La génesis del rock colombiano

Es conocido por su contribución al éxito de Soda Stereo en Colombia. Fue integrante de la banda Génesis y los Flippers en los 60. Ahora regresa con una producción nueva, llena de reflexiones espirituales, mas no religiosas.

El músico bogotano Miguel Muñoz dice estar en una etapa de su vida en la que el área espiritual es lo más importante. Óscar Pérez

¿Qué lo llevó a estar 11 años en Atlanta, EE.UU.?

Cuando me fui de Colombia, estaba muy saturado, tenía que estar pendiente de que las canciones de Ana Gabriel o Soda Stereo, entre otros artistas salieran en la radio, debía asistir a muchos cocteles y no podía descansar. No estaba disfrutando la música.

¿Qué le quitó la fama?

La tranquilidad de disfrutar mi profesión y mi segunda esposa: nos separamos.

¿De dónde proviene su gusto por la música?

De mi mamá, ella era pianista, escuchaba música clásica.

¿Cómo llegó a la música de The Beatles o de los Rolling Stones?

Mi hermano tuvo la oportunidad de compartirme uno de los sencillos de The Beatles, From me to you, y ahí empezó mi gusto por el rock. Después empecé a comprar en Disco Club de la calle 60, muy cerca del pasaje de los hippies. Iba con mi mamá hasta que ella enfermó. Luis F. Castellanos, dueño de la tienda, me conocía y me llamaba cuando salía algo nuevo y me fiaba los discos.

¿Cómo fue su época en el Conservatorio de la Universidad Nacional?

Componía canciones para Génesis, pero no sabía teoría, así que se presentó la oportunidad de estudiar allí. Fue una época romántica, bellísima, porque tenía tiempo de ensayar y estudiar. Finalmente me retiré, porque la universidad siempre estaba en medio del conflicto político del país y afectaba la continuidad de las clases.

¿Cómo llegó a pertenecer al movimiento hippie?

El hippismo llegó a mí. Yo vivía en Chapinero y empezó a surgir un movimiento de jóvenes que solo buscaban la música y la espiritualidad, en el pasaje de la 60. Yo compraba camisas de flores, gafas amarillas, en una almacén que se llamaba Las madres del revólver, y mi casa era un centro de encuentro para tocar guitarra, sobre todo canciones de los Beatles.

¿Por qué cantar canciones de artistas anglosajones?

Mi orientación a la música siempre fue clásica, pero cuando salieron Paul Anka y otros artistas de en Estados Unidos, algunos cantantes latinoamericanos empezaron a hacer las versiones en español de esas canciones y en ese proceso llegó a mis manos ese material. Quedé enamorado de las letras.

¿Qué es lo más loco que ha hecho por amor?

Cuando mi mamá murió, de un tumor en el cerebro, yo tenía 12 años. Mi papá se fue para Popayán y me quedé solo en una casa grandísima. Cuando tenía aproximadamente 16 años, me fui a vivir con mi novia, que tenía 14 años, pero su familia nunca estuvo de acuerdo, todo por el amor.

¿Qué nuevos proyectos tiene?

Un audiolibro para niños, que está próximo a salir.

 

últimas noticias