'El mayor problema de la industria gráfica es la informalidad'

Por cada empresa del sector gráfico en el país que trabaja de manera formal, hay una informal. Esto, sumado a la sostenibilidad, la piratería y la amenaza de lo digital.

El sector editorial,  uno de los  más afectados con  las nuevas tecnologías, “debe focalizarse en los públicos y contenidos para lograr competitividad”, dice María Alexandra Gruesso.  / Cortesía Andigraf
El sector editorial, uno de los más afectados con las nuevas tecnologías, “debe focalizarse en los públicos y contenidos para lograr competitividad”, dice María Alexandra Gruesso. / Cortesía Andigraf

¿Cómo está la industria gráfica en el país?

La industria de la comunicación gráfica en Colombia viene presentando un arranque de año lento; sin embargo, logramos cerrar el primer trimestre con un crecimiento en las ventas del 8,6%, liderado principalmente por los sectores de publicomerciales, empaques y etiquetas.

Eso en materia de ventas, ¿y en producción?

A nivel de producción se viene decreciendo sobre el -12%. Sin embargo, no lo vemos como un escenario negativo, porque el incremento en las ventas es un segmento importante para la industria.

La informalidad y el exceso de capacidad instalada, ¿siguen siendo problemas para la industria?

Sí, esos siguen siendo grandes retos y le hemos puesto mucha atención a fortalecer la oportunidad de negocio. Un tema que nos afecta es la participación de la imprenta nacional y regional en proyectos de licitación privados y públicos, aun cuando hay toda una capacidad instalada y considerando que esos presupuestos se podrían direccionar hacia otros rubros necesarios para el país, como la salud y la educación.

¿Cuáles son los productos que más se exportan y hacia qué países?

En la producción nacional se está presentando un crecimiento importante en el tema de etiquetas y empaques; también en la exportación de documentos de seguridad. Son los segmentos de mayor fortaleza en países del grupo andino, Panamá y Centroamérica.

¿Y en importación?

Básicamente traemos productos de Perú y España —con un segmento importante, el editorial—, y hay un crecimiento considerable de importación de países como China y México.

¿Qué ha hecho el sector gráfico para enfrentar la revolución que ha vivido con los nuevos soportes tecnológicos?

La industria gráfica viene preparándose para cada uno de los segmentos. Hay que entender que cada uno de ellos ha tenido un cambio tecnológico que no es de ahora. Es una industria que se enfrenta permanentemente al cambio y para ello el valor agregado está en la generación de contenidos y nuevos servicios.

¿Qué hacen en materia de sostenibilidad?

La industria gráfica ha venido trabajando con un plan de mejoramiento que desarrollaremos en el segundo semestre del año, para ir comprometiendo a los empresarios a que participen en este proceso en sus compañías y procesos. Suscribimos un convenio con el Ministerio del Medio Ambiente, que involucra el proceso de compra sostenible.

Desde la incursión de las nuevas plataformas digitales, ¿cómo se ha comportado económicamente el sector?

No hay cifras de medición. Sin embargo, es una tarea que empezaremos a realizar como gremio, tanto con proveedores como con usuarios.

¿Cómo ha afectado a la industria gráfica el difícil momento que atraviesa el sector editorial?

Los esfuerzos están concentrados en buscar oportunidades que se focalicen en los públicos y en los contenidos. Esa es la manera en que el sector de la industria gráfica, especialmente el editorial, puede competir.

¿Cómo afecta la piratería al sector?

Ese es un trabajo que viene liderando la Cámara del Libro. Lo que más nos afecta es la ilegalidad y la informalidad: por cada empresa formal hay una informal. Para poder entender eso estamos realizando un estudio de caracterización de la informalidad que nos permite tener cifras de cómo se abastece, comporta y desarrolla el sector informal.

¿Cuál es el balance general de Andigráfica 2013, la feria realizada el pasado fin de semana?

Terminamos con una satisfacción muy alta, tanto para proveedores como para participantes. Tuvimos una asistencia masiva que permitió repensar qué oportunidades de negocio y nuevos modelos hay que manejar, y ahora trabajamos en las cifras y los resultados tangibles que dejó la feria.

 

últimas noticias