El peruano ha sido actor, director, músico y perfumista

La versatilidad de Christian Meier

En su adolescencia llegó a la música y pensó que sería diseñador gráfico, pero terminó frente a una cámara protagonizando novelas para toda Latinoamérica. A sus 47 años acaba de estudiar dirección de cine y lanzó un cortometraje.

Christian Meier tiene tres hijos: dos mujeres, que viven en Perú, y un hombre, que estudia actuación en Los Ángeles. / Cortesía Ésika

Acaba de dirigir un cortometraje en Los Ángeles.

En el último año me fui a estudiar dirección a Los Ángeles y filmé una película que se llama Terminal, de la que mi hijo mayor es el protagonista. Es un cortometraje que ganó varios festivales en el mundo y fue mi diversión del año pasado. Me la he pasado entre Perú y Estados Unidos, en un año sabático, viajando con mi familia, escribiendo y preparando el proyecto Vibranza, la fragancia que acabo de lanzar con Ésika.

¿Cómo se dio que su hijo mayor también se convirtiera en actor?

Fue una sorpresa, porque creímos que él iba a ser músico, eso es lo que manifestaba. De hecho, durante un año estuvimos buscando universidades en Estados Unidos para estudiar esa carrera y de un momento a otro dijo que quería ser actor. Terminó la escuela y cuando cumplió 18 años se fue para Los Ángeles.

Usted también al comienzo fue músico, a los 16 años.

Empecé en la música y como diseñador gráfico. Me gradué de esa carrera, lo estudié al estilo old school, cuando no existían las computadoras y era todo a mano. La disfruté mucho, pero previo a terminarla sabía que no la iba a ejercer porque quería algo más dinámico, algo que me moviera y me cambiara de escenarios.

¿Le sirvió de algo haber estudiado diseño gráfico?

Hasta el día de hoy creo que te da un sentido de la estética en general para todo. Tuve una formación artística que me ha servido para el resto de las cosas que he hecho en la vida.

Hay dos novelas en Colombia que lo marcaron: “La tormenta” y “El zorro”. ¿Qué recuerda de ellas?

Y Doña Bárbara también. Recuerdo que me divertí mucho porque fueron producciones atípicas, en las que me pasé más de dos años montado en un caballo. Terminé incluso con una deformación en la espalda de tanto cabalgar. Son novelas que disfruté, porque de alguna manera eran de historias clásicas, pero que modernizamos y logramos comunicar de una forma más coloquial. Disfruté mucho estando entre Girardot, La Dorada, Honda y Villa de Leyva.

¿Cuál de las tres le gustó más?

La tormenta. Probablemente porque fue la primera y porque pienso que había más recocha en esa. Creo que todos la disfrutamos más, fuimos casi el mismo equipo que hizo las tres, pero La tormenta tuvo algo especial, y es una de las producciones que recuerdo más hasta el día de hoy.

¿Cómo logró resolver su problema de espalda?

En El zorro y Doña Bárbara tenía que andar a caballo. Luego empezaron los problemas y hasta el día de hoy duermo con almohadas debajo de mis piernas. Creo que me enderecé, nunca más he tenido inconvenientes con mi espalda, pero tampoco he montado a caballo.

Perfumista, músico, actor y ahora director. ¿A qué se debe tanta versatilidad?

Probablemente a que soy muy inquieto y curioso, pero no creo que vaya más allá de esos rubros. Fueron cosas que me fueron llevando de una a otra. La música me llevó a la actuación, ésta a la dirección y, al ser una marca conocida, llegó un momento en el que quise explotar mi nombre en proyectos que fueran realmente necesarios y pudieran aportar a los caballeros. Así llegó mi unión con Ésika, con quienes he tenido colecciones de fragancias, relojes y lentes de sol. Hay muchos planes.

Su mamá fue Miss Universo. ¿En su carrera lo marcó que ella hubiera sido reina?

Me marcó de alguna manera, que cuando tenía 17 años y salí a los medios la generación anterior tenía muy presente a mi madre, más que las nuevas de ahora. Los medios tenían mucha curiosidad por saber quién era ese niño que tenía un grupo musical y se convirtió en actor. Fui forjando mi propia carrera y ahora, en tanto la conocen, ya le preguntan es a ella si es la mamá de Christian Meier.

 

742931

2018-03-06T22:00:00-05:00

article

2018-03-06T22:14:15-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Un chat con...

La versatilidad de Christian Meier

34

4162

4196

Temas relacionados