Lunay, el líder de la nueva generación del reguetón

Con 19 años y uno como solista, el puertorriqueño ha cantado con Ozuna, Daddy Yankee y Bad Bunny. Los productores Chris Jeday y Gaby Music lo comenzaron a representar luego de ver sus videos, en los que improvisaba.

El video de la canción “A solas”, del puertorriqueño Lunay, tiene más de 158 millones de reproducciones en Youtube. / Cortesía
El video de la canción “A solas”, del puertorriqueño Lunay, tiene más de 158 millones de reproducciones en Youtube. / Cortesía

De pequeño sus dos pasiones eran el fútbol y la música. ¿Por qué decidió inclinarse por esta última?

A medida que les mostraba a las personas que me rodeaban mi talento, pude notar que era algo que me llenaba más que lo que sentía al practicar fútbol. Jugaba de delantero.

¿Qué artistas del género urbano fueron su inspiración en esos primeros años?

Fueron muchos referentes, pero el mayor fue Daddy Yankee. Fue uno de los que me impulsó a querer hacer lo que estoy haciendo y darle buena música a mi público.

A los 15 años empezó a grabar videos cortos haciendo “freestyle”, y los subió a Facebook. ¿Cómo recibió la acogida del público esta iniciativa?

Demostré mi talento a través de Facebook y, a medida que pasaba el tiempo y lanzaba videos, los espectadores seguían subiendo. Eso fue un buen medidor para mí, pude saber que a la gente le estaba gustando lo que hacía y que lo estaba haciendo bien. En ese momento vinieron muchas personas de la industria de la música y se acercaron a ofrecerme propuestas. Gracias a Dios terminé de la mano de Gaby Music y Chris Jeday, que son productores de Ozuna, Anuel, Daddy Yankee y otros artistas reconocidos.

¿Por qué en su tema “Un panda diferente” decidió criticar al hombre malo que esta industria trata de vendernos en algunas ocasiones?

Toda mi familia es cristiana y creo que esta canción la hice con un buen mensaje. Lo hice, quizás, hablando en primera y tercera persona para poder llevarle un mensaje a los jóvenes. No me quiero contradecir, siento que a veces las letras pesadas hacen parte de una cultura y a veces no plasma lo de la vida real. El género urbano es una cultura, hay freestyle con una letra dura pero no quiere decir que lleven un mensaje personal.

¿Cómo ha sido desarrollar el “freestyle”? ¿Por qué sabe improvisar?

Cada persona tiene un don que Dios le mandó. Creo que ese chip vino en mí. Tengo la habilidad de decir las palabras rápido y que rimen una con otra.

Con su éxito “Aparentas” consiguió ser escuchado y contratado por los productores Chris Jeday y Gaby Music. ¿Qué significó con solo 18 años trabajar con los productores más emblemáticos del género urbano?

Para mí significó mucho, porque vi a varios jóvenes con el mismo sueño. Las oportunidades en mi país y para las personas jóvenes son escasas. Que se me diera a mí lo tomé como una bendición de Dios. Estoy muy contento y agradecido con este reto.

¿Por qué después de firmar el contrato con ellos decidió cambiarse el nombre a Lunay? ¿Qué significa?

Una vez firmamos el contrato teníamos que salir con un sencillo. Decidimos cambiar el nombre para no salir al escenario como Jefnier Osorio Moreno y no chocara. Buscamos algo un poco más claro. En este momento Lunay no tiene un significado como tal, la definición queremos que la den los fanáticos y fanáticas por cómo me vean a mí. Lunay es como tú lo veas.

¿Qué tanto ha cambiado el género desde que está en él?

Ha cambiado mucho. Antes lo marginaban y criticaban por las letras que eran explicitas, pero a medida que ha pasado el tiempo hemos evolucionado. Un ejemplo es Anuel AA, todos han criticado sus letras y ritmos, pero él cambió su visión y está en lo comercial. Todos, quizás, comenzamos tirando música con flow de calle, pero si queremos pasar el género urbano a otro nivel tenemos que evolucionar.

¿Qué representó para usted que uno de sus primeros sencillos ya como “Lunay” tuviera la colaboración de uno de los grandes exponentes del género como “Ozuna”?

Para mí significó mucho, porque es mi artista favorito. Lo sigo diciendo ha sido una bendición tras otra. Además, Rauw Alejandro y Lyanno, que son exponentes de mi generación de Puerto Rico, son tremendos artistas. Fue una gran experiencia y oportunidad. Me abrió muchas puertas.

¿Sigue jugando fútbol, siendo modelo? ¿O lo dejó de lado totalmente?

Me sigo haciendo sesiones de fotos para que las babys me vean en Instagram. Sigo jugando fútbol con mis compañeros, ya no en un club porque quizás es muy comprometedor por el tiempo tan limitado que tenemos en la industria musical. A veces me hace falta jugar fútbol.

El remix de “A solas” tiene más de 158 millones de vistas. ¿Cómo fue el proceso de creación de este sencillo? ¿En qué se inspiró?

Surge de un proceso creativo. Lo hice para que la gente lo disfrute, lo goce y para que los hombres que estén en la discoteca en busca de una mujer se la dediquen. La grabé con Lyanno, y ese tema fue una carta de presentación. Al ver el boom que tuvo el sencillo, Anuel, Brytiago y Alex Rose se interesaron en realizar un remix.

¿Qué significa para usted que a un año de su lanzamiento como solista sea considerado como el artista que líder la nueva generación del género urbano a nivel internacional?

Me siento agradecido por las personas que dicen eso. Sinceramente siento que estoy trabajando para serlo todos los días. Creo que es una gran responsabilidad, porque nosotros somos el futuro y somos los que le abrimos paso a los jóvenes que vienen detrás de nosotros. Yo me quiero encaminar, hacer todo bien para lograr que las próximas generaciones nos sigan los pasos responsablemente.

¿Quiénes más son parte de la nueva generación del reguetón?

Sech music, de Panamá, Rauw Alejandro, Lyanno, Manuel Turizo y otros que me quedan por fuera.

Con “Soltera” logró llegar a otros países de América Latina como Colombia. ¿Cómo fue cantar junto a uno de los precursores del género urbano como lo es Daddy Yankee?

Soltera la hice con el objetivo de que todas las mujeres que se sienten solas o quizá no tienen una compañía no se limiten, que salgan a la discoteca a rumbear. Creo que eso fue lo que tuvo un gran impacto en la sociedad. Artistas como Daddy Yankee y Bad Bunny tienen la visión y saben lo que ese tema puede dar y, por eso nos pusimos en contacto y me dieron la oportunidad de hacer un remix. La noticia del éxito de la canción y del remix me tomaron por sorpresa. Esos días de grabación fueron los mejores de mi vida. Hicimos el video, lo lanzamos y ya tiene más de 114 millones de vistas en dos semanas y media.

¿Qué aprendió en ese proceso con ellos

Aprendí a meditar, a tener paciencia y a no forzar las cosas, que surjan orgánicamente. Me dieron muchos consejos, como que no me desenfoque y que recuerde siempre, al crear canciones, la responsabilidad que tengo con las futuras generaciones.

Ha hecho remix con varios artistas. ¿Con quién más le gustaría cantar?

Quiero trabajar con muchos artistas. De Colombia con J Balvin, Maluma y Karol G. También quiero saltar al mercado norteamericano, hacer duetos con Justin Bieber, Drake, Rihanna, entre otros.

¿Qué le dejó su reciente paso por Colombia?

Me dejó una vibra muy grande. No vine con bajas expectativas, sin embargo, superaron todas las que tenía. No me esperaba ese recibimiento tan grande en el hotel. Me sorprendió muchísimo.

¿Qué proyectos vienen?

Vienen muchas colaboraciones, giras y sencillos. Después de Colombia vienen shows en Guatemala, Chile, Estados Unidos y un mes y medio en España.

¿Cómo maneja las redes sociales?

Soy bien creativo a la hora de subir fotos o videos. Soy el que las maneja para tener un contacto más cercano con la gente.

866433

2019-06-17T21:00:00-05:00

article

2019-06-17T21:00:02-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Un chat con...

Lunay, el líder de la nueva generación del reguetón

54

8115

8169

Temas relacionados