'Democratizo la belleza'

Este barranquillero será el presidente del Congreso Mundial de Medicina Antienvejecimiento que se realizará en Mónaco durante el mes de abril. Colombia será invitado de honor porque está punteando en “tecnología futurista”.

El médico Alejandro Rada Cassab asegura que la estética le permitió fusionar sus pasiones: la medicina y la escultura. / Luis Ángel

¿Qué significa para usted presidir el Congreso Mundial de Medicina Antienvejecimiento?

Es un honor que me hayan nombrado presidente de este congreso, que es el más importante del mundo. Además, es un honor compartir la presidencia con médicos tan prestigiosos como el doctor Duque de Pereira y el doctor Otero de Medellín. Colombia será el invitado de honor a este evento.

¿Qué temas se van a tratar en el congreso?

Cirugía plástica, medicina estética, dermatología láser, hay un seminario de antienvejecimiento y se harán los grandes lanzamientos de los equipos de tecnología.

¿Por qué la medicina estética ha tomado importancia en los últimos años?

Para nadie es un secreto que verse bien se ha convertido en una necesidad. Es algo de moda. La medicina estética influye en nuestro aspecto físico, pero también en nuestro aspecto psicológico, en el modo de comportarse, en las relaciones que tenemos con los demás, en el ámbito romántico y en el terreno laboral. En Rada Cassab no hablamos de tomar un simple tratamiento, sino de adoptar un estilo de vida saludable.

Colombia será el invitado de honor al evento. ¿En qué se especializa el país en temas de estética?

Hemos desarrollado técnicas, tenemos la experiencia y contamos con las mujeres más bellas del mundo. Las personas acuden a los centros y a los servicios porque tienen precios accesibles y el servicio es de calidad. Eso ha permitido que Colombia sea reconocido como uno de los países más importantes en este tipo de tratamientos.

¿Por qué se interesa por la medicina estética?

Yo quería ser médico desde niño y también sabía que quería ser escultor. Encontré que la medicina estética los fusionaba. Soy médico y artista.

Usted es experto internacional en rejuvenecimiento facial high tech o no quirúrgico. ¿Qué quiere decir esto en términos cristianos?

Utilizo tecnologías como láser, ultrasonido, radiofrecuencias, para rejuvenecer la piel de mis pacientes. Tenemos unos protocolos diseñados que son propios de Rada Cassab. Hoy día es posible rejuvenecer la piel de nuestros pacientes 10 años en sólo 10 días.

¿Cómo es el proceso cuando llega un paciente?

Todo tratamiento depende de un buen diagnóstico. Medimos el grado de daño y hacemos un plan de tratamiento. Hacemos tratamientos de estiramiento facial no quirúrgico y de rejuvenecimiento de la piel.

¿Por qué no quirúrgico?

Siempre me incliné hacia procedimientos que no fueran invasivos. Los procedimientos para rejuvenecer la piel implican recursos de alta tecnología.

¿Hay procedimientos en Rada Cassab que sean riesgosos?

No utilizamos un bisturí para nada.

La medicina estética va dirigida a un nicho específico por sus costos. ¿Cómo lograr que esta rama médica sea incluyente?

Acá le llamamos democratización de la belleza y es permitir que los tratamientos de estética sean más accesibles a las personas. Tenemos tratamientos que se adecuan a los recursos del paciente.

¿Entonces es o no es para ricos?

No. Cuando hablamos de democratización de la belleza, hablamos de que sea más fácil que todo el mundo pueda hacer parte de la estética.

¿Cómo es la recuperación del paciente después de un procedimiento?

La ventaja de esto es que el paciente retorna a sus actividades diarias de manera inmediata. Es tecnología futurista.

¿Considera que hay un estereotipo de belleza marcado y que estos centros promocionan una sola belleza?

No apoyo los estereotipos. Creo en lo original. Cada persona es un ser único y lo más bello es verse natural. La idea es mantener la individualidad de cada paciente y hacer los procedimientos que cada quien necesita. No me gusta que nos parezcamos unos a otros. A mí me gusta más reponer lo que se va perdiendo y realzar la belleza natural de cada persona.

¿Y eso no va en contravía del curso normal de la vida que es envejecer?

Son los recursos tecnológicos que nos permiten mejorar nuestra apariencia física y que nos hacen sentir vitales. Lo natural de la vida es mantenerse bien y si hay recursos que lo permiten, pues ¡bienvenidos sean!

¿Qué es estética?

Es la capacidad intuitiva de descubrir lo que es bello.

¿Ha aumentado el volumen de hombres que se preocupan por lucir bien?

La mayoría de pacientes son mujeres, pero más del 30% de pacientes son hombres que buscan no sólo rejuvenecer y embellecerse, sino conservar su naturalidad.