El romántico Federico Moccia

El escritor italiano ha conquistado a las adolescentes con historias como ‘Tres metros sobre el cielo’, que hablan de la realidad y de cómo el amor nos hace entender lo que hacemos en la vida.

Federico Moccia estuvo en Colombia hablando de su novela con protagonista colombiana. / Luis Ángel - El Espectador

¿Qué lo inspiró a escribir la novela ‘Ese instante de felicidad’?Mientras estaba en la gira de una película conocí a un chico que había perdido muy joven a su padre, cuando tenía 20 años. Su historia me tocó mucho, y cuando veía mi vida me preguntaba cómo habría sido si no hubiera tenido sus consejos y ayuda.

La primera edición del libro era igual para todo el mundo, pero ¿por qué decidió personalizarla para cada país?Cada país que he visitado tiene culturas diferentes y me gusta entender cómo son esas chicas. Por ejemplo, las colombianas tienen sensibilidades distintas a las de una mexicana o una argentina, así que en la segunda parte de esta historia me interesa entender cómo es el diario vivir de mi protagonista, María.

En ese caso, ¿qué características tiene la María colombiana que la hacen única?Tiene un carácter muy fuerte, sin embargo es una chica alegre y divertida. En el interior piensa mucho y es muy selectiva, pero logra distinguir ciertos momentos para vivirlos con ligereza. Así me la imagino.

¿Quién fue su referente para hablar de las colombianas?El año pasado estuve en Colombia en la Feria del Libro. Mientras paseaba por la Séptima vi una chica muy sonriente y sencilla, pero pude pensar que quizá también ha tenido momentos difíciles en su vida con su familia y de ahí me surgió la idea para escribir sobre las colombianas.

En el libro se describe lo difícil que es decir “te amo” para Niccolò. ¿Por qué darle tanta importancia a esta frase?Porque muchas mujeres se quejan de que los hombres no saben decir “te amo”, ni tampoco saben hablar de amor y se vuelve un tormento.

¿Por qué decidió titular la segunda parte de esta historia “Tú, solamente tú”?Porque quería que la segunda parte fuera la respuesta de la primera. En Italia se ha hecho un libro único titulado Ese instante de felicidad eres tú.

Cuando Niccolò llegue a Colombia en busca de María, ¿en qué lugares se narrará la novela?Aún estamos haciendo una investigación para saber cuáles serían las partes que me sorprenderían como italiano. He visto cómo en Bogotá no hay metro, pero sí un Transmilenio, y cuando llega el bus las personas saltan dentro de él y otros ni siquiera pagan el pasaje. Me parece bien ver esa vida cotidiana y encontrar ese momento único que tiene Colombia.

¿Por qué en sus historias el hilo conductor es el amor?Porque el amor te hace ver y entender lo que estás haciendo. Ese instante de felicidad es una novela que habla de la realidad, del dolor y de lo que nos hace falta, y cómo el amor logra curar todo para estar mejor.

Sus historias ya han sido llevadas al cine. ¿Le gustaría dirigir una película de este libro?

Sí, muchísimo y con una colombiana perfecta (risas). Me gustaría combinar Italia y Colombia para hacer conocer los dos mundos. Así como el libro, estaría hecha con momentos de dolor, diversión y amor, porque seríamos Nicco y yo viviendo en una cultura diferente.

Sus ventas rondan los 3 millones de ejemplares. ¿A qué atribuye el éxito?

Es difícil entenderlo, porque cuando escribí mi primer libro, Tres metros sobre el cielo, fue porque una chica me había dejado y quería liberarme de esa historia. Lo bueno es que la gente se sigue emocionando con la magia de este suceso. Quizá las personas encuentran en los libros lo que han vivido o sufrido.

¿De qué se trataba la primera historia que escribió?

Se llamaba La última playa. Cuando la escribí, la recité y me grabé con música de fondo. Era una historia para una persona que quería empezar a escribir un libro y no se le ocurría cómo empezar. Estando en la playa vi a una mujer cruzar con un niño y de ahí me surgieron ideas. De vez en cuando escucho ese casete y me da mucha vergüenza, porque creo que estaba loco por contar esa historia.

Al momento de escribir para adolescentes, ¿tiene algún tabú?

No, en lo absoluto. Cuando escribo nunca pienso en el público, no me dejo condicionar. Aunque hay momentos en los que sucede de todo, creo que los jóvenes tienen que hablar con sus padres del tema.

Cuando viaja, usualmente le gusta comprar gorras de varios estilos, ¿por qué?

Las empecé a usar para que mis lectores me reconocieran. Son un elemento que me distingue y me divierte.

Es una persona tranquila, pero cuando era joven tuvo dos procesos legales por peleas. ¿Qué las causó?En ese momento no lograba tener el control de ciertas situaciones, pero entendí que tenemos que amar nuestra vida.

¿Qué lo disgusta?La estupidez y la prepotencia.

Temas relacionados
últimas noticias