Ana Beliza: todo, menos perfecta

Antes de llegar a la televisión, esta monteriana se dedicaba al diseño y el modelaje. Con su autenticidad, quiere dar ejemplo y ayudar a crear una imagen de mujer colombiana que se muestra tal como es.

Ana Beliza fue una de las creadoras del blog de moda “The Court”. / Jonathan Ramos

¿Cómo es su relación con Montería?

Nací allá y crecí en Bogotá, pero la cultura nunca se pierde. Me siento muy costeña. Aunque hice mi colegio y universidad aquí en Bogotá, viajo muchísimo a Montería y tanto mis papás como yo tenemos una raigambre costeña muy fuerte.

¿Qué la atrajo del modelaje?

Más que modelar me gustaba crear, ser artista. Mi mamá fue reina y creo que eso me acercó al modelaje. Mi primer curso fue a los once años, en Stock Models, pero en ese momento mi prioridad era estudiar. Sólo cuando llegué a la universidad empecé a modelar en forma .

¿Por qué sólo empezó a modelar después de terminar el colegio?

Vengo de una familia muy tradicional. Mi papá es médico pediatra y para él siempre fueron muy importantes mis estudios. Él quería que me graduara y que tuviera una estructura académica sólida, porque, en el modelaje, el físico y la imagen son muy importantes, pero no son eternos.

¿Qué hay de sus padres en usted?

Gracias a mi papá soy muy metódica, eso se lo debo a él. Mi mamá es de esas mujeres que creo que ya no existen y que pueden hacerlo todo. Ella me aportó el sentido de ser mujer y me enseñó el valor de la autenticidad. Esta es mi primera vez en televisión y ser auténtica ha sido muy importante, porque me permite agregar algo distinto.

¿Cuándo decidió estudiar diseño de modas?

Siempre supe que eso era lo que quería estudiar. Cuando estaba en el colegio, mi sueño era estudiar diseño en Milán, pero era muy costoso. Los sueños son una cosa y la realidad otra, aunque no me fue mal. Estudié en Bogotá en Lasalle College.

¿Qué la atrajo de esa profesión?

Me fascina la idea de crear y hacer cosas. Hay gente que piensa que la moda es superficial por un montón de temas, pero por donde la mires es una industria maravillosa. La moda permite muchas libertades porque en ella las reglas no están establecidas. Además, es de los pocos negocios que nunca están en crisis.

¿Cómo nació su blog sobre moda?

Cuando fui a Madrid a hacer mi especialización vi muchas iniciativas de gente joven. Ellos, sin presupuesto, hacían cosas que visualmente me impactaron. Pensé que valdría la pena hacer algo parecido en Colombia. El blog que creamos se llamó The Court, una vitrina virtual donde los jóvenes compartían proyectos creativos.

¿Continuará con este tipo de proyectos?

Crear y generar contenidos me apasiona. Ahora, con el trabajo en Día a día, no me ha quedado tiempo porque tengo mucho por aprender. Con mi hermana estamos pensando en crear un proyecto parecido al que tenía, porque en Colombia hay mucho talento y sentimos que vale la pena.

¿Cómo llegó la propuesta de trabajar en “Día a día en familia”?

Fue una locura. Me contactaron un día por Instagram y tuvimos una reunión en Caracol. Después de eso vino una serie de castings, hasta que finalmente me llamaron. No lo podía creer.

¿Qué le llama la atención de ser presentadora?

Me ilusiona que me puedan ver como una persona que es todo, menos perfecta. Al venir del mundo de la moda, me interesa ayudar a crear una imagen de mujer colombiana que se muestra tal como es. Ojalá esa exigencia tan grande que las mujeres imponemos a nuestra imagen pueda ir cambiando poco a poco.

¿Por qué madrugar los fines de semana a ver “Día a día en familia”?

Es un programa en vivo en el que estamos muy conectados con la gente a través de las redes sociales. Está pensado para la familia y por eso es un espacio incluyente y optimista. Karen (Bray), Iván (Lalinde) y yo tenemos una energía muy bonita en el set y la invitación es para que la gente se relaje y pase sabroso con nosotros.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Juanpa Zurita, presente en el Club Media Fest

Cabas, en su nueva atmósfera musical