Luis Alfredo Jiménez: “Hay canciones inéditas de mi abuelo”

Este heredero de la tradición de José Alfredo Jiménez presenta en Colombia un espectáculo en el que se mezclan temas interpretados con mariachi y canciones acompañadas por banda sinaloense. Se presenta hoy y mañana en Bogotá.

Luis Alfredo Jiménez, nieto del compositor de “El rey”, se presenta hoy en el Teatro ABC. Cortesía

El 23 de noviembre se conmemoraron 45 años de la muerte de su abuelo José Alfredo Jiménez, ¿cómo fue ese día en su familia?

Ese día precisamente nosotros tuvimos un gran concierto en Guadalajara y ahí realizamos el homenaje para mi abuelo. Hicimos allá un montaje similar al que trajimos a Colombia en abril pasado. En Dolores Hidalgo, su ciudad natal, le hicieron otra serie de tributos hermosos, porque a él lo festejan en toda América Latina.

¿Cómo será el montaje que se va a realizar en el Teatro ABC en Bogotá?

Teníamos que hacer algo diferente y por eso estructuramos un show que incluye mariachi y banda sinaloense en vivo. Yo estaré acompañado en la parte vocal por Mónica Rivas, una cantante mexicana de una importante trayectoria. La vez pasada nos dimos cuenta de que la gente quería más música y no tanto recurso audiovisual, así que yo contaré un par de anécdotas, pero el fuerte será la cantada.

Para usted, ¿la música de José Alfredo Jiménez se percibe distinto con banda o con mariachi?

Ambos formatos son muy utilizados en la música de José Alfredo Jiménez. La banda tiene un sonido particular por el sonido de la tuba y mi abuelo grabó junto a la banda El Recodo, y nosotros quisimos traerles a los colombianos un movimiento del que sabemos que disfrutan mucho.

Jiménez no tenía estudios académicos de la música, él componía silbando. ¿Cómo se hacían esas adaptaciones para los formatos que acompañaban a su abuelo?

Contaba su amigo Rubén Fuentes que él le decía: “Yo esta canción la quiero cantar de esta manera” y decía: “... me cansé de rogarle” y de una vez se sabía de qué manera debían ir los violines o la banda. Los arreglos eran muy urbanos.

¿Usted en cuál formato se siente más cómodo, en mariachi o en banda?

Me siento muy cómodo en ambos formatos. La verdad es que los músicos colombianos son mucho menos caprichosos que los mexicanos. Aquí ellos se transportan a mi tono sin inconvenientes, así que me siento muy bien con mariachi y con banda.

¿Por qué logró José Alfredo Jiménez cantarles con tanta propiedad a los públicos de toda América Latina?

Él fue profeta en su tierra, pero también fue profeta por fuera. Creo que aprovechó muy bien las giras, porque durante ese tiempo componía y trataba de reflejar lo que veía en tierras foráneas. Después de muchas décadas le siguen grabando.

¿Hay material inédito de su abuelo?

Sí hay material inédito, pero con esas canciones es difícil porque la gente no va a creer que es una composición original suya. Nosotros tenemos muchas cartas y canciones escritas de puño y letra por mi abuelo.

¿Por qué empieza a cantar usted?

Yo terminé la universidad y pusimos un negocio familiar en el que yo era el cantinero, el gerente y el mesero. Ahí había un escenario y la gente me decía que tenía que cantar temas de mi abuelo y así empecé. Al comienzo me daba mucho miedo, pero ya me acostumbré a que ese es mi oficio.

¿Cuál es su canción favorita de José Alfredo Jiménez?

Mi favorita es el corrido del Perro negro, porque fue la primera canción que me dejaron cantar en un teatro y ese tema me abrió las puertas de toda América Latina.