"La legalización no me convence": Jorge Perdomo

En manos de este alto funcionario están varios asuntos ‘galletudos’. Sabe que la solución al narcotráfico no está en su escritorio. Cuando viaja al exterior, extraña un buen asado huilense.

¿Por qué dejar la vida tranquila de la academia para pasar a las aguas turbias de la política?

La vida académica es gratificante y propicia para la reflexión, y lo reflexionado debe poder ser aplicado en un espacio como éste. No me siento en aguas turbias.

¿Cómo se ha preparado para los ‘lagartos’ que van a empezar a desfilar por su oficina?

Hasta ahora no he visto ninguno de esos animalitos. Debe ser porque al octavo piso del edificio donde trabajo resulta muy difícil acceder.

¿Qué hace cuando no trabaja?

El deporte mantiene el ánimo y un buen libro alienta el espíritu.

Si le dieron talento para estudiar con juicio, ¿para qué se lo negaron?

Espero que nunca me toque cantar en público.

¿Qué aspira a dejar como legado al salir de su cargo?

Apenas estoy llegando y ya me están despidiendo. Hay muchos proyectos y retos que espero sacar adelante.

Usted creció en Gigante (Huila). ¿En qué se siente gigante?

Soy “puro giganteño” y son gigantes las responsabilidades que ahora tengo.

Legalización de la droga, ¿por qué sí o por qué no?

Si la respuesta a esa pregunta fuera fácil, evidentemente no me la estarían haciendo. He participado en muchos eventos académicos donde las conclusiones han sido en pro de la legalización; no obstante, esta postura no me ha convencido hasta ahora.

¿Cree en la legalización de la dosis personal?

Soy un convencido de que el Derecho debe servir para el logro de la efectiva libertad de todos los ciudadanos.

¿Cuáles son las principales tareas que le encomendaron?

De la mano de muchas instituciones, diseñar una política criminal coherente; sacar adelante el proceso de justicia transicional, y volver a pensar en la política de drogas necesaria para nuestro país.

¿Cómo piensa enfrentar la difícil tarea de combatir el narcotráfico?

La solución de un problema como ese no la tengo lista encima de mi escritorio; ella compromete esfuerzos de muchas instancias e instituciones.

¿Le ha pasado algún ‘chasco’ dictando una clase?

Muchos. Pregúnteles a mis estudiantes, ellos con seguridad se acuerdan mejor.

¿Qué fue lo que más extrañó de la comida colombiana durante sus años en Alemania?

Un buen plato de asado huilense con arepa e insulso.

¿Qué puede aprender este país de los alemanes?

El grado de compromiso y solidaridad del ciudadano alemán con su Estado.

¿Qué pueden aprender los alemanes de los colombianos?

Siempre extrañé la especial sonrisa con la que cada colombiano suele saludar en la mañana.

¿Qué hace un alto funcionario de justicia en un país sin justicia?

Aunque las estadísticas nos posicionen desfavorablemente, no es poco lo que se ha hecho. No debemos ser pesimistas, más bien trabajemos todos para que la justicia sea siempre mejor.

¿Cuándo se dejará de hablar de impunidad?

Evidentemente la legitimidad de la justicia depende de su efectividad.

¿Colombia o Europa? ¿Por qué?

Esa pregunta me la hice alguna vez estudiando en Europa y evidentemente hoy la estoy respondiendo desde mi patria.

¿Colombia llegará al Mundial de Fútbol?

Soy optimista y después del último partido lo soy más. ¡Allá estaremos!

Temas relacionados
últimas noticias