La heroína de 'El señor de los cielos'

Carmen Villalobos personifica a una agente de la policía en la producción sobre el narcotraficante mexicano Amado Carrillo. Las escenas que le exigieron mayor trabajo fueron las de acción, porque no le gusta usar dobles.

La barranquillera Carmen Villalobos ha actuado en 12 producciones, entre ellas series y telenovelas. / Christopher Esqueda

¿Cómo llegó a interpretar a Leonor en ‘El señor de los cielos’?

Después de protagonizar Bazurto en Colombia, Telemundo me llamó para hacer una actuación especial en esta serie. Leí el guión y me gustó mucho porque era un personaje muy diferente a todo lo que había hecho hasta ahora, e hice el respectivo trabajo de campo para hacerlo bien.

¿Qué ha sido lo más difícil de interpretar a Leonor?

Fue todo un reto hacerlo porque el tema de cumplir con el trabajo de los infiltrados y sus misiones secretas es muy serio. Todo el tiempo te sientes al filo de la muerte y eso es algo que las personas no entienden.

¿Cuál fue la escena más complicada que realizó?

Las de acción siempre son de mucho cuidado, hay que estar pendiente de mil cosas, por ejemplo, del manejo de las armas, las coreografías de combate escénico, los carros o motos que manejas. Casi nunca uso doble porque no me gusta, así que me preparo para vivir el personaje en todas sus facetas.

En la serie trabajó Andrés Parra como Pablo Escobar. ¿Cómo fue esa experiencia?

Trabajar al lado de uno de los mejores actores de Colombia fue muy gratificante. Andrés es un actor muy generoso a la hora de actuar, y eso siempre lo agradezco como actriz.

Esta es una serie que ya tiene dos partes y está trabajando en la tercera. ¿Cuál ha sido su principal motivación para permanecer en el proyecto?

Sin duda El señor de los cielos ha sido una innovación. Es la primera vez que Telemundo hace segunda y tercera parte de una de sus historias, así que, por el éxito que ha tenido, ser parte de un proyecto ganador y que está haciendo historia a nivel televisivo siempre va a ser una gran motivación.

¿Cómo recuerda su primera audición para televisión?

Cuando me presenté para el Club 10, del Canal Caracol, era una audición con 60 niñas. Después de un proceso de casi mes y medio me lo gané, y no tienen idea la emoción que me produjo.

En sus inicios hizo teatro. ¿Qué extraña de él?

Definitivamente, el proceso de creación. La televisión es inmediata, no tienes tiempo de nada y tienes que volverte práctico. En cambio, en el teatro tienes el tiempo para llevar un proceso y con cada función vas encontrando un equilibrio inigualable.

¿Qué tan crítica es consigo misma al momento de verse en pantalla?

Demasiado. Antes odiaba verme, pero con el tiempo he aprendido a hacerlo. Casi nunca estoy satisfecha, siempre siento que se pudo hacer mejor. Soy muy dura conmigo.

Un director con el que le gustaría trabajar.

Carlos Moreno, Víctor Gaviria y Jorge Alí Triana. Son excelentes y tienen perspectivas diferentes.

¿Cómo le gusta que la dirijan?

Me gusta cuando me dan libertad, porque al final de cuentas es uno quien convive todo el tiempo con el personaje, y me gusta dar mi opinión y proponer. Soy de las actrices que le dan continuidad a su personaje en todos los aspectos, por eso tengo cómo sustentar lo que digo. Pero también he aprendido que todos los directores son diferentes y son quienes tienen la última palabra.

Ha dicho que en su tiempo libre le gusta ver telenovelas. ¿Cuáles han sido sus preferidas?

De pequeña me gustaba ver Momposina. Miguel Varoni estuvo en la dirección y tuve la fortuna de trabajar con él años después en Sin senos no hay paraíso.

Los últimos años ha estado viviendo en el exterior. ¿Qué extraña de Barranquilla?

El swing y la alegría que nos caracteriza. Eso no lo encuentras en otro lugar, y como buena costeña no me pueden faltar el vallenato y la champeta.

Temas relacionados

 

últimas noticias