NICKO GUERRERO, MÚSICO

Un colombiano en el Berklee Global Jazz Institute

El artista, que ganó una maestría en música contemporánea en el instituto de jazz más prestigioso del mundo, prepara el lanzamiento de su álbum “Pura bulla”.

Nicko Guerrero enfoca su interpretación, composición y enseñanza como herramienta holística para construir un cambio social. Cortesía

Desde que se fundó el Berklee Global Jazz Institute, cada año un sin número de músicos audicionan para ganarse una beca completa y poder formar parte del instituto de jazz más prestigioso en el mundo. ¿Cuál fue su proceso para ganársela?

Tuve que grabar dos temas obligatorios que ellos piden y otros dos de libre elección. Me dediqué a componer canciones exclusivamente para la audición.

Ha ganado becas en varias instituciones, incluyendo el Conservatorio Souza Lima, en Brasil, y el Conservatorio de Artes del Caribe, en Puerto Rico. ¿Qué fue lo último que hizo antes de ganarse esta beca?

Estudiaba educación musical. También, tocaba y grababa con varios grupos musicales de diferentes géneros y estilos.

¿Qué diferencia hay entre el Berklee College of Music y el Berklee Global Jazz Institute?

El Berklee Global Jazz Institute es parte de Berklee College of Music, es prácticamente el instituto de jazz de tan reconocida institución musical. El enfoque de Berklee College of Music es el estudio del jazz y la música que ha surgido a partir de la diáspora africana. El BGJI (Berklee Global Jazz Institute), además del estudio de la música desde la perspectiva del jazz, fomenta y enseña el poder que tiene la música para impactar de buena manera sobre la sociedad.

¿Qué experiencias se viven en el Berklee Global Jazz Institute a nivel personal y profesional, teniendo en cuenta que es el único colombiano?

Es increíble encontrar a gente de otras culturas, aprender de sus costumbres y música. Todo el conocimiento que he aprendido es algo que jamás hubiera pensado obtener de otro lugar. Como colombiano es un privilegio único, además es una responsabilidad inmensa, ya que es un espacio donde puedo compartir y resaltar lo positivo que tenemos en Colombia, algo que puedo hacer a través de la música.

¿Qué se siente estudiar en un lugar donde leyendas como Wayne Shorter, Danilo Pérez, John Patitucci, Terri Lyne Carrington, Dave Liebman y Joe Lovano han estado?

Estoy muy feliz, ya que todos ellos son músicos que he admirado durante mi carrera, y ahora son mis mentores, incluso estar aquí con ellos se siente como estar en familia. Además de enseñarme y a crecer como músico, he aprendido que desde la música puedo ser mejor humano cada día e impactar de buena manera en algo que beneficie el mundo que vivimos hoy en día.

¿Qué tan complicado es darse a conocer como baterista en la industria musical?

No es sencillo mostrar un proyecto en solitario. Creo que es igual de complicado como sucede con los otros artistas, incluso con otras profesiones diferentes a la música. Esta carrera no es fácil, pero si trabajas bastante las cosas que deseas van a llegar. La música es bastante agradecida. Siendo baterista es algo curioso, porque siempre me he dedicado a tocar y a aprender diferentes géneros musicales, y ahora que estoy próximo a lanzar mi álbum titulado Pura bulla, el trabajo ha sido arduo, pero todas estas experiencias en la industria musical, con diferentes tipos de artistas, me ha enseñado y ha aportado en la producción de mi música. El proyecto musical ha tenido buena acogida, espero compartirlo en varios países del mundo.

896422

2020-01-13T21:00:00-05:00

article

2020-01-13T21:00:01-05:00

mahernandez_262000

none

Redacción un chat con...

Un chat con...

Un colombiano en el Berklee Global Jazz Institute

49

3431

3480