El rostro de 'Metástasis'

El actor Diego Trujillo protagoniza la versión latina de la serie estadounidense ‘Breaking Bad’, un papel que considera el mayor reto de su vida.

Diego Trujillo estudió arquitectura, pero desde hace 20 años se ha dedicado a la actuación. / Cristian Garavito - El Espectador

¿De qué se trata la producción ‘Metástasis’?

Es la adaptación de la serie estadounidense Breaking Bad. Los creadores de Sony querían que el mercado latinoamericano tuviera acceso a ella, así que la adaptación es completamente fiel a la serie original, y por su sabor latino es más digerible para nuestros televidentes.

¿Cómo recibió la crítica el lanzamiento de ‘Metástasis’?

El primer sorprendido con el resultado de la adaptación fue el creador de la serie, Vince Gilligan. Afortunadamente los comentarios de la gente han sido maravillosos, y las críticas fuertes que hemos tenido no se relacionan con el contenido, sino con el hecho de hacer una adaptación de algo que para algunos fanáticos ya es perfecto.

¿Esos comentarios negativos son de estadounidenses?

No. Lo que me ha parecido curioso al seguir los comentarios en las redes sociales es que provienen de gente latinoamericana, en su mayoría mexicanos. Por el contrario, los estadounidenses, que son quienes podrían estar más indignados, sienten que la experiencia de ver su serie favorita en otra versión, y en este caso hablada en español, es maravillosa.

¿Cómo se sintió haciendo la serie?

Estaba muy nervioso por el reto que implicaba, pero una vez entré en el ritmo de grabación se convirtió en una aventura maravillosa, porque esto naturalmente es una especie de carrusel y uno no sabe hacia dónde va emocionalmente.

Interpreta a Wálter Blanco en ‘Metástasis’. ¿Qué le significó este papel?

El reto más grande que he tenido en mi vida, porque aunque he estado muy relacionado con la comedia y los personajes de humor, Wálter es una persona dramática y muy humana, que no se ajusta a ningún cliché del bien o el mal.

¿Qué lo llevó a asumir este reto?

El hecho de que fueran Sony y Vince Gilligan quienes no sólo autorizaran cada capítulo, sino que emprendieran el proyecto. Desde el comienzo significó un gran respaldo en la calidad del elenco y del texto de la adaptación, que iba a ser absolutamente fiel a la original. Además tuvimos una calidad técnica impecable; se utilizaron cámaras de cine de alta definición y de última generación.

En Colombia también se está trabajando en asocio con Fox y Telemundo. ¿Esto demuestra que el país está en un gran nivel en cuanto a producción?

Por supuesto. El hecho de que Sony tenga su única productora de televisión en Colombia ya lo dice todo. Sony es distribuidora y comercializadora de contenidos, no produce televisión, pero como productores solamente tienen una productora en Colombia, y lo mismo pasa con Fox, y la razón por la que producen aquí no es porque sea más económico, sino por la calidad de nuestros actores y de nuestros técnicos, que es absolutamente evidente.

¿Cuál ha sido el personaje que más le ha gustado interpretar?

Tengo tres personajes que son absolutamente relevantes para mí, por distintas razones. El primero es Gonzalo Cáceres, de la novela Perro amor. Este papel me abrió las puertas en la televisión y con él gané el primer premio en televisión. El segundo es Simón, de la novela ‘La costeña y el cachaco’, porque reunía todos los placeres a los que uno podía aspirar en ese momento. Y Emilio Iriarte, de Los Reyes.

Hace un momento hablaba de los comentarios que lee en las redes sociales. ¿Es muy activo en ellas?

Es inevitable serlo. Trato de estar pendiente de lo que comenta la gente y cómo recibe los proyectos que hago.

 

últimas noticias