiendas, cafetería y restaurante.

¿Cualquier colombiano podrá aprender de todas las facetas de Gabo: ser humano, periodista, escritor, emprendedor y educador?

La Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) está compilando y revisando todas las entrevistas que Gabo dio a lo largo de su vida para ponerlas posteriormente a disposición de los usuarios del sitio web centrogabo.org. Estamos convocando a los ciudadanos a que compartan, en video, texto o audio, su mejor recuerdo de García Márquez en cualquiera de esas cinco facetas, que son las ramas de lo que llamamos Árbol Gabo.

Habrá también ciencias y artes.

Porque Gabo sostenía que había que ponerlas en la misma canasta, como amigas y no enemigas. La magia de su creatividad literaria se fundamentaba en el realismo investigativo que forjó en el periodismo. Nuestro lema será investigar para crear.

¿Qué centros de memoria tomaron como referentes para construirlo?

En el trabajo de consultas y planeación estratégica para idear y diseñar el Centro Gabo, que nos tomó más de un año, investigamos en detalle la organización, programas, tecnologías y sostenibilidad de 39 centros de varios países, desde casas museos de autores hasta centros de ciencias.

¿Cuál es el papel del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia?

El Ministerio TIC, que ha contribuido decisivamente a la puesta en marcha de la primera etapa del Centro Gabo, es uno de los aliados públicos del orden nacional previstos en la ley, junto con el Ministerio de Cultura.

¿Incluye la Escuela Internacional de Formación e Innovación en Periodismo y Comunicación?

Con este componente nos proponemos consolidar y proyectar ampliamente el proyecto periodístico de Gabo, como evolución del trabajo que ha llevado a cabo la FNPI a lo largo de 22 años con sus talleres y seminarios para periodistas de toda Iberoamérica.

¿Qué es “Cronicando”, el proyecto con que ya empezaron a trabajar en el barrio Nelson Mandela?

Es nuestro primer ciclo de talleres de periodismo para niños y jóvenes, organizado en alianza con la Fundación Tenaris Tubocaribe, como experiencia piloto de la FNPI en camino al Centro Gabo. El objetivo no es volverlos reporteros sino contribuir a su desarrollo humano y su crecimiento ciudadano, mediante capacidades para investigar, contar y compartir historias, con una mirada crítica frente a la dura realidad que los rodea.

¿Cuándo será la inauguración final?

En el segundo semestre de 2018, esperamos. El gobernador Dumek Turbay ha anunciado que la restauración del edificio que servirá de sede al Centro Gabo estará lista el 15 de junio.

¿Cómo formar a la ciudadanía en el uso ético y creativo de investigar, contar y compartir historias?

Con el método de talleres que Gabo desarrolló en la fundación, con acciones educativas virtuales e itinerantes, con el aprovechamiento de dos décadas de experiencia pedagógica en la formación e inspiración a periodistas para contar mejores historias. La fundación compartirá sus aprendizajes con un público más amplio, especialmente de niños, jóvenes y ciudadanos en las redes.

¿Y en materia de construcción de la paz y la reconciliación?

La búsqueda de la paz para Colombia fue una de las preocupaciones fundamentales de Gabo como ciudadano. Desde esta perspectiva creemos en el poder transformador de las historias y su capacidad de contribuir al desarrollo humano.

Como director de la FNPI, ¿qué rol va a cumplir en el Centro Gabo?

Esta fundación creada por Gabo ha asumido, con el respaldo de su junta directiva y de la familia García Barcha, la responsabilidad de ampliar su objeto misional para sacar adelante el Centro Gabo y cumplir la función que le asigna la Ley 1741 de gestor del proyecto con aliados públicos y privados. Personalmente me he dedicado a la planeación y promoción del proyecto, pero luego pondremos en marcha una unidad de trabajo especializada, que actuará con criterio de empresa cultural.

últimas noticias

Alejandro Aguirre: el otro perfil de Colombia

El tono mundial de Sebastián Yatra