'Colombia improvisa en política exterior'

La panelista de Blu Radio es la nueva directora del Centro de Estudios Internacionales (CEI) de la U. de los Andes. Dice que el manejo de las relaciones exteriores en el país es netamente político.

Sandra Borda dice que el mayor descache de Colombia en el plano internacional fue apoyar a EE.UU. en la guerra contra Irak. / Liz Durán - El Espectador

¿Cuál es el mayor aporte que el CEI le ha hecho al país?

No solamente se encargó de ser el único lugar donde se producen análisis de la política exterior de casi todas las administraciones presidenciales en este país, sino que ha estado trabajando en temas de investigación como la cooperación internacional y el desarrollo internacional, que se han constituido en herramientas esenciales para las decisiones que se toman en materia de política exterior.

¿Cuál ha sido la administración que mejor ha manejado las relaciones internacionales?

Este país ha tenido una política exterior muy improvisada, de corto plazo y dirigida a satisfacer intereses de coyuntura. Ni siquiera estaría en condiciones de decir cuál es la menos peor.

¿El manejo de las relaciones internacionales en Colombia es técnico o político?

100% político. La cancillería no es un ministerio técnico. No es un área prioritaria para el país y consecuentemente no es un área en donde se haya diseñado una política pública que podamos mostrar.

¿Con cuáles países se entiende mejor Colombia?

Nuestro aliado tradicional y hacia donde dirigimos nuestros esfuerzos de política exterior siempre ha sido Estados Unidos. En eso somos un caso relativamente atípico en América Latina. Apenas ahora hemos empezado a mirar a nuestros vecinos y mirar la región como una alternativa de inserción viable y beneficiosa para el país.

¿Y cuáles son los países con los que se está abriendo paso?

Nos hemos metido más y con seriedad en los organismos regionales. La presencia de María Emma Mejía y de Ernesto Samper ahora en la Unasur lo demuestra. Esta administración inicia un proceso de reconstrucción de las relaciones con Venezuela, que ha dado resultados parciales pero buenos.

Fuera de Latinoamérica, ¿hacia donde debe mirar el país?

La lógica del comportamiento internacional hoy en día se basa sobre el principio de la diversificación, las alianzas irrestrictas e incondicionales pasaron de moda. Las opciones son múltiples y hay que aprovecharlas todas.

¿El mayor descache que ha tenido la política exterior colombiana?

Apoyar a Estados Unidos en la guerra con Irak.

¿Qué país cree que ha sabido manejar sus relaciones exteriores?

En materia de cuerpo diplomático y generación de espacios de autonomía, el Brasil de Lula me gustaba bastante.

¿Nunca le ha picado el bicho de la política?

No, entre más analizo y le pongo atención al asunto, más cómoda me siento en mi papel de analista y de académica. No contemplo la posibilidad de hacer parte de esto.

Un rasgo característico de su personalidad.

Soy persuasiva, a veces por las buenas y a veces por las malas (risas).

Un ejemplo de ese ‘por las malas’

A veces pierdo la paciencia, sobre todo en medio de discusiones en las que siento que no me estoy dando a entender. Puedo sonar un poco brava, pero eso no pasa en un salón de clases.

¿Qué le saca el mal genio?

No me enojo fácilmente. Más bien, cuando cocino soy muy torpe y cuando se me caen o rompo cosas, me pongo furiosa.

Un detalle que recuerde.

En un cumpleaños me llevaron a ver colibríes.

Lo más irónico que le haya sucedido en la vida.

Me rechazaron en la universidad a la que quería entrar a hacer mi doctorado en Estados Unidos y entré a otra, y en esa mi director de tesis aceptó un puesto en la primera universidad y me llevó con él. Terminé donde quería entrando por la puerta de atrás.

Temas relacionados

 

últimas noticias