Habla la secretaria de Cultura de Cali

Luz Adriana Betancourt: “El Petronio más que verlo, más que oírlo, es de sentirlo”

Comienza este miércoles en Cali el Festival del Música del Pacífico Petronio Álvarez, que llega a su edición número 22 con novedades en sus componentes pedagógico, estético y musical.

La secretaria de Cultura de Cali dice que la Alcaldía invierte en el Petronio $4.000 millones. Cristian Garavito

¿Qué es lo nuevo de esta edición del Festival Petronio Álvarez?

Vamos a tener una distribución algo diferente en la ciudadela Petronio. Variamos en la parte de las “Artesanías” y la juntamos con la muestra de “Estética, moda y belleza afro” que, además, va a tener una pasarela de exhibición. También novedades dentro del Quilombo Pedagógico y un homenaje a los maestros Baudilio Cuama y José Antonio Torres Gualajo.

¿Qué se tuvo qué mejorar?

El año pasado pusimos las artesanías cerca al escenario musical para atraer público hacia estos stands, pero, el último día, los artesanos ya no podían vender por la cantidad de gente que fue a ver a Choquibtown. Lo mismo pasó con la muestra de bebidas en 2016. Entonces, en esta edición la tarima musical principal estará completamente despejada.

¿Cuántas personas espera recibir el Festival este año?

Somos temerosos en decir la cifra porque la entrada es libre, no hay máquinas de registro y no tenemos certeza. Además, SAYCO me cobra por aforo y no por repertorio; el año pasado pagué $85 millones de derechos de autor con solo SAYCO, sin Acinpro.

Hablemos del Premio a la Memoria y la Reconciliación...

Se trata de un premio que no existía y consiste en resaltar la mejor letra que hable de convivencia. El Pacífico colombiano ha estado azotado por el conflicto, el narcotráfico y grupos armados ilegales de toda clase. Pasamos por un Acuerdo de Paz y queremos que en la letra de sus canciones ellos traduzcan cómo están viviendo hoy.

¿Ha aumentado la cantidad de visitantes a la ciudad durante el festival Petronio Álvarez?

Hablamos del 74 % de ocupación hotelera. Cotelvalle nos decía: “Logramos que durante el fin de semana del Petronio los hoteles se llenaran como si fuera la Feria de Cali”. Es que el Petronio más que verlo, más que oírlo, es de sentirlo, y todos salen diciendo que todo es especial.

¿Cuánto dinero mueve el evento?

La Alcaldía de Cali invierte $4.000 millones para realizar el Petronio Álvarez. Con ese recurso pagamos los gastos de las zonales, la adecuación de 61 cocinas y los otros stands, la instalación de la tarima giratoria, los honorarios de los artistas invitados, los premios de los concursantes (que son $165 millones), hotel y alimentación para estos participantes y demás. Este año, la Organización Internacional de Migraciones (OIM) va a financiar el estudio del impacto económico del Petronio Álvarez, contratado con la Universidad Javeriana.

¿Los precios que se manejan en el festival son regulados?

Es una dificultad. Cuando seleccionamos a los que van a vender bebida y comida, con la Escuela de Gastronomía del SENA, sacamos lista de precios y la publicamos al lado de cada cocina, pero ellos no respetan esos valores y cuando el cliente reclama, le dicen: “Usted verá, es lo que hay”. Siempre los visitantes se quejan por esto.

¿Cuál es la satisfacción más grande que le deja este proyecto?

El reto es no ser inferior a lo que se ha hecho antes, no se puede dejar caer un proceso que avanza. Tengo la satisfacción de implementar la Cocina en vivo. Le pedí al Ministerio de Cultura que nos apoyara en la selección de cocinas, para que fuera por mérito y no por palanca. Mejoramos las condiciones de los músicos, socializamos el reglamento de las zonales antes de las competencias, abrimos zonal Bogotá y tuvimos el índice más alto de inscripción (138). Seguimos demostrando que hay Petronio para todos.