Ha grabado más de 22 álbumes

Galy Galiano: “Al cantar me siento en casa”

Este artista, el primer colombiano en figurar en el listado de la revista Billboard, será el protagonista de la jornada musical “Un tortazo encantado”, que se realizará este domingo en la Media Torta, en Bogotá.

Galy Galiano regresa a La Media Torta para cantar sus éxitos de siempre, pero también para interpretar “La oficial”, su más reciente sencillo. /Cortesía Idartes

Galy Galiano nunca improvisa. Llegó muy joven a las grandes ligas y por décadas ha sido parte del imaginario colombiano. Varias generaciones han crecido escuchando sus éxitos, que no se limitan a un solo género musical, porque es, ante todo, un artista versátil. Él ha sido una especie de bien común, por eso se abre y se expone sin temor, porque lo suyo es la autenticidad y la pasión.

Su casa, a las afueras de Bogotá, refleja sus amores; por el diseño, por las pinturas al óleo a las que le dedica sus horas libres; por las historias que está hilando en un libro a punto de publicar; por la música, y por todo lo que le significa estar asombrosamente vivo.

El talento, del que dan fe los millones de seguidores que tiene en el mundo y que lo acompañan en sus permanentes giras, no lo saca de su centro. Galy Galiano es un hombre sencillo, familiar, afable y apasionado por lo que hace.

Galy Galiano es uno de los intérpretes más conocidos de Colombia, de salsa, baladas, rancheras y ahora bachata… ¿De dónde sale tanta versatilidad musical?

La versatilidad nace de mi forma de ser, soy así, soy de ese tipo de personas que son apasionadas, que se dejan llevar por el instinto, se dejan llevar por las emociones. Por eso me veo en la necesidad de experimentar muchas cosas. Había un lema en una novela que hicieron de mi vida, llamada Todo es prestado, que decía: “Todo lo hacía mal, pero le salía bien”.

¿Entonces ahí hay pasión y un poco de suerte también?

Pasión y de todo un poco; yo creo que detrás de la pasión hay una cosa que siempre me ha caracterizado: por tratar de hacer las cosas lo mejor posible, me voy a veces al extremo, me gusta la perfección. Entonces, puede que de pronto, no tenga la mayor experiencia o el mayor conocimiento sobre algo que voy a hacer, pero de tanto darle, a lo mejor me sale bien. Para mí es bien importante hacer las cosas con pasión.

Usted tiene más de 22 discos grabados, es uno de los artistas colombianos más premiados, el primero en estar en la lista Billboard de Estados Unidos, ¿cómo se siente?

Bien, yo me siento muy bien, muy contento con lo que hemos hecho, he vivido mi carrera en torno a un cariño muy bonito del público latinoamericano y eso me llena de gozo, de satisfacción.

¿Cómo ve usted la escena musical en este momento en Colombia?

La escena musical en Colombia está muy bien. Yo creo que desde hace mucho tiempo se vienen dando cosas con la música en Colombia muy interesantes, por eso es reconocida en el mundo. Muchos artistas han cruzado fronteras y han tenido un éxito muy grande en el mundo. Pienso que productores, empresarios y artistas de otros países están pendientes de lo que acontece en nuestro país con la música.

Usted se ha presentado en grandes escenarios pero, ¿qué significa volver a estar en La Media Torta, en Bogotá?

¡Espectacular! Porque ese fue uno de los primeros escenarios que recuerdo, además allí va un público maravilloso, un público que se siente y es dueño de La Media Torta. Tengo bonitos recuerdos de ese escenario al aire libre y siempre que me invitan para estar allí y compartir con la gente, me siento muy a gusto.

¿Cómo se define ese público maravilloso? ¿Cómo se crea esa sinergia entre el artista y el público?

Al cantar me siento en casa gracias al público que vive mi música de una manera muy íntima, como despreocupada, sin prevenciones. Eso es fantástico, porque uno llega a un escenario en el que hay un misterio, una serie de cosas que hacen que uno esté en ese clímax de sentirse libre, como en un encuentro íntimo de esparcimiento, de relajación. Si no es así, es casi un compromiso.

Usted habla de pasión, de la pasión que tiene por la música, ¿qué más lo apasiona?

Hay muchas pasiones; además de las mujeres, la pintura, escribir -estoy escribiendo-, el diseño, construir, he diseñado y construido casas. Creo que hay afinidad por esto último; cuando uno hace el diseño de una casa, la casa tiene espíritu, tiene forma, tiene movimiento y lo mismo es hacer una canción, un cuadro, uno tiene que dejarse llevar por la imaginación, por el movimiento, por el sentimiento, por la forma, hasta que vuele.

¿Usted ha volado?

Yo vuelo, todo el tiempo estoy con mi mente en otro planeta.

¿Se siente contento con lo que ha hecho hasta ahora en su vida?

Sí, me siento agradecido con Dios. No perdemos ni la esperanza, ni los sueños, siempre estamos ahí, con ganas de hacer más cosas. A medida en que va pasando el tiempo, uno va pensando en otro tipo de proyectos, en otras cosas.

Como innovar al incorporar ahora la bachata dentro de su repertorio…

Sí, traemos un tema que se llama La oficial. Yo creo que toda la música latinoamericana es afín, porque las historias nacen de lo cotidiano, de lo que vivimos en el día a día, de cualquier persona. Esa es la expresión de la música nuestra, que nos identifica. Cambia un poquito el vestido; la bachata tiene una forma, un ritmo distinto al de la ranchera o a algún norteño o al vallenato, pero en contexto es lo mismo, es el mismo sentimiento.

Temas relacionados

 

últimas noticias