Andiarios celebra cincuenta años

Nora Sanín, directora de la Asociación Colombiana de Editores de Diarios —que agrupa a 50 periódicos—, dice que es hora de abrirle espacio en la organización a los medios nacidos en la web.

Andiarios tiene 50 afiliados, ¿Cuántos de estos han nacido en la web?

Por ahora ninguno, pero con ocasión de los 50 años de la organización modificamos los estatutos para darle ingreso a estos medios que están naciendo en la web y estamos en camino de recibir a los primeros afiliados.

¿Hay que agradecerle a las redes sociales la motivación por el consumo de noticias?

Sin lugar a dudas, y sobre todo en las nuevas generaciones. Las redes sociales son adecuadas para que los jóvenes se interesen por las noticias y accedan a ellas.

Y el papel, ¿desaparecerá?

No creo. Con el nacimiento de cada nuevo medio se le pronostica la muerte al impreso, pero sigo pensando que sobrevivirá y convivirá con los otros medios.

¿Cómo se han transformado los propósitos con los que Andiarios se creó hace 50 años?

Siguen siendo los mismos: la defensa de la libertad de prensa y el derecho a la información, la necesidad de que existan medios periodísticos independientes y la excelencia en la calidad periodística.

¿Para qué una asociación de diarios?

Hay situaciones en que la unión hace la fuerza. Es necesario agremiarse cuando se reconoce que hay riesgos para el ejercicio libre e independiente del periodismo.

Algunos momentos difíciles por los que ha pasado la asociación.

La asociación y el periodismo. La bomba que le pusieron al El Espectador, a Vanguardia Liberal, el asesinato de Guillermo Cano y Orlando Sierra, el secuestro de Azucena Liévano, Diana Turbay y Francisco Santos. Eran días en los que el narcotráfico presionaba tanto que se realizaron alianzas entre medios para publicar informes en conjunto y neutralizar el riesgo.

¿Cuál es la situación actual frente a los riesgos de ejercer el periodismo en Colombia?

La situación ha mejorado. Tuvimos épocas en que asesinaban a un periodista al mes. Ahora es menos grave, aunque no podemos desconocer que las amenazas son muchas y muy frecuentes, especialmente hacia los periodistas de las regiones, casos donde el nivel de impunidad es casi absoluto. Se siguen corriendo riesgos.

¿Qué hace la asociación frente a las amenazas a periodistas?

Andiarios forma parte del Comité de Protección de Periodistas que se fundó en el 2000. Tratamos de que a quienes están en otras regiones se les atienda inmediatamente, se les ayude a trasladarse a otras ciudades cuando los riesgos en su zona son elevados y, si es necesario, buscamos apoyo en otros países donde los reciban y puedan continuar ejerciendo el periodismo.

¿En qué ha crecido el periodismo colombiano escrito ?

Han surgido muchos periódicos de distinta naturaleza: digitales, gratuitos, populares. Esa multiplicidad y pluralismo es muy importante.

La última crónica que le encantó.

“Un viaje al pueblo de las momias” de Santiago Cruz, publicada en El País de Cali. Habla de un pueblo donde los cadáveres no se vuelven polvo sino que se momifican. Una crónica bien hecha de un tema muy distinto en un país donde la agenda informativa está a veces marcada por los mismos titulares.

¿Un periodista que admire de la vieja guardia o de ahora ?

De vieja y de nueva, sin lugar a dudas: José Salgar. Es un periodista íntegro que ha sabido adecuarse a la modernidad.

Un cronista que volvería a traer a las páginas de los diarios.

A José Navia y a Alberto Salcedo Ramos.

Entonces, ¿nuestro periodismo goza de buena salud?

Claro. Es un gran periodismo, con retos importantes.

Temas relacionados