El documental “Urban Outlaw” cuenta su historia

Magnus Walker, el coleccionista de carros Porsche

El británico le escribió una carta a esa marca a los 10 años diciendo que quería diseñar carros para ellos. Ahora, con 50 años, ha coleccionado cerca de 60 vehículos y quiere tener más.

Magnus Walker dejó la escuela a los 15 años y viajó a Estados Unidos a los 19. / Óscar Pérez - El Espectador

¿Cuándo comenzó su gusto por los carros Porsche?

Es una historia muy familiar. Tenía diez años y mi papá me llevó a una pista especial. Conocí los carros y comencé a enamorarme.

¿Por qué a un niño tan pequeño le llamaron la atención los carros?

Tenía un afiche pegado en la pared y un carro más pequeño como juguete. Ahí comencé a soñar que mi futuro tendría que ver con los carros. Esta es una historia común. Muchos niños pequeños sueñan con vehículos, pero a pocos se les cumple ese sueño. Yo nunca me rendí.

¿Qué hizo para no rendirse?

Le escribí una carta a Porsche a los 10 años diciendo que quería diseñar carros para ellos, me respondieron diciendo que los llamara cuando fuera más grande. Compré mi primer carro cuando tenía 25 años, modelo 1974, y representó un sueño cumplido para mí después de 15 años. Desde eso, veinticinco años después, he tenido muchos más carros, pero el primero es el más importante.

Ese fue el primero y después consiguió más. ¿Por qué?

Tengo sesenta carros Porsche en mi colección. Para mí lo mejor es tener un supercarro práctico. Cuando empecé a comprarlos no eran tan caros como ahora, pero sí mucho más asequibles comparados con Ferrari o Lamborghini.

¿Ahora cuántos tiene?

Veinticinco.

¿Qué ha pasado con los otros carros?

Restauro todos los vehículos. Aquellos que están más conectados conmigo decido guardarlos; los otros, los vendo. A veces vendo uno y tengo el dinero suficiente para comprar cuatro más. Mi meta principal es tener un modelo de todos los carros deportivos de Porsche.

¿Qué tan cerca está
de cumplirlo?

Está en proceso. De los carros de motor adelante necesito dos más. De los que tienen motor en el centro me hace falta un Cayman y necesito el 997 y el 991 de la serie del 911.

¿Para cuándo los quiere tener?

No hay una fecha de vencimiento, estoy esperando que el carro me encuentre. Para mí, todas las cosas pasan de forma espontánea. Espero a que sucedan y eso es un reflejo de mi vida.

¿Cuándo volvió a conectarse con la marca?

Hace cinco años aparecí en un documental llamado Urban Outlaw, una producción sobre la historia de mi vida que se volvió viral. Un mes después de que saliera al aire recibí una carta de la marca. Me conocieron, supieron que era un aficionado que coleccionaba carros y que les escribió una carta a los diez años. Todo esto viene de mi pasión, un sentimiento que sale de mis entrañas. Si no hubiera salido el documental, no habría tenido una conexión con la marca. Yo soy sólo un entusiasta.

Hay también un libro sobre usted, “Urban Outlaw”.

Dejé la escuela a los 15 años, viajé a Estados Unidos a los 19 años para hacer realidad mi sueño. La historia del libro y la película es una historia de vida sobre jamás rendirse. Todos tenemos un sueño, pero no todo el mundo lucha por conseguirlo.