Teatro Municipal Enrique Buenaventura, en Cali

Noventa años trabajando por la cultura

El 27 de noviembre de 1927 un grupo de caleños inauguraron un espacio cultural para la capital del Valle del Cauca. Hablamos con Patricia Alaeddine, directora del recinto.

Patricia Alaeddine es magíster en estudios políticos. /Luis Felipe Cárdenas.

¿Cuál fue la primera obra con la que inauguraron el teatro?

La primera fue El trovador, de Giuseppe Verdi, con la compañía Bracale, en el recién creado Teatro Municipal de Cali el 27 de noviembre de 1927. Ha habido muchos temas en torno a las fechas, porque unos escritos que hemos estudiado y verificado están entre las fechas de 27, 29 y 30 de noviembre. Pero el acuerdo municipal salió el 27 de noviembre de 1927, entregando un teatro para la ciudad, el Teatro Municipal de Cali.

¿Cómo se concibió la idea de regalarle este espacio a Cali?

Una década antes se iba trabajando en torno a un teatro de las connotaciones de los europeos y como el Colón aquí en Colombia. Cuando vino una compañía española para llevar unas actividades en el suroccidente del país pensaron en Cali, viéndola como una ciudad futurista, de mucho desarrollo. Esa búsqueda ilusionó a un grupo de líderes y, finalmente, les dijo que no se podía presentar en ninguna parte porque no existían las especificaciones de un teatro en cuanto a lo técnico, entonces se descartó. Esa enorme ilusión de no tenerla hizo que este grupo de líderes, encabezado por Manuel María Buenaventura, empezaran a trabajar diez años atrás de 1927 todo el tema de cómo tener un teatro.

¿Construyeron este espacio o con base en una edificación la transformaron en un teatro?

Esta casa era de una familia. Aquí cerca estaba una galería y el centro de Cali, luego pasó a ser de la Gobernación y luego la Gobernación hizo un negocio con la Alcaldía, en la que canjearon un predio de la Alcaldía que tenía en la Plaza Caicedo por este espacio. Se fue mejorando la casa para el teatro pero en una época fue una sala de cine, en otra se hacían matinés para los niños, también hay apócrifos que decían que esto era un lugar donde reposaban leprosos. Mucho se ha escrito del Teatro Municipal.

¿Quiénes fueron los que adaptaron la casa en un teatro?

Eso fue un grupo de arquitectos italianos, los Ramelli, y unos arquitectos colombianos también. De hecho, la arquitectura que tenemos adentro es de influencia italiana. Los antepechos son de la casa Laffout (Lefout) de Paris, porque se trató prácticamente de que quedara ese híbrido europeo. El fresco es de Mauricio Ramelli. Ellos hicieron mucho porque venían con el tema de explorar y obviamente en esa época todo era por descubrirse con los adelantos en Europa.

¿Tuvieron algún referente en Europa como La Scala de Milán o alguno de París?

Este tiene referencia del Teatro de San Carlos de Italia. Fue muy referenciado, incluso el plafó no es una réplica, pero sí es muy parecido al que tiene el San Carlos y tiene la misma connotación que es con los ángeles, con el tema de la ciudad, un tema de un cielo. Todo eso lo hizo Mauricio Ramelli. Se trató de hacer una copia en las condiciones económicas y en la estructura que teníamos nosotros en Cali para hacerlo. Ese es un teatro que le caben 2.500 personas, nosotros tenemos 1.021butacas.

¿Qué grandes figuras han pisado el escenario del teatro?

Aquí han desfilado los grandes del mundo y lo que hemos conservado es el estilo clásico de las producciones artísticas de ese nivel. Algunos de ellos son la Orquesta de Nueva York; Alicia Alonso, la bailarina cubana; el maestro Francisco Vergara Sardi, que es uno de los grandes de las voces líricas; Zoraida Salazar; Betty Garcés que viene ahora para la celebración de los 90 años; Rosita Rodrigo; Claudio Arrau, él fue quien reinauguró el teatro en 1954; Tamara Platónovna, que fue una reconocida bailarina rusa en su época; Carmen Amaya, otra bailarina cubana; la Mesa Verde de Kurt Joss; el Teatro Negro de Praga; Marcel Marceau; el Teatro Ruso; el Ballet de Berioska que ha venido varias ocasiones con su elenco; Conchita Piquer; los Niños Cantores de Viena han repetido varias veces; este año tuvimos a David Larible, entre otros.

Cuando usted dice que hubo una reinauguración en 1954 pararon la actividad unos años.

El teatro nunca paró, pero como los recursos para el tema cultural en la época eran muy complejos. Entonces lo que se hacía era el mejoramiento, en ese entonces no se usaba la palabra preventiva pero sí trataban de conservarla para que toda la construcción que se había hecho se mantuviera. Eso fue la reinauguración y en la reinauguración es donde se cambia el tema del escenario, le dan alta visión, manejan el tema de la tramoya, mejoramiento de las luces y así empieza un nuevo ciclo en toda la parte técnica del teatro.

¿Qué ha significado el teatro para Cali?

Ha servido para el desarrollo de las artes en toda su dimensión, el posicionamiento como ciudad en donde se pueden presentar grandes producciones artísticas, reconocimiento a través de los artistas internacionales que visitan permanentemente nuestro teatro refiriendo en sus países como una joya patrimonial, como plataforma de nuestros talentos que se forman y se presentan en este escenario y que, posteriormente, están en los grandes teatros del mundo.

¿Cómo hacer desde las ciudades intermedias para acaparar la cuota artística que llega a Bogotá?

He analizado lo que corresponde al acuerdo nuestro, cuando uno tiene una bolsa de dinero o un aporte adicional que le permite traer las producciones que llegan a Bogotá, para llevarlas a Cali, Barranquilla o Medellín, por ejemplo, y hacer de que ese costo que ya lo han asumido esos grandes teatros, pues se mitiguen y podamos nosotros colocar el resto que corresponde a lo que es transporte, honorarios, entre otros. Es la única manera, pero eso tiene que ser un acompañamiento empresa privada y Gobierno.

¿Cómo celebrarán los 90 años del teatro?

La ministra de Cultura, quien es caleña, quiso que con el Teatro Colón se celebraran los 90 años de la zarzuela con Cecilia Valdés, que es una producción que hizo el Colón. Nosotros, además, tendremos un Gala Lírica que va a presentarse el 26 de noviembre a las 5 p.m. La celebración va a estar por todo lo alto como se lo merecen Cali y el Teatro Municipal.