¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 3 horas

Letras y sabores en el Festival de la Palabra Caro y Cuervo

Del 1º al 5 de septiembre en Bogotá, y del 7 al 9 en Medellín, se celebrará "De sobremesa", la quinta edición del certamen. En esta ocasión, a los invitados nacionales se suman escritores de México, España, Inglaterra y Argentina.

María Paula Alzate regresó al país porque cree que la cultura es fundamental para construir paz. / Jonathan Ramos
María Paula Alzate regresó al país porque cree que la cultura es fundamental para construir paz. / Jonathan Ramos

¿Cómo surge el Festival de la Palabra Caro y Cuervo?

Surge con el propósito de apoyar al Instituto Caro y Cuervo en la defensa, el enriquecimiento y la difusión del patrimonio inmaterial lingüístico y material colombiano. Empezamos en el 2010. Este año el festival se llama De Sobremesa y tratará sobre la relación entre gastronomía y literatura.

¿Por qué da tanto de qué hablar la relación entre saberes y sabores?

Porque desde siempre la comida ha hecho parte esencial de la vida. Las tertulias literarias y muchísimas ideas surgen cuando nos sentamos a comer. En las primeras líneas del Quijote, el narrador nos dice: “Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda”, y de entrada pone en evidencia la importancia de la comida.

A este festival vienen pesos pesados de la poesía…

Sí, tenemos un conversatorio sobre poetas glotones con Federico Díaz-Granados, Juan Gustavo Cobo Borda y Juan Felipe Robledo. Y bueno, también están los invitados internacionales, como Laura Esquivel, Martín Caparrós, Gonzalo Celorio, Jorge Volpi, Virgilio Ortega y Simon Wroe. Va a ser un festival en todo el sentido de la palabra, con talleres para niños y adultos, experiencias sensoriales, conferencias, conversatorios, puestas en escena y un concierto.

¿A qué se debe el creciente prestigio del festival

Tengo que destacar el apoyo inmenso del Ministerio de Cultura, pero sobre todo la gestión generosa de la junta directiva de la Asociación de Amigos del Instituto Caro y Cuervo, en cabeza de su presidenta, Elvira Cuervo de Jaramillo, quien ha dedicado toda su vida a promover la cultura en el país.

Este año también hay eventos en Medellín. ¿Planean llegar a otros lugares de Colombia?

Sí. Como te decía, una de las misiones de la asociación es divulgar el trabajo del instituto. Es increíble que sea más conocido en el exterior que en nuestro propio país. Por eso, desde el año pasado organizamos eventos como el Concurso de Cuento Caro y Cuervo, que está dirigido a jóvenes y tiene alcance nacional. También estamos haciendo campañas para alcanzar nuevos públicos a nivel nacional e internacional, como Caro y Cuervo Ink, una campaña que corrige errores de ortografía en tatuajes.

¿Cuál es el papel de los jóvenes para preservar y enriquecer el patrimonio lingüístico?

Fundamental. Con el concurso de cuento hemos visto que hay un compromiso participativo. Existen un gran interés y un gran amor por la literatura. El concurso nos ha servido como un laboratorio para ver qué están escribiendo nuestros jóvenes, cómo perciben la realidad y cómo la convierten en arte.

Usted hizo parte de sus estudios fuera del país. ¿Qué la hizo volver?

Después de vivir ocho años en Alemania sentí un compromiso grande por volver. Sentía que tenía de venir a devolver lo aprendido. Llegué hace tres años y no me arrepiento, porque he podido aportar un granito de arena para construir país. Estamos convencidos de que la cultura es fundamental para la paz.

¿Cómo ayuda la cultura a que la paz sea real?

Hace días escuché a Elvira Cuervo decir que la cultura no es saber mucho ni haber leído un montón, sino saber ser. Saber ser es respetar al otro y reconocerse en él, ser tolerantes: en eso consiste tener cultura.

Temas relacionados

 

últimas noticias

John Tello se toma Expocervezas