“La loca Margarita” llega a la televisión con Néstor Oliveros como director

A partir de hoy comienza la producción que le dará vida a uno de los personajes más emblemáticos de Bogotá. Se transmite por Canal Capital.

Serie "La loca Margarita".Cortesía

¿Quién fue la “Loca” Margarita?

Margarita Villaquirá Aya es uno de los personajes más emblemáticos de Bogotá en la primera mitad del siglo XX. Fue una profesora nacida en Fusagasugá en 1860, quien por lo general ha sido vista simplemente como una demente que vociferaba cosas en las plazas y calles de la capital y, por tanto, se le ha quitado toda su importancia como educadora y líder social y política. Definitivamente debe ser recordada también como una mujer con mucho temple, inteligente, solidaria, generosa y luchadora.

¿Cuál es el propósito de llevar a la pantalla chica la historia de un personaje como la “Loca” Margarita?

Queríamos hablar de Bogotá a través de uno de sus personajes emblemáticos. Se pensó inicialmente en personajes reconocidos académicamente, como José Asunción Silva o Rafael Pombo, pero en la búsqueda de esos personajes la investigación develó la riqueza oculta, la importancia histórica y la vigencia que tenía la Loca Margarita, un personaje que no ha sido valorado y que nos permite hablar del pasado y del presente de la ciudad y del país.

¿Por qué quisieron hacer un paralelo de la Margarita de inicios del siglo XX con una Margarita de la actualidad?

Nuestra premisa, una vez conocimos la historia de la Loca Margarita, fue que “quien no conoce su historia, está condenado a repetirla” y el paralelo se da no solo en cuanto a la vida de los personajes, sino que va más allá; es un paralelo de país o, más bien, es un país estático el que se muestra en la serie.

Además de la “Loca” Margarita, en la serie también se destaca otro personaje que hace parte de la historia capitalina: el “Negro” Chivas. ¿Quién fue este hombre?

Este hombre fue el escudero de Margarita, su amigo inseparable. Los datos históricos hablan de que fue un chocoano que vino a estudiar Derecho en la Universidad Libre, pero, debido a la exclusión, el racismo y la falta de oportunidades, terminó por perder su sentido de realidad. En la serie lo planteamos como un “loco” brillante, adelantado a su época, atemporal.

Una serie histórica exige fidelidad en muchos aspectos, como locaciones, vestuario, ambientación, etc. ¿Qué tan complicado les resultó procurar esa fidelidad?

Mucho, primero porque la historia oficial siempre tiene muchas imprecisiones, hay muchos mitos alrededor de ella, pues la Loca Margarita ha sido vista simplemente como una loquita; no hay estudios profundos y serios acerca de ella.

¿Cuál es el mensaje que busca dejar “La Loca Margarita” a los colombianos?

Bueno, como lo he venido diciendo, es una reflexión de país y, sobre todo, de la importancia de conocer nuestra historia para tratar de no repetirla. Reflexionar sobre esa “locura cotidiana”, la sinrazón de la razón que se apoderó de este país.

¿En qué horarios podremos ver “La Loca Margarita”?

La serie, que se transmitirá por Canal Capital, se estrena el lunes 18 de febrero a las 9:30 p.m. Durante cada día de esa misma semana, a la misma hora, se transmitirá un capítulo original, hasta el viernes 22. El domingo 24 habrá una gran maratón con todos los capítulos, a partir de la 1:00 p.m. y el último capítulo será el lunes 25 de febrero, también a las 9:30 p.m.

Sobre la producción: ¿en qué lugares del país se grabó? ¿Cuántos actores participaron y cuánto duró el rodaje?

El escenario principal es Bogotá, en donde se destacan la Plaza de Bolívar, el Capitolio y un colegio distrital en donde la profe Margarita dicta sus clases. También la Estación de la Sabana, en cuyas bodegas y galpones recreamos la iglesia de Bojayá y el refugio de la profe Margarita. Algunos lugares se recrearon en el camino Fusa-Bogotá, buscando fidelidad. Y otros se recrearon en Chocontá y Honda (Tolima), en donde el río Magdalena fue el escenario que recreó el río símbolo por donde huyen desplazados y vagan los cuerpos y las almas de los muertos de nuestro interminable conflicto armado. Alcanzamos a tener hasta setenta personas cada día trabajando en la producción. El rodaje duró cerca de 25 días.

¿Es más fácil realizar producciones basadas en la ficción o en la historia? ¿Cómo equilibrar estos dos aspectos?

Lo equilibramos construyendo una ficción que aluda a la realidad y viceversa; puede sonar a respuesta de reina, pero es verdad. Más allá de unos datos, lo que nos interesaba mostrar es qué aportan estas historias a la reflexión de país. La historia oficial es complaciente y casi siempre narrada desde los que gritaron: “Tierra, tierra, pero nunca desde los que gritaron: “Barco, barco”.

Todo lo que se encuentra es una mezcla de mito y realidad, datos que si se quieren comprobar con rigurosidad histórica no lo vamos a lograr. Nuestra serie es una serie de ficción, no es documental; entonces nos permitimos muchas licencias poéticas e históricas. Al principio de cada capítulo se advierte que no es un documento histórico, sino la recreación de algunos hechos alrededor de la vida de Margarita Villaquirá. Es más una reflexión histórica, que un documento histórico.

A principios del siglo XX, ya habla de las “fake news”, de lo viral que se puede volver un rumor y lo destructivo que puede ser. Su locura está reflejada en que es una adelantada a su tiempo; un personaje que predice que este país, como dice la letra del famoso tango de Santos Discépolo, “fue y será una porquería en el 506 y en el 2000 también”.

Sentimos que nada ha cambiado en Colombia a través de los siglos; nos seguimos repitiendo constantemente, resolviendo nuestras diferencias de la misma manera, las prácticas de corrupción (aunque ahora más profesionalizadas) siguen estando ahí, el periodismo superficial y de rumor sigue haciendo que se asesine a líderes políticos y sociales, los crímenes y magnicidios siguen permaneciendo impunes; es decir, el país no ha cambiado, y la historia de estas dos mujeres nos permite mostrarlo claramente, Somos el país con mayor número de desplazados internos, con un número descomunal de víctimas de conflicto armado, y la Margarita de hoy, leyendo la historia de la Margarita de principios de siglo, descubre, o mejor, entiende eso. Entonces convierte la lucha en su bandera, porque la cátedra de historia vuelva a las aulas y para esto se asesora de la historiadora Diana Uribe, quien aparece en la serie haciendo de ella misma.

¿Quién es la profe Margarita?

La profe Margarita es una profesora de hoy (siglo XXI) que, al igual que la “Loca” Margarita hace más de cien años, fue desplazada de su territorio, le desaparecieron a su único hijo y su esposo murió en combate. Una líder social, nacida en Bojayá (Chocó), que llega a Bogotá en busca de oportunidades y en su clase de historia descubre que la vida de la “Loca” Margarita es igual a la suya, no solo en al aspecto personal, sino que el país en el que les tocó vivir —a pesar de que ha pasado más de un siglo— sigue manteniendo las mismas dinámicas políticas, sociales y económicas, y las mismas estructuras y juegos perversos en el poder político, en donde están presentes la corrupción, las falsas noticias, los rumores y los juegos del poder, y la clase dirigente busca mantenerse en el poder a costa de lo que sea, pues su historia es muy parecida a la que viven hoy los miles de desplazados y víctimas. Además, es un personaje con riqueza dramatúrgica, un personaje y una historia con matices y curvas dramáticas muy interesantes para un relato cinematográfico y audiovisual.

840225

2019-02-17T21:00:00-05:00

article

2019-02-17T22:05:59-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Un chat con...

“La loca Margarita” llega a la televisión con Néstor Oliveros como director

81

8013

8094

 

últimas noticias