Es autor de “Amigos con derechos”

Jhon Álex Castaño: la historia del ¡rey del chupe!

Noticias destacadas de Un chat con...

“Borracho te llamo”, “Jesús, mi gran amigo” y “Beber con ganas” son los lanzamientos durante la cuarentena, etapa en la que ha estado muy activo.

¿Cómo lo ha tratado esta cuarentena?

Muy bien, creo que a todos nos ha tocado sacar nuestro guerrero interno, porque no podemos echarnos a morir. Hay que enfrentar las cosas y aprovechar cada oportunidad que nos brinda ahora la tecnología.

 

 

Acaba de lanzar “Borracho te llamo”, pero hace poco mostró el sencillo “Jesús, mi gran amigo”, ¿cómo nació esta canción?

Yo soy un hombre muy devoto a Dios, sé que el don que tengo para cantar y lo que soy hoy en día es gracias a él, y siempre quise hacerle una canción… pero no es tan fácil, porque escribirle al despecho o a la novia es muy sencillo, pero para Dios quise hacer algo especial, así que me puse a orar, y esa oración que hice ese día la convertí en una canción. Me atreví a grabarla y con mi hija hicimos el video. Yo quería dar un mensaje de fe y me daba miedo de que mis seguidores tal vez no lo tomaran bien; pero, al contrario, el apoyo ha sido increíble.

 

 

También tenemos en el radar a “Beber con ganas”, ¿cómo fue ese proceso creativo?

Esta canción nació porque yo soy muy amigo de un grupo que se llama La Iguana, que son del Eje Cafetero y hacen pop. Un día dijimos que íbamos a hacer una canción para beber, así que nos sentamos con el piano, y empezamos a hacer el tema pensando en que uno siempre que se toma un trago, en vez de olvidarse de que tiene que llamar a alguien, lo primero que hace es ir a embarrarla y llamar borracho a la ex. La grabamos, y después de tres años la lancé.

 

 

¿Usted tiene música guardada que aún no ha lanzado?

Sí, claro. Me la paso haciendo canciones, y ahora en la cuarentena, como tengo un computador en mi casa, adelanto y produzco mucha música que voy creando.

 

 

¿Por qué lo bautizaron como “el rey del chupe”?

Antes de que me pusieran ese apodo, yo ya llevaba seis años de carrera, pero no habíamos podido posicionarnos bien. Un día tuvimos una presentación en Cerritos, Valle, que fue muy exitosa; de hecho fue una de las primeras que vi tan llenas… nos fue muy bien, tanto, que el lugar era para mil personas y había más de tres mil. A la mañana siguiente me desperté y vi un titular que decía “Jhon Álex Castaño, declarado como el rey del chupe”, que se fusionó con “sentimiento, Jhon Álex, ¡y a beber!”, desde ahí todo Colombia me dice así.

Empezó su carrera musical con la agrupación de Hernán Darío y Los Muchachos Decentes, ¿cómo recuerda esa época?

Recuerdo que en ese entonces era cantante en los buses, y un día Hernán Darío se me apareció y me dijo que necesitaba a alguien como yo en el grupo. Él fue el primer y último jefe que tuve en la vida, de él aprendí muchas cosas, fue como un papá para mí… cada viernes me llamaba a preguntarme si tenía la guitarra empeñada para ir a tocar con ellos el sábado. Lo estimo y le agradezco mucho.

En esa agrupación usted fue cantante, corista, guitarrista e incluso humorista…

Sí, recuerdo que mi apodo de trovador era “Machete”, de hecho una vez fui a un festival de trovas y en la primera ronda me sacaron, porque yo era muy grosero, todas mis trovas tenían malas palabras así que siempre me sacaban. A veces incluso me disfrazaba, bailaba, tocaba guitarra. Yo era el todero.

Desde que usted está en la música popular, ¿qué tanto considera que ha cambiado el género?

Su objetivo no ha cambiado, la gente le hala al chupe con toda… pero sí siento que se ha reinventado mucho, porque hay muchos artistas nuevos, y la generación pasada de grandes maestros como Darío Gómez, Luis Alberto Posada, El Charrito, que siguen siendo los grandes íconos del género, pero ahora los artistas nuevos estamos evolucionando el género y experimentando cosas nuevas.

¿Se considera un artista de álbumes o de sencillos?

Siempre he sido de álbumes, me encanta hacerlos, aunque a veces mi editora me regaña, pero en ese aspecto sí soy muy a la antigua.

 

 

“Amigos con derechos” es una de sus canciones más exitosas, ¿cuál es la historia detrás de este sencillo?

Esta canción revolucionó todo, yo le doy gracias a Dios porque este tema le sirvió al género como tal y a las personas que lo amaron. Recuerdo que una vez hicimos un CD muy grande con varios éxitos, y teníamos miedo de Amigos con derechos particularmente porque era un vals. La grabé y la dejé guardada por un tiempo, y luego en un concierto la cantamos, recuerdo que el lugar casi se desbarata; es una canción que le ha dado la vuelta a Latinoamérica y le abrió la puerta al género en muchos lugares.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.