Dice que, más que estar a la moda, hay que tener un buen estilo

“Uno cuenta historias con la ropa”: Juan Carlos Giraldo

El periodista especializado en moda habla de su participación en Expoimagen Colombia 2019, un congreso internacional de imagen personal y empresarial que se llevará a cabo el 23 de mayo en Cabaret, Bogotá.

Juan Carlos Giraldo también es presentador del programa “La red”, del Canal Caracol. / Cristian Garavito - El Espectador
Juan Carlos Giraldo también es presentador del programa “La red”, del Canal Caracol. / Cristian Garavito - El Espectador

¿Sobre qué hablará en su conferencia de Expoimagen Colombia?

Hablaremos de la importancia de tener una buena imagen personal en todos los ámbitos de la vida. Mi charla va a estar enfocada en la tendencia 2019. Siempre he creído que uno no debe ser esclavo de la moda. Ese es el peor error. Más que estar a la moda es tener un buen estilo personal que te haga sentir cómodo y que te proyecte como una persona de éxito.

¿Qué esperan que ocurra cuando la gente salga de Expoimagen Colombia 2019?

El objetivo de este evento es que la gente se vaya de allí con herramientas. Que sepan cómo se deben vestir para una entrevista de trabajo o para un primer día laboral. Lo ideal es generar una buena recordación. El trabajo es un templo y es un sitio donde uno pasa gran parte de la vida, por eso hay que estar cómodo, pero bonito.

¿A quiénes está dirigido el evento?

A las personas que tengan una inquietud acerca de cómo mejorar su imagen. Y cuando digo imagen no me refiero a lo que se ponen, sino a todo: cómo generar credibilidad, cómo elegir un buen vestuario, el comportamiento, etc. De nada te sirve estar súper bien vestido y ser una persona odiosa. Carolina Herrera dice que “la educación es el mejor vestido para la fiesta de la vida” y sin duda es una sentencia que todos deberíamos tener en la cabeza.

¿Qué necesita la gente para aprender a vestirse?

Si la gente tuviera claro el clima, la edad, el oficio y la ocasión de uso antes de vestirse lo haría bien. La sacaríamos del estadio.

Siguiendo con el tema laboral, ¿qué opina sobre los básicos en el armario?

Hay una cosa básica para una entrevista de trabajo y es que hay que tener en cuenta a qué empleo aspiras. No es lo mismo aspirar a un trabajo corporativo, a un trabajo periodístico o a un trabajo en una banda de rock. Cada ámbito tiene un vestuario. En términos generales, si optas por un trabajo corporativo lo mejor es un vestido muy simple. No usar negro porque ese color aleja a la gente. Siempre funciona una camisa blanca tanto para hombres como para mujeres. Es perfecta con un blazer, una buena chaqueta, una falda no muy alta. Nunca usar sandalias ni nada llamativo.

¿Y qué no recomienda para esa entrevista?

Es importante evitar los escotes, minifaldas, transparencias o ropa muy ceñida en la entrevista de trabajo, porque dan una mala imagen y se puede prestar para interpretaciones equívocas. Cuanto menos suenes y llames la atención, mejor. Llama la atención con tu capacidad e inteligencia.

¿Cómo define la moda?

La moda es comunicación. Es historia. Uno cuenta historias con la ropa. Creo que uno ve a la gente y más o menos sabe qué hace o cómo es frente a la vida con lo que se pone. Además, es historia porque siempre he dicho que si uno se pusiera a ver fotos de la moda desde que existe el hombre, podría hacerse una idea de qué está pasando en cada momento de la historia.

La moda es fundamental. Nadie puede decir que no tiene nada que ver con ella, porque todos en algún momento de la vida tenemos que tomar la decisión de comprar una cosa y todos los días nos enfrentarnos a un armario para decidir qué nos vamos a poner. Ahí ya tienes que ver con la moda, que te guste más o te guste menos es otra cosa.

Muchas personas creen que la moda es algo banal. ¿Usted qué opina?

El que diga que la moda es banal es porque no la conoce. Genera empleo y es un renglón importantísimo en la economía. Por ejemplo, hay Ministerio de la Moda en Francia. Es una cosa impresionante lo que la moda genera alrededor del mundo. La moda permite reflejar los estados de ánimo de la humanidad en ciertos momentos.

Algunos hombres le temen a experimentar con la ropa por el qué dirán. ¿Qué les dice?

La moda era muy excluyente con los hombres, pues no tenían oferta. Sin embargo, esto ha cambiado. Les hago una invitación a los hombres para que abran un poco la mente, que no piensen tanto. Su masculinidad no está en juego porque se ponga un pantalón rosado, su masculinidad es suya y ya. Un hombre que se atreve está seguro de sí mismo. Lo que digan los demás no tendría que importar. Mi virilidad no depende de un color o de una prenda.

¿Qué cree que le hace falta a Colombia en temas de moda?

En cuestión educativa hemos ido creciendo, pero faltan más espacios. Otro objetivo de Expoimagen es abrirlos. Que no solo participe el que quiere saber vestirse, sino el que quiere aprender a contar la moda. Creo que las universidades deberían apostarle un poco más a la moda, aunque finalmente también hay muchos cursos online y posibilidades para quien quiera y pueda irse del país. Falta, pero por lo menos tenemos grandes diseñadores, las marcas miran hacia Colombia y la gente está abriendo su corazón y su mente a la moda.

Ahora uno ve a más jóvenes de 13, 15 o 20 años que no le tienen miedo a la moda. Si se quieren poner una túnica, lo hacen sin problema y no están pensando en si creen que es homosexual, bisexual, etc., porque es que el mundo cambió. Los géneros cambiaron y la ropa se vuelve una gran herramienta de expresión.

¿Qué nos puede decir sobre los procesos para generar moda sostenible?

La moda sostenible es una responsabilidad. Es buscar que tus procesos sean lo más limpios posibles, que los empleados ganen lo justo, que vivan bien, que tengan horarios adecuados. Eso es ser sostenible. Los empaques también son importantes porque la prenda puede tener todo el algodón orgánico, pero si el empaque no se degrada en cien años, pues no hiciste nada. Es difícil y costoso, pero tengo muchos amigos enfocados en ese tema.

¿Y qué opina sobre la moda popular?

La moda popular es el negocio, si hablamos de popular como lo masivo. Es decir, la masa es la que más consume porque son más, porque los estratos altos y los que consumen lujo son menos. Si yo tuviera un negocio de ropa, lo haría exitoso vistiendo bien a la gran masa, ofreciéndole moda a buenos precios y a su alcance. Me parece que esa sería la mejor manera de masificar la moda. Debe ser para todos, no tiene y no puede ser excluyente, porque en el momento en que cualquier cosa es excluyente se vuelve odiosa. La moda debe ser popular.