Isabel Cristina Estrada ama el ejercicio

Correr hacia una vida sana

Para la actriz, modelo y conferencista, el cuerpo es un templo que se debe fortalecer para asumir retos y alcanzar metas.

La primera vez que Isabel Cristina Estrada corrió, no le gustó. / Óscar Pérez - El Espectador

Usted participa en Eva Boulevard, pero ¿qué es Eva Boulevard?

Eva Boulevard es la primera feria enfocada en la mujer. Allí no solamente se pueden encontrar productos para nosotras, sino que también habrá una oferta interesante de temas de mucho interés para el gusto femenino. El deporte, la alimentación y el crecimiento personal son, por ejemplo, temáticas que hacen parte del evento.

¿A las mujeres les han interesado siempre los mismos temas o el gusto femenino ha cambiado?

Me parece que la esencia es la misma. Siempre nos ha gustado saber cómo cuidarnos, cómo querernos y cómo vernos mejor. Lo que ha cambiado es la forma, y uno va descubriendo que no es sólo cuidarse el pelo o el cuerpo, también están el interior y la espiritualidad. No hago ejercicio para verme bien; ahora lo hago por un bienestar mental.

¿Cómo llegó a la construcción del camino hacia una vida sana, que es el tema de sus conferencias?

Desde pequeña me inculcaron que tomara una alimentación balanceada. Ahora creo fielmente que hombres y mujeres debemos encontrar lo que más nos gusta hacer y disfrutar ese tiempo de calidad con nosotros mismos.

¿Cómo logró convertir la vida sana y el ejercicio en conceptos de interés para dictar charlas y escribir libros?

La primera vez que corrí una maratón no me gustó ni cinco. No podía creer por qué esa actividad atraía a tanta gente. Me puse entonces a identificar la causa por la que no me gustaba eso. Me imaginé qué era lo que estaba pasando con los músculos de mi cuerpo y con lo que tenía alrededor. Cuando tuve conciencia de eso, me encantó y me apasioné por el tema.

Para la cotidianidad de una mujer como Isabel Cristina Estrada, ¿por qué camina, por qué trota y por qué corre?

Camino para conversar con alguien y pedir un consejo. Troto para calentar, y es el momento en el que estoy contándole a mi cuerpo que lo voy a enfrentar con la velocidad. Y corro cuando quiero entregarle a mi ser toda la energía del mundo.

¿Es verdad que las mujeres inteligentes, bellas y exitosas espantan a los hombres?

Es una gran mentira. Todos hemos tenido una decepción amorosa. Hemos roto corazones y nos han roto el corazón. Hay que sentir la tusa y vivir la experiencia como tal para que no queden lagunas.

¿El concepto del cuerpo para la modelo, para la actriz y ahora para la mujer que escribe y dicta conferencias sobre la vida sana es el mismo?

Es el mismo. Para mí, el cuerpo es mi templo, mi instrumento de trabajo y de realización personal. Para hacer lo que más me apasiona, que es correr, necesito que esté fuerte y no sólo que se vea bonito. Corro para tener buenas sensaciones, y para hacer ese esfuerzo es indispensable tener fortaleza física.

 

últimas noticias

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja

Pedro Mar, de Colombia para el mundo