María Linares, la voz detrás de las imágenes

Es bogotana, estudió música y trabaja haciendo composiciones para producciones audiovisuales, desde una serie web a un documental, y después de tres años de trabajo comienza su carrera como solista. Su primer disco se llama "Del otro lado".

María Linares Arciniegas estudió música en la Universidad de la Sabana y empezó a tocar piano a los 11 años. / Andrés OyuelaAndrés Oyuela

¿Cómo fue la producción del disco “Del otro lado”?

Fue muy particular, porque quería que en el disco participaran artistas muy cercanos a mí, tanto en la música como en el ámbito personal, pero muchos de ellos no viven en Bogotá, entonces fue un proceso diferente.

¿Quiénes participaron en la producción?

El productor fue Diego Amorocho, un gran amigo. Grabamos en Bogotá las baterías y los bajos, y luego el proceso fue diferente porque las guitarras se grabaron en Medellín con Gerardo Giraldo, y algunos teclados en Nueva York. Finalizamos en Bogotá el resto de la producción con Diego y toda la mezcla la hizo María Elisa Ayerbe, una ingeniera de sonido que trabajó entre Nashville y Miami.

¿Cómo logró coordinarlos para hacer realidad su disco?

Lo logré porque todos son grandes amigos y personas que querían hacer parte del proyecto, pero tardó más tiempo de lo esperado.

¿Cuánto tiempo le tomó la producción de su disco?

Fueron más o menos tres años.

¿Por qué?

Porque lo hice de una forma diferente, como un proyecto paralelo a mi trabajo normal. Hago música para cine y para proyectos audiovisuales, entonces tomó más tiempo de lo esperado coordinar a todas las personas que viven por fuera. Hicimos un trabajo muy minucioso, pues se trataba de mi primer disco. Un trabajo con cariño y por etapas.

“Del otro lado” es el nombre del disco, pero también es una de sus canciones. ¿Por qué eligió que este fuera el nombre de su primer álbum?

Esa canción fue la primera que hice del disco y con ella decidí hacer un álbum completo. Tiene un significado muy chévere porque la letra te hace pensar en el otro lado, en la ilusión que uno siempre tiene de que las cosas al otro día sean diferentes, que por algo muy chiquito todo puede ser mejor.

Hace música para producciones audiovisuales, estudió música, pero no había lanzado un trabajo propio. ¿Por qué se atrevió a hacerlo?

Siento que el disco era una inquietud muy grande que tenía, las canciones ya estaban compuestas y lo que hacía falta era ponerme la meta de producirlas y grabarlas de la forma que quería. Siempre he escrito canciones, era algo pendiente en mi proyecto artístico, porque el resto del tiempo creo en función de un contenido específico. Esta soy yo, María Linares, como artista.

¿Cómo es eso de estudiar para crear música para proyectos audiovisuales?

Cuando empecé a estudiar música me di cuenta de que una de las cosas que más me gustaban es la composición. Me encanta el cine y la sensibilidad de las imágenes. Decidí dedicarme a eso, estudiar música para cine, algo que te obliga a estar alerta de la imagen y la historia para poder crear en función de una producción audiovisual.

¿Cómo es el proceso de composición?

A veces es con un primer corte de imágenes para empezar a componer y otras uno se puede vincular al proyecto desde el inicio, entendiendo la historia desde el principio para empezar a crear. He trabajado para documentales, cortometrajes y series web como Susana y Elvira, Nickelodeon y producciones de Telemundo.

¿Se queda con componer para ser solista o para producciones audiovisuales?

Difícil esa pregunta. Creo que componer.

¿Componer para qué?

Para lo que sea. En estos momentos mi prioridad es mi proyecto, pero mientras pueda componer mil canciones más soy muy feliz.

Temas relacionados