Detrás de los autos únicos

Will Castro comenzó lavando y parqueando carros. Tras abrir su propio negocio, la fama de sus clientes lo convirtió en estrella de televisión.

Will Castro personalizó el carro de John Leguízamo y Pamela Anderson. / Cristian Garavito

¿En qué momento empezó a interesarse por los carros?

Cuando era niño, desde que tuve mi primer carrito de juguete. Alcancé a tener muchos. Más adelante empecé a trabajar parqueando carros que llegaban a los restaurantes y también lavando y encerando los que iban a la casa de mi madre.

¿Cómo nació su negocio?

Mi primer proyecto grande fue para un amigo de mi hermano. Era un músico que acababa de conseguir un contrato de grabación bastante grande y quería un Mercedes Benz con alerones, techo corredizo y modificaciones en las ruedas, el interior y el manubrio. Él me dijo: “Si haces un buen trabajo con este carro, nos vamos a asegurar de que todo el mundo te venga a buscar”.

¿Qué vino después de ese primer proyecto?

Eso fue hace 25 años, y así fue como conseguimos que tantas celebridades que quieren personalizar su carro nos busquen a nosotros. En los ochenta abrimos nuestro primer negocio Willie’s shape and shine y más adelante abrimos Unique, con el dinero que conseguí a través de amigos y familiares.

¿Cómo llegó la oferta de hacer televisión?

Cuando empezamos a trabajar con atletas y artistas empezaron a llegar las ofertas. Ellos sabían que nosotros personalizábamos carros para grandes estrellas y no querían perderse la oportunidad de grabar el proceso.

¿Qué tal ha sido trabajar en frente de las cámaras?

Antes de que llegaran los programas de televisión siempre estuvimos rodeados de cámaras, porque nuestros clientes atraían mucha atención. Aprendí a manejar la situación y a dar entrevistas gracias a mis clientes. Para mí, además de ser un gran fan de lo que mis clientes hacen, también terminé siendo un estudiante.

¿Cuál es la clave para dejar a sus clientes satisfechos?

No nos limitamos a modificar los carros, sino que los personalizamos. Si, por ejemplo, viene un músico tenemos que asegurarnos de que el sistema de sonido esté a la altura. Para otros clientes los colores y el interior del carro son lo más importante. Siempre tratamos de ser muy atentos para satisfacer sus necesidades y deseos.

¿Qué lo hizo visitar Colombia?

Vine gracias al canal Discovery Turbo, porque tenemos una nueva temporada del programa que hago para ellos. La gente y la comida son muy agradables. La he pasado bien y he tenido la oportunidad de ver muchos carros.

¿Cuál es la novedad de la nueva temporada?

Verán proyectos de personalización más grandes, y al equipo de nuestro taller, que está lleno de muchachos talentosos, enfrentarse a los retos particulares que trae consigo cada carro.

¿Qué es lo más satisfactorio de su trabajo?

Para mí no es un trabajo. Siento una gran pasión por lo que hago. Nunca fui a la universidad y empecé a trabajar en esto justo después de haber salido del colegio. Gracias a los carros he tenido la oportunidad de conocer el mundo y eso es algo que jamás me habría podido imaginar. Vengo de una familia humilde, pero con una enorme voluntad y el trabajo duro nos ha llevado lejos.

¿Cuál es su consejo para alguien que quiere empezar en su negocio?

Tiene que asegurarse de trabajar para alguien que haga bien su trabajo. Cuando estás empezando debes aprender de alguien que lleve bien su negocio. Creo que mientras iba creciendo en mi carrera aprendí cuál era la mejor forma de hacer las cosas gracias a que siempre estuve rodeado de familiares y amigos que hacían un trabajo excepcional.

¿Cuál ha sido la petición más loca que le ha hecho un cliente?

El carro de Pamela Anderson. Ella quería que hiciéramos una “máquina del amor” en su camioneta. Era algo así como una discoteca dentro de su carro y tuvimos que poner un buen sistema de sonido acompañado de sillas, una cama e incluso una barra de pol dance. Ya te lo podrás imaginar.

Temas relacionados

 

últimas noticias

John Tello se toma Expocervezas

Lina Hinestroza ve la vida en Modo Rosa