'El presidente traerá un mensaje de reconciliación'

Entre el 8 y el 12 de mayo, el presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, una importante figura en la unificación de su país, estará en Colombia hablando de reconciliación y paz.

Günter Kniess llegó a la Embajada de Alemania en Colombia en agosto de 2012. / Luis Ángel - El Espectador
Günter Kniess llegó a la Embajada de Alemania en Colombia en agosto de 2012. / Luis Ángel - El Espectador

¿Cómo encontró la Embajada cuando llegó en agosto del año anterior?

En excelente estado. Con un equipo de colaboradores muy motivados, capaces, entregados, y un historial de relaciones excelentes. Basta recordar las visitas de alto nivel entre los dos países, tanto de los presidentes Uribe y Santos, como de la canciller Ángela Merkel, el canciller federal y la ministra de Educación e Investigación; eso es significativo, pues ese es un campo al que le veo mucho futuro.

¿Cómo estamos en Colombia en educación?

Colombia está en camino a fortalecer todo su sistema académico, científico y tecnológico. Ha dedicado un 10% de las regalías a Colciencias. Esto es muy importante y compartimos plenamente la convicción de que la cooperación científica es un elemento principal en las relaciones y la visión de que la sociedad del futuro tendrá éxito si se centra en el saber de la conciencia y la tecnología. Eso no tiene fronteras.

¿Cuál es el porcentaje de estudiantes colombianos que viajan al año a Alemania para sus estancias académicas?

El año anterior lo hicieron alrededor de 1.900. Es un número muy alto, comparado con las cifras de los habitantes de los países latinoamericanos que visitan Alemania. Somos un país federal. Es muy atractivo como lugar de estudio para todas las regiones. Alrededor de 750 becas se otorgan al año para realizar estancias de investigación y de estudios, doctorados. El 10 de mayo, el presidente federal, Joachim Gauck, inaugurará en su visita un congreso sobre investigación.

Y en lo económico, ¿qué gestión se está adelantando entre los dos países?

Las dos partes tienen muchas esperanzas en lo comercial con la entrada en vigor del TLC entre la Unión Europea y Colombia. Nuestro comercio es dinámico, a veces hay déficit, a veces superávit de las dos partes; esto no se puede regular, pero hay una gran demanda por los productos colombianos en Alemania, que podría aumentar.

Respecto a la visita del presidente Gauck esta semana, ¿qué temas se abordarán?

La visita de un presidente a otro país es la máxima expresión de las buenas relaciones. Hay algo especial en esta visita, que se encuentra en la biografía del presidente: él está en su alto oficio desde hace un año, es un hombre mayor que ha sido pastor luterano en Alemania Oriental, lo que por definición indica que ha sido opositor, y fue un elemento muy importante en el movimiento que llevó a la caída del Muro de Berlín.

¿Es por lo que más lo recuerdan los alemanes?

Tal vez su período más importante. Por lo que más lo recuerdan es por haber sido director de una agencia que administra los archivos de la policía secreta del este de Alemania. Él hizo accesibles todos los archivos y así contribuyó de una manera muy importante a reivindicar a las víctimas con su pasado y a la reconciliación. Esos son sus temas centrales, sobre la cultura y el significado de la memoria, de un pasado conflictivo, de guerra, atroz, que no hay que olvidar.

Un mensaje muy vigente en Colombia a propósito del proceso de paz que se adelanta en La Habana...

Claro, es un mensaje de reconciliación. Cuando se piensa en Colombia 50 años atrás, hablamos de un pasado de guerra, de conflicto armado. Cuando pensamos en Alemania 50 años atrás, nos remitimos a la firma del Tratado del Elíseo en el año 63, que marcó el final de una enemistad hereditaria de décadas y siglos entre dos naciones europeas, Francia y Alemania. Desde allí empezó el motor franco-alemán para la integración europea.

¿Cuál es el principal reto que debe afrontar en la Embajada?

Es importante potenciar una simpatía mutua que ya existe y que sentí en Alemania antes de venir a Colombia, y transformarla en proyectos concretos para que consoliden y construyan esta gran red que existe entre los dos países. Lo haremos a través de proyectos de cooperación en ciencia y tecnología; apoyo financiero a los sistemas de parques nacionales, medio ambiente y desarrollo sostenible, y la prevención del conflicto armado y el fortalecimiento del Estado.