Del 3 al 10 de enero en el Centro de Convenciones de Cartagena

El mundo de artesanías de Catalina Angulo

La cartagenera recibió de su mamá, la Chica Morales, el legado de la feria que llega a su decimoctava edición y que busca dar a conocer el talento de los artesanos e indígenas que crean productos de exportación.

La primera artesanía que le regalaron a Catalina Angulo fue una mochila wayuu. Fabián Álvarez

Usted es ahora la encargada de manejar la feria que su mamá creó.

Es una responsabilidad muy grande. Mi mamá le puso a la feria mucho empeño, esfuerzo y compromiso desde que la creó. Le han importado mucho los artesanos, tiene una conexión con sus creaciones y siempre ha sentido gran respeto por este oficio. Ella creó Farex con mucho amor, siempre pensando en abrirles puertas.

¿Cuál es el legado que su mamá le ha dejado?

Muchísimos. Más que una feria, es una muestra de orgullo por Colombia y eso es lo que ella siempre ha proyectado. Ella ha trabajado de la mano de los artesanos y quiere mostrar el talento que tienen. El compromiso es seguir apoyando a este grupo de personas.

¿Cómo nació ese interés por las artesanías?

Es algo que había valorado, pero a veces, cuando las cosas se tienen muy cerca, no se les da el valor que realmente tienen. Sucede algo y es que en ocasiones los extranjeros le dan mucha más importancia a una de estas piezas que un colombiano. Mostrar el valor que tienen ha sido un reto. La idea es darle altura a este trabajo que se hace con esfuerzo y dedicación.

¿Qué objetivo tiene con Farex 2018?

El primer foco fue ayudar a los indígenas. Hoy ya hay otras personas y comunidades que han desarrollado las artesanías o empresas que contratan su trabajo. La meta inicial que nos planteamos es tener contacto directo con los indígenas y los artesanos.

¿Qué quieren hacer para que los colombianos valoren las artesanías?

Ya se está creando conciencia. Hay una tendencia de manejo de elementos naturales, tejidos y semillas. Hay varios aspectos que nos han servido. El primero es la moda, y muchos de los diseñadores se están yendo por esta línea. Lo segundo es que los artesanos se están profesionalizando y hay una red de comercio de estos productos. El tercer factor es la calidad: cada vez se es más consciente de esto.

¿Cómo es el proceso de convocatoria de los artesanos e indígenas que harán parte de Farex?

Visitamos las regiones y muchos llegan a nosotros. En los primeros años hubo mucho de ir a esos lugares y conocer las piezas auténticas que se están realizando. Queremos rescatar diferentes artesanías en cada versión.

¿Qué tendrán de nuevo para esta edición?

Las artesanías son distintas todos los años y tendremos artesanos que llegan por primera vez. Habrá productos de nuestra región y otros del Putumayo que se caracterizan por su color y elaboración. Pakistán, México, Italia, Egipto y Turquía son los países invitados para que los colombianos puedan conocer qué se está haciendo en otros países.

¿Por qué le gustan las artesanías para su vida diaria?

Tienen una historia especial. Me encanta cuando los artesanos cuentan un poco de la historia de sus productos. Por ejemplo, en qué río recogieron las semillas, cómo las unieron o las horas dedicadas al trabajo.

¿Por qué invitaría a las personas a que vayan este año a Farex?

Para apoyar el trabajo de los artesanos, para darles un espacio en el cual mostrar sus productos. Se van a deleitar con todas las creaciones, y es un espacio para compartir en familia. Tenemos la experiencia de muchas personas que van varios días con sus hijos o papás para escoger los mejores productos. Nos ha llamado la atención que año tras año van más turistas.

últimas noticias

Tatiana Rentería, la voz de la poesía erótica

Viviana Hurtado, bailarina con un propósito