Mariana Gómez, loquita por la actuación

En la novela "Loquito por ti", emitida por Caracol Televisión, la actriz tuvo la oportunidad de debutar con su primer protagónico.

Mariana Gómez debutó como actriz en la novela “La reina del flow” y ahora es la protagonista de “Loquito por ti”. / Cortesía

¿Cómo construyó usted el personaje de Daniela?

Desde el primer momento en el que leí el guion del personaje, yo me dije: “Tengo que ser ella”, porque tiene mucho de mí. En primer lugar, Daniela es paisa al igual que yo, su vida ha sido la música y para mí también, y sus sueños son prácticamente mis sueños. La preparación fue más en términos de voz, porque ella es un personaje muy dulce e inocente, yo soy un poco más dura y cuando hablo se escucha más tosca mi voz. Otro gran reto fue utilizar el lenguaje de la época y no el actual, porque como la novela se desarrolla más o menos en los 60, yo tenía que hablar el paisa que se hablaba en esa época.

¿Qué siente que ha cambiado en cuanto al lenguaje paisa actual?

Muchas cosas, es muy distinto. Mis referencias fueron las hermanas de mi abuelo, que fueron jóvenes justo en esa época y ellas hablan muy diferente a como habla uno. Hoy en día se utilizan muchas palabras que en ese tiempo no se usaban: “parce” no se usaba, “chévere” tampoco, “súper” sí que menos. Ellas en su tiempo hablaban más raizal, nosotros hemos adoptado varios anglicismos, “spanglish” y cosas de otras regiones, mientras que nuestros abuelos tienen un vocabulario más de campo. Hay frases que uno ya no usa, como por ejemplo “vaya pues, pero con bastante fundamento”; eso lo dicen los abuelos.

¿Cuáles fueron los retos más grandes de interpretar a Daniela en “Loquito por ti”?

El reto más difícil no fue tanto en cuanto al personaje, sino en cuanto al trabajo, porque ha sido el más importante que he hecho en televisión. Es un protagónico y muchas veces las personas tienen la oportunidad de prepararse antes con otros personajes y ve cómo se manejan los tiempos y las horas de grabación, pero yo llegué de una a este personaje sin haber vivido nada de eso antes. Pocas personas saben que yo grabé primero Loquito por ti y después La reina del flow; entonces este fue realmente mi primer trabajo grande. El reto más grande fue acoplarme al lenguaje y al ritmo, pero la verdad es que amé mi primer protagónico.

¿Cuáles fueron los momentos que más disfrutó a la hora de hacer la novela?

Todo. Esta es una de las pocas producciones en las que se graban varias escenas con mucha gente a la vez, y cuando grababa con Los Latinos era muy gracioso, porque nos volvimos muy amigos, casi como una familia, así que molestábamos y recochábamos. Lo otro que disfruté bastante fue cantar. Manuel Peñalosa con Andrés Peláez, que fue el director musical, se unieron en esa decisión de que Daniela no solo tocara el piano, sino que también cantara. Andrés compuso unas canciones divinas originales para la serie, que las verán más adelante, y la verdad no le puedo pedir más a la vida. Si yo estoy actuando y cantando, estoy plena.

En este personaje usted engloba sus dos pasiones: la actuación y el canto. ¿Para usted fue fácil complementar estas disciplinas o representó un reto?

Hacer eso es lo que he soñado toda la vida, porque estudié teatro musical, así que yo no veía la hora de poder hacer ambas cosas al tiempo, llevaba toda la vida soñándolo y proyectándolo, y por fin poder hacerlo es una de las mejores cosas que me han pasado.

Entonces su crecimiento profesional con este proyecto fue muy significante...

Total, es como cuando uno hace la práctica de la carrera, que le permite a uno vivir la experiencia y aplicar todo lo que se aprendió, y esta fue mi oportunidad para hacerlo. Para mí, este proyecto englobó todo lo que fueron mis últimos seis semestres de universidad; fue un aprendizaje que ni siquiera puedo describir con palabras. Actualmente me siento mucho más fuerte y segura, tengo más claridad de cómo funciona todo este mundo de la televisión, y fui la más afortunada de tener los compañeros que tuve; son un gran equipo.

 

 

últimas noticias

Nathan Fillion: “Soy el tipo más suertudo”