“Las horas contadas” está en la plataforma La Vecina Films

Guido Jácome se atrevió a hacer cine

Es guionista de televisión y estrena su ópera prima en el séptimo arte. Su película no encontró un lugar en las salas colombianas, pero sí un espacio en HBO para Estados Unidos. Como no estaba disponible para Colombia, decidió exhibirla en una página web.

Guido Jácome ha sido guionista de producciones como “Amo de casa”, “Un sueño llamado salsa” y “La dama de Troya”. / Óscar Pérez - El Espectador

¿Cómo llegó a “Las horas contadas”?

La película surgió hace varios años. Escribí el guion por una situación familiar que me dejó muchas preguntas sobre la vida. Hace ocho años hice un borrador de guion, le hice un teaser, pero se quedó ahí. Es una historia sobre qué haríamos si tuviéramos las horas contadas. Ese es el mensaje para las personas.

¿Fue largo el proceso para hacer realidad su primera película?

Entre siete y ocho años. Estuvo parada un tiempo porque no conseguíamos el dinero para hacerla. Intentamos por la Ley de Cine, pero no se pudo, y tampoco conseguíamos inversionistas. Un día tomé la decisión de hacerla. Vendí mi carro, mi apartamento y busqué créditos. Quedé en ceros.

¿Por qué se atrevió a ser su propio inversionista?

En el cine te quedas con las historias engavetadas y muchas veces hay excusas que no te dejan trabajar. El dinero no es un motivo para no grabar. Puedes hacer un largometraje con un celular. Había que sacarla o seguir esperando y dejar que los miedos entraran.

¿Hay relación entre el presupuesto y la calidad?

Yo diría que no, aunque muchos pueden pensar lo contrario. El dinero te puede dar más tiempo de rodaje y mejores equipos, pero desde mi punto de vista es importante la calidad de la historia. Puedes tener mucho dinero, pero cuando la gente la vea no se va a fijar en el tipo de luces que le metieron, por ejemplo.

¿Por qué no fue posible que su película estuviera en cartelera en Colombia?

No lo sabría decir, habría que preguntarles a todos los distribuidores que dijeron que no les interesaba. Esto es un cine de autor, un drama familiar sencillo, no una comedia. Buscamos llevarla a los canales, salimos al mercado sin haber estado en cartelera y llegamos a HBO.

¿Es complicado encontrar espacios para el cine independiente colombiano?

Lo es. Nosotros no tuvimos opción con la película. No a todos les va igual, pero cuando hablas con tus colegas ellos también saben que es muy difícil encontrar un espacio para mostrar nuestro cine.

Películas como esta muestran que es posible hacer cine independiente.

Sí, lo que se necesitan son ganas. De ahí para allá se consigue el dinero.

¿Qué espera dejar con ella?

Espero haber pasado la primiparada y estar listo para la segunda película, que rodaremos en 2018. Esta película fue una experiencia personal que necesitaba hacerla. Hasta ahora, en La Vecina Films la han visto más de 7.000 personas, una cifra que nos tiene muy contentos.

Temas relacionados

 

últimas noticias

La dulce propuesta de Manuela Sanín

El poder del piano

“Un poquito” de Diego Torres