Llega fuerte a la música popular

"En Colombia, muchas veces el talento es lo de menos": Joal

Con un posgrado en la Universidad de Baja California, este maestro entrelaza sus actividades con los conciertos.

Según Joal, un músico debe tener preparación, entrega, experiencia, persistencia y amor./ Cortesía
Según Joal, un músico debe tener preparación, entrega, experiencia, persistencia y amor./ Cortesía

¿En qué momento de su vida se dio cuenta de que la música sería su vida?

La música ha estado presente a lo largo de mi vida. Desde pequeño, con el aliento de mis padres y si mi vaga memoria no me falla, mis primeras presentaciones a los cuatro o cinco años marcaron mi vida y camino musical. Aunque no puedo dejar de lado a mi abuela y sus regalos con sombreros mexicanos, que siempre apreciaba con tanta emoción. Y cómo olvidar el momento en que la música pasa a un estado de completa plenitud al tener la oportunidad de culminar mis estudios como músico profesional. Por esto y más me convenzo cada día de que la música es parte de mí.

¿Qué estudió y dónde?

Me he preparado toda la vida, desde niño con la participación en tantos lugares que ya olvido, pero que mi corazón aún siente. Profesionalmente soy maestro en artes musicales, magíster en estudios artísticos y adelanto un doctorado en educación. Busco, por medio del conocimiento, mejorar cada día más.

¿Qué es lo más difícil de hacer carrera como cantante en Colombia?

Existen diversos factores de dificultad para poder materializar los sueños como músico y artista en Colombia. También existen variables que dependen del camino que se quiera escoger. En mi caso, siempre he tenido claro que sueño con llevar mi música a cada corazón y ganarme el cariño del público. Obtener reconocimiento por transmitir sentimientos y emociones que muevan cada fibra. Pero para ello se debe adentrar en el universo de los medios comunicativos, que, si bien pueden convertirse en un monstruo, pueden darnos un punto de gratificación y orgullo. Puedo decir que en muchos casos la dificultad se resume lastimosamente en dinero, se deben tener recursos y como artista se debe cuidar porque hay personas que buscan que uno no llegue a donde se quiere.

A pesar del talento, ¿por qué cree que es tan lento el proceso?

Lastimosamente en Colombia muchas veces el talento es lo de menos. He visto cómo personajes que se hacen llamar artistas llegan muy alto, sin contar con una preparación o un aprecio por lo que hacen. No obstante, es algo por lo que no me dejo abrumar, ya que yo persisto y creo en mi talento y en este camino que llevo labrando desde muy pequeño.

¿De dónde vienen los recursos que le sustentan su carrera?

Si bien he mencionado que este camino que he elegido se puede resumir en gastos, o en inversión, he tenido la fortuna de contar con unos padres que, si bien hacen parte de una clase media, me han brindado su amor, su gratitud y su apoyo, muchas veces haciendo esfuerzos, préstamos y demás sacrificios para poder materializar los sueños de un artista.

¿Qué siente cuando está sobre una tarima?

Felicidad, esperanza, ilusión y mucha adrenalina. Es como flotar, es olvidarse del ser humano que uno es y convertirse en una emoción, en un sentimiento. Luego los aplausos, las canciones refrescan el alma. Se siente un Nirvana.

¿Qué es lo más bonito y lo más feo de este medio de la música?

Lo más bonito de la música es su esencia, es poder traspasar las palabras para decirlo con melodías y armonías. En este medio sin duda el reconocimiento, el ver cómo el público se emociona al verte, el querer llevarte para siempre en una foto, en un beso, y ese momento en que quedas plasmado en la memoria de alguien para que te recuerde por siempre es lo más hermoso. Lo más feo es la negligencia; los abusadores, porque existen en todos los campos; en cómo algunos seres aprovechan tus sueños para destruirte o simplemente para ilusionarte. El artista debe ser fuerte y muchas veces de corazón duro, preventivo.

¿A quién admira de la música popular en Colombia y cuáles don sus referentes a escala mundial?

Desde muy pequeño he admirado la música mexicana, crecí en una familia que amaba el cine de aquel país, y no puedo dejar de lado grandes exponentes como Alfredo Jiménez, Vicente y Alejandro Fernández, Antonio Aguilar y Jorge Negrete y muchos más. En Colombia ha sido extraño, y lo digo porque he tenido la fortuna de conocer a todos los colegas del género y compartir con ellos, y aún más he tenido el privilegio de ver cómo algunos artistas cumplen su sueño.

899473

2020-01-12T21:00:00-05:00

article

2020-01-12T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Sandra Pino Bacca

Un chat con...

"En Colombia, muchas veces el talento es lo de menos": Joal

59

4552

4611

 

Juan Pablo Vega y su visión de la música

Pablo Jara y su faceta como poeta