Las apuestas de liderazgo de Ismael Cala

El presentador, conferencista, coaching y creador de una propuesta de autoestudio para vivir mejor habló sobre su gira y el “Método Cala”, programa que busca presentar a nivel mundial. Estará en Barranquilla, Cali y Medellín con su gira “Despierta con Cala 2017”.

Ismael Cala tuvo su propio programa en CNN. / Archivo personal

Viene para Colombia. ¿Qué va a presentar?

Estaré en Barranquilla, Cali y Medellín con la gira “Despierta con Cala 2017”, basada en mi libro que tiene el mismo nombre, pero con contenido diferente sobre la arquitectura del ser para despertar y elevar nuestra conciencia. Tenemos que saber qué pasa con la vida de un ser humano desde que nace hasta que muere. Hice siete pasos que forman parte de la vida, en todos los lugares que lo hemos presentado ha sido muy ilustrativo para la gente.

¿Qué lo motivó a comenzar un movimiento sobre liderazgo?

Reportando todos los días a través de CNN -una cadena que está al tanto de lo que pasa en todo el mundo, sobre todo de América Latina- me di cuenta de que muchos de los temas que me tocaba tratar se podían erradicar porque eran situaciones subjetivas e inventadas desde el ego de los seres humanos que creamos ideologías, política y religiones que nos separan. Al final todos son temas de conciencia.

¿Cómo se preparó para convertirse en conferencista y coaching de liderazgo?

Tuve dos etapas. Entre los 15 y 30 años fue un período intuitivo y empírico en el que estudiaba la biografía de personas que admiraba y buscaba qué hicieron para llegar a donde están. Hasta los 30 años tuve una formación académica formal y estando en Canadá comencé a buscar maestros. Estos últimos cinco años han sido con una formación académica profunda, muchas escuelas de pensamiento, un poco de psicología y preparación neurolingüística.

Creó el “Método Cala” para ayudar al desarrollo personal. ¿Cómo comprobó que funciona?

Funcionó en mí, teniendo una mente que heredó una neuroquímica del cerebro bastante complicada. Vengo de una familia avergonzada del suicidio por ahorcamiento y la esquizofrenia diagnosticada tardíamente; tenía esa herencia, la abrazo y la celebro. Este método me invitó a mí a revisar mis propios paradigmas, cambiar todas mis paranoias inventadas para entender el para qué de las cosas.

¿Cuál es su definición de liderazgo?

Vivir para servir y ayudar a otros a crecer desde una conciencia abierta que se entrega al bienestar del otro. Todo líder debe tener eso claro, que vino a aprender y a compartir lo que sabe para hacer crecer a otros.

Usted también habla del autoestudio. ¿Qué es?

Nuestros sistemas de educación formales, institucionalizados, han preparado al individuo con todo lo que necesita supuestamente para conquistar el mundo exterior al que se va a enfrentar. Poco nos han enseñado de nuestro mundo interior, las herramientas que debemos comenzar a manejar desde la niñez. Empezar a entender por qué nos da rabia o envidia cómo controlamos los celos y no perdemos la cabeza. Hay muchas cosas que deberían educarse hacia dentro desde la niñez.

Comenzó en la radio a los 8 años. ¿Cómo fue ese primer encuentro?

Fue un día maravilloso. Gracias a que logré vencer mi timidez. Llegó una señora a mi salón a preguntar quién quería leer en voz alta para pertenecer al círculo de locutores infantiles de la emisora, levanté la mano con temor, pero ella logró ver mi muñeca medio alzada. En Cuba le llamaban a eso círculo de interés vocacional, donde diferentes profesiones y oficios se llevaban a las escuelas para hacer grupos de niños a quienes nos enseñaban cómo hacerlo.

Condujo su propio programa de entrevistas en CNN. ¿A usted qué le dejó “El show de Cala”?

Fue el momento culminante de mi carrera como profesional, el resultado de muchos años en CNN, donde empecé como pasante en 2001, fui freelance y finalmente me mudé a Atlanta en 2009, hubo un cambio de programación y surgió el espacio. Fue una gran universidad para la vida, poder entrevistar todos los días a personajes con todo tipo de profesiones y orígenes. Eso no tiene precio.