Extranjeros, interesados por medianas empresas

Martha Juliana Silva asegura que el capital foráneo busca fortalecer el músculo financiero de las organizaciones colombianas,mas no apropiarse de ellas.

Exvicepresidente de Asobancaria Martha Juliana Silva dice que las compañías  más importantes del país fueron un proyecto familiar. / Gabriel Aponte - El Espectador
Exvicepresidente de Asobancaria Martha Juliana Silva dice que las compañías más importantes del país fueron un proyecto familiar. / Gabriel Aponte - El Espectador

¿Por qué Silk banca de inversión se enfocó en la mediana empresa?

Desde hace unos cuatro años Colombia empezó a recibir inversión extranjera que no estaba interesada en mover su dinero en empresas medianas y nosotros queremos ser un intermediario para acercarlos, cosa que hace unos años era complicada. Los foráneos no están interesados en comprar las compañías, sino en asociarse para convertir en global un negocio que es local.

¿Cuál es el beneficio que trae esa inversión en la economía colombiana?

La desconfianza de los empresarios con el capital extranjero es porque no están interesados en vender sus organizaciones, pero son conscientes de que necesitan recursos porque su músculo financiero es débil. Por eso la inversión que viene de afuera lo que busca con su dinero es ampliar los procesos productivos y la generación de empleo. Lo bueno de esto es que las empresas se van a expandir y van a ser beneficiadas con tecnología.

¿Qué características tienen estas empresas?

Son organizaciones que vienen de estructuras familiares. Empresas que conformó el papá o la mamá y que los hijos continuaron, y que luego de fortalecidas sí se enlistaron en la bolsa. Esos ejemplos son los que los empresarios tienen que ver.

¿Qué países están interesados en invertir en nuestro país?

En recursos y en tecnología el 60% de nuestros clientes son de Estados Unidos, un porcentaje importante de clientes venezolanos, españoles, polacos y portugueses. Colombia es un país interesante para ellos, porque tiene muchas ciudades intermedias y eso es precisamente lo que ellos buscan.

¿Qué lo despertó?

En unos comités de inversiones globales toman decisiones de invertir en diferentes partes del mundo. Se basan en la capacidad de consumo, en el número de habitantes del país, que sean economías emergentes y la estabilidad política. Sin duda alguna los dos últimos gobiernos han hecho mucho por esos factores.

Sin embargo, algunos analistas aseguran que los que menos se benefician con la llegada del capital extranjero son los colombianos.

En inversiones extranjeras de oro, carbón, petróleo o níquel toman las riquezas y se van. Eso no es malo, porque finalmente el país vive de eso, pero la diferencia con este nuevo esquema es que los extranjeros vienen es a asociarse, no a ser dueños absolutos.

¿Los empresarios colombianos estaban dormidos?

No, lo que pasa es que los extranjeros no tenían formas de llegar a esos empresarios. Y nosotros somos un interlocutor para ello.

 

últimas noticias