Tercera edición de BCapital

La filosofía “pink” de Adriana Arboleda

La empresaria caleña es una de las invitadas al evento. Comenzó en la moda por casualidad, un “casting” la llevó a una pasarela, a una sesión de fotos, una portada, un contrato y una carrera en la industria.

¿Cómo empezó su carrera en la moda?

Hace quince años, por casualidad. Acompañé a una amiga a un casting y la elegida fui yo; ahí comenzaron a desencadenarse una cantidad de situaciones. Iba a estudiar Biología Marina y terminé en una pasarela. Lo quería hacer una sola vez, pero no hubo vuelta atrás. Sucedieron cosas que no estaba buscando. Así es la vida y el destino.

¿Es una casualidad que agradece?

Por supuesto. Vivo agradecidísima por ese encuentro, por ese personaje que fue Tony Márquez, que me convenció de que hiciera parte de un desfile y de una portada. Me indujo a ese mundo, porque al final de cuentas yo no creía que el modelaje podría ser una carrera. Siempre asumí esa profesión con mucho respeto, no era un pasatiempo, sino que lo veía como un trabajo.

Empezó muy joven.

Estaba terminando el colegio. Empecé a conocer una industria grandísima que movía una cantidad de empleos y descubrí que no era tan frívola. Quise ir más allá, no sólo posar, sino tener una voz dentro del medio, por eso inicié en la presentación, siendo consciente de que quería trabajar para algo mío, construir mi empresa. Así nació Pink Filosofy, con mi socia que es Johana Ortiz.

Si no se hubiera dedicado a la moda, ¿qué habría hecho?

Seguramente sería psicóloga o bióloga, son mis dos grandes pasiones, mis inquietudes, ¡pero todo es tan perfecto!, estoy en el lugar correcto. De la biología marina heredé el amor por el buceo y el mar. Mientras que de la segunda, el gusto de leer sobre psicología infantil y empresarial, porque creo que potencializa al ser humano en todos sus campos. La aplico diariamente en mi compañía y trato de ser muy consciente en la educación de mis hijas.

¿Cuál es el momento que más recuerda del proceso de creación de Pink Filosofy?

Son muchos, hasta ahora el que más recuerdo es de la primera vez que le mostramos al país nuestro trabajo en las pasarelas, en Colombia Moda. Tuvo un plus al ver a quienes fueron mis compañeras desfilando para mi marca, esa respuesta del público y de los medios, ver que una propuesta diferente, fresca e innovadora era aceptada. Nosotros estábamos proponiendo una forma de ver la vida, más que una simple línea de ropa, porque creemos en la mujer.

¿Cuál es su filosofía?

Es una filosofía de vida armoniosa, tranquila, de unión, paz, equilibrio y solidaridad. De una mujer segura porque cuando lo eres no tienes que pretender imitar nada, te gozas cada instante, vives en compañía de otros, puedes hacer equipo, estar mejor en sociedad. Es un poquito ese mensaje de conciencia de vida contigo, el medio ambiente y quienes te rodean.

¿El “pink”, el rosa, estará siempre íntimamente ligado a la mujer?

Pink es un color poderoso, representa el poder femenino que durante muchos años ha sido subestimado, pero que en las últimas décadas se ha demostrado que es imparable e invaluable. Cada vez estamos más empoderadas –en los países latinos, porque en Europa es un tema que pasó hace mucho tiempo–, cada vez somos más conscientes de nuestro papel, somos el eje de la familia y sin esto no hay sociedad. Debemos ser conscientes de que estamos fortaleciendo a las generaciones futuras.

¿Cuál es su definición de éxito?

Es algo muy personal, sentirte contenta, a gusto de estar donde estás porque lo has dado todo y has trabajado para ello. Para mí es algo interior, no es un reconocimiento externo, sino darte cuenta de que lo que hiciste está bien, da frutos, no solo para ti, sino para quienes trabajan contigo. No es propio, es de equipo, es sentir momentos que son gratificantes.

¿Cómo cambió su vida al ser madre?

Es la tarea más grande que me ha puesto la vida, la más valiosa y de mayor aprendizaje, no solo de esos personajes que llegan a tu vida –que son tus hijos y son como maestros–, sino que aprendo de mí a través de ellos. Es un día a día de confrontación con uno mismo para poder ser mejor persona.

Temas relacionados