“La fotografía es denuncia, memoria y obra estética”

Del 4 de mayo al 15 de junio representantes de esta expresión artística se tomarán Bogotá con el V Encuentro Internacional de Fotografía.

Gilma Suárez se inspiró en ‘la carencia de lugares  en Bogotá’, y por esa razón, fundó Fotomuseo en el año 2000.  / Carlos Duque
Gilma Suárez se inspiró en ‘la carencia de lugares en Bogotá’, y por esa razón, fundó Fotomuseo en el año 2000. / Carlos Duque

¿Qué la motivó a crear el Fotomuseo?

El Museo Nacional de la Fotografía de Colombia fue fundado en octubre de 1998. Salió al encuentro con la sociedad colombiana en 2000, como homenaje a Bogotá en su cumpleaños. Me inspiré en la carencia de lugares propios donde los fotógrafos pudiéramos mostrar nuestros trabajos.

¿Cómo les ha ido en estos 13 años?
Completar ya una trayectoria tan significativa, crear la Fotomaratón, el concurso con los premios más grandes de fotografía realizado en Colombia, y Fotográfica Bogotá, encuentro internacional, lo considero un logro, teniendo en cuenta que somos una fundación sin ánimo de lucro, que hasta para conectar los computadores se debe salir a conseguir recursos.

¿Cómo va la fotografía en Colombia?

Caminando hacia su consolidación, como parte fundamental de las artes visuales. La fotografía tiene que llegar a situarse en Colombia como desde hace décadas está posicionada en los grandes centros del arte del mundo: en el mismo lugar que ocupa la pintura de los grandes maestros.

¿Y desde el exterior cómo está posicionada?

Puedo decirle que gracias a la calidad de varios artistas colombianos y a Fotográfica Bogotá, situada en el exterior como el evento de fotografía más importante de Latinoamérica de los últimos años, la mirada de críticos internacionales, compradores de arte y amantes de la fotografía crece hacia nosotros.

¿Cuál es el papel de la fotografía en la sociedad actual?

Todo y el mejor. Vivimos el siglo de la imagen: no sólo en este siglo XXI, sino desde la segunda mitad del siglo XX. La fotografía también, en su condición de medio o género estético del arte, ha penetrado todos los espacios de la vida: la ciencia y nuestra cotidianidad. Es denuncia, memoria y obra estética hipermoderna… Creo firmemente que no hay un lugar sobre el planeta donde no aparezca la imagen fotográfica.

¿Cuál es la vigencia hoy de la reportería en Colombia, con las nuevas propuestas contemporáneas?

Ninguna otra en el campo de la fotografía ni en Colombia ni en el mundo, la puede desplazar. La reportería es parte vital del mundo fotográfico. Más cuando en la hipermodernidad se llegan a confundir “acciones estéticas y acciones políticas”. En Colombia tenemos grandes valores en ese campo. La reportería gráfica colombiana es muy reconocida internacionalmente, gracias a fotógrafos como Carlos Caicedo, maestro de maestros de la reportería en Colombia.

¿Qué viene este año con la V versión de Fotográfica Bogotá?

Tenemos a los cinco países nórdicos como invitados de honor, pero también presentaremos a grandes valores de la fotografía mundial, con el tema El Paisaje. Obras de artistas de los cinco continentes se mostrarán en las principales galerías y museos de la ciudad, y desde luego, de artistas locales en el tema.

¿En torno a qué discusión o temas girará el encuentro teórico este año en la U. Central?

El tema será Panorama del Paisaje. Escucharemos el planteamiento teórico de Marta Gili, directora del museo Jeu de Paume de París, de la conservadora jefa del Museo Metropolitano de Tokio, del director y curador de PhotoEspaña, entre otros grandes pensadores de la fotografía contemporánea.

¿Cómo fue el proceso de convocatoria y selección de las fotografías que veremos este año?

Como en las anteriores versiones, decidimos el tema a partir de una investigación en los países del mundo. Una vez localizados los mejores, procedemos a invitarlos. Es una gran oportunidad para los estudiantes y docentes de fotografía y para todos los amantes de esta área del arte, para conocer lo que se gesta en el mundo.

¿Qué se está cocinando para el próximo encuentro?

Estamos desarrollando la propuesta de una bienal que reflexione sobre el fenómeno de la moda, desde su intervención contemporánea por los medios.