'Federer podría ganar hasta lo imposible'

A 17 días de que comiencen los Juegos Olímpicos, la única tenista colombiana que participó en un certamen de estos recuerda sus experiencias en Sídney 2000.

¿Qué recuerdos tiene de Sidney 2000?
Fueron mis primeros Olímpicos y una experiencia inolvidable poder compartir con todos los deportistas. Ese año María Isabel Urrutia ganó el oro y fue una felicidad indescriptible. Para uno como tenista los torneos son muy individuales y poder compartir con todos fue algo especial.

¿Qué significa para un deportista llegar a los Olímpicos?
Clasificar es algo que emociona inmensamente como deportista. Debo resaltar a los atletas, si para mí fue algo tan importante, cómo será para esas personas que en realidad trabajan cuatro años sólo para eso, debe ser la vida.

Dos de los tenistas que van son invitados. ¿Cree que esto es muestra de un alto nivel?
El nivel en hombres siempre ha sido alto. He dicho que es más fácil mejorar y subir el ranking en las mujeres. Si los invitaron debe ser porque tienen talento o porque simplemente estuvieron cerca del corte y no alcanzaron a clasificar.

¿Quién es su favorito para la medalla de oro?
Me encantaría que se la llevara Federer, con eso ganaría hasta lo imposible y tiene todo para hacerlo. Entre los colombianos, cualquiera de los tres. Ese triunfo no se cambiaría por nada.

¿Qué percepción tiene de que una mujer sea la abanderada de estos juegos?
Mariana Pajón es una representante femenina increíble, para nadie es un secreto que todos tenemos las esperanzas puestas en ella. Pobre, porque la presión es terrible, pero sé que es buena en lo que hace. Para ella debe ser un honor inmenso llevar esa bandera. Recuerdo Atenas, cuando todo el mundo lo ovaciona a uno de una forma increíble, con bandera en mano se le deben poner los pelos de punta. Es el ícono de Colombia ante el mundo.

Una anécdota memorable de los Olímpicos.
Más que una anécdota, tengo muchos recuerdos. Allí conocí a Ximena Restrepo y entablamos una bonita amistad. Ver tantos deportistas importantes al lado de uno es inimaginable; por ejemplo, uno veía a Messi por ahí y poder comer lo que uno quiera sin tener que pagar un peso. Había un restaurante gigante y de tantas cosas uno no sabía qué escoger.

¿Cree que haya una carta real para conseguir un oro en tenis?
Es difícil, pero no imposible. Sobre todo Giraldo y Falla, ellos están en un muy buen momento, Falla, por ejemplo, ha mostrado que juega muy bien en pasto y eso es una buena ventaja.

¿Qué es lo que más extraña del tenis?
Los momentos de ocio. Estar de hotel en hotel no me hace mucha falta, pero sí extraño un poco compartir con cierta gente, me gustaría volver a repetirlo.

¿Entonces volvería al tenis?
No. Estoy todavía disfrutando de las cosas que no pude hacer o tenía que dejar de hacer por el tenis. Los años van pasando y ya no va a ser lo mismo volver a conseguir el estado físico de antes.

¿Qué percepción tiene del tenis femenino en el mundo?
Está un poco más parejo, pero igual siguen cambiando las primeras posiciones. Lo veo sólido, una que otra persona por ahí que a veces uno dice “¡huy! Esa persona con ese tenis cómo está ahí”, pero bueno, así es el deporte.

¿Cómo marcha su nuevo rol de madre?
Disfruto todo al compartir con mi familia. Todo esto es como un sueño cumplido.

¿Por qué cree que no ha vuelto a salir una Fabiola Zuluaga en Colombia?
No es fácil tomar la decisión de ser deportista. No sé si las niñas estén dispuestas a hacer el sacrificio de ser tenista. Parece que fuera muy bonito, que se viajara mucho, pero antes de eso vienen muchos otros sacrificios. Por ejemplo, no pude ni siquiera estar en el matrimonio de mi hermano. De pronto hay una niña que juegue muy bien, pero cuando ve la realidad se aleja.

 

últimas noticias