'Que los armados ilegales dejen de poner minas'

Con el objetivo de lograr que las personas alrededor del mundo se remanguen la bota del pantalón y presten su pierna, hoy 73 países participan del Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal.

“Los jóvenes se apropiaron de la campaña ‘Remangate’ 2013 y hoy veremos diferentes y creativas manifestaciones”, dice Juan Pablo Salazar.  / Cortesía
“Los jóvenes se apropiaron de la campaña ‘Remangate’ 2013 y hoy veremos diferentes y creativas manifestaciones”, dice Juan Pablo Salazar. / Cortesía

¿Por quiénes se va a ‘remangar’ hoy la bota del pantalón?

Me voy a remangar por los 75 colombianos que han caído en minas antipersonas en lo que va de este año y por los más de 10.000 que llevamos desde 1990. Especialmente por los nueve niños que han caído en estos tres meses y por sus familias. El dolor de ellos es mío también y de todos los que vivimos y creemos en este país.

¿Es complicado realizar el Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonal?

Este es un día institucionalizado por las Naciones Unidas hace algo así como ocho años. Llevamos tres años haciendo “Remángate” y cada vez es más fácil, porque más gente se suma y pone lo que puede. Los medios, las empresas, la academia y sobre todo la gente que sale y se remanga.

¿Cuál será su reto a futuro en este cargo?

Arcángeles trabaja por lograr una cultura inclusiva. Un país verdaderamente posible para todos. El objetivo del cargo y de la institución es dejar de existir cuando veamos el cambio que queremos ver en la sociedad.

¿Qué siente al ser el presidente de esta fundación?

Siento una responsabilidad enorme con nuestra causa y nuestras poblaciones. Una pasión por el servicio a la comunidad y un orgullo cuando somos útiles.

¿Cómo describe su experiencia en la fundación Arcángeles?

Ha sido una mezcla de muchísimo trabajo mío y de nuestro excelente equipo, muchísima ayuda de gente que ha creído en lo que creemos, algo de inspiración y por supuesto algo de suerte.

¿Cuáles serán las actividades más representativas que tendrán lugar hoy en el mundo?

Habrá actividades en 73 países. Demostraciones artísticas, flashmobs, ceremonias de remangados en plazas emblemáticas, etc. Se destaca un concierto que van a hacer en Afganistán, una demostración de más de diez mil personas en Taiwán, artistas remangados en Corea, entre otros.

¿Esta iniciativa es del gobierno colombiano o de la sociedad civil?

Es una iniciativa de la sociedad civil. Los dos primeros años el Gobierno nos apoyó oficialmente. Para esta edición, y dados los diálogos de paz en La Habana, nos pareció pertinente y legítimo pedirles desde la campaña a los grupos armados ilegales que dejen de poner minas y digan dónde las han puesto. Debido a este giro, al Gobierno le pareció más prudente dejar el liderazgo en la sociedad civil. Sin embargo, hace unos días el vicepresidente Angelino Garzón emitió una carta abierta respaldando la iniciativa.

¿Por qué hablar de ‘Remángate’ y al mismo tiempo de ‘Presta tu pierna’?

El año pasado, cuando la campaña escaló a un nivel global, no traducía muy bien “remángate” al inglés. La dejamos “Lend Your Leg”, que traduce “Presta tu Pierna” y mantiene el mismo espíritu. Luego, decidimos usar ese nombre para la Carrera 11k que haremos el próximo domingo en Bogotá. De esta manera la diferenciamos de la campaña “Remángate”, ya que tenemos diferentes socios para cada iniciativa.

¿Cuál es la situación actual con las minas antipersonas en Colombia?

El Gobierno de Colombia firmó la Convención de Ottawa, que prohíbe el uso de minas antipersonas, y viene avanzando en los compromisos que esto implica. Obviamente falta trabajo. Pero el problema es que las Farc y el Eln siguen usando estos artefactos dentro de su estrategia de guerra. Miles de hectáreas están contaminadas y lo peor es que no hay información precisa de dónde están y esto causa accidentes en la población civil que nada tiene que ver con el conflicto. Después de Afganistán y Pakistán, Colombia es el país con más accidentes por minas antipersonas al año. Es la gente pobre, además. Los campesinos que estos grupos armados ilegales dicen defender.

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Escribir. El ejercicio creativo. Cuando veo que un sueño mío se convierte en el sueño de alguien más. También me gusta mucho el trabajo de campo. Ver que lo que hacemos realmente aterriza en gente de carne y hueso. Ahí siento que recibo mucho más de lo que doy.

¿Es una persona flexible?

Eso me gusta pensar… aunque me la montan de terco.

¿Cómo cambió su vida el accidente?

En general me hizo más sensible al dolor de otras personas. En particular me hizo más consciente de la falta de inclusión para las personas con discapacidad en nuestra cultura. Hoy soy un activista de la inclusión.

¿Qué fue lo más difícil de superar?

Es difícil vivir la vida sin jugar microfútbol ni bailar salsa. De resto, uno se apaña a lo que sea.

¿Ha encontrado obstáculos por su condición?

Miles. Pero no es por mi condición, no es mi problema. Es la ciudad, la cultura. Son las barreras en la actitud de otras personas y en los entornos inaccesibles los que no nos dejan participar en igualdad de condiciones que los de a pie.

¿En qué ha avanzado el Gobierno para ayudar a las personas en esta condición?

El Gobierno ratificó la Convención ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y sancionó la Ley 1618, que apunta a reivindicar estos derechos. En el papel, Colombia siempre se ve muy bien. Falta que esos papeles se conviertan en realidades para esta población. Por ejemplo, no tiene sentido que el Ministerio de Protección Social lidere los temas de discapacidad cuando, al ser un asunto de derechos humanos y no de salud, debería estar en el Ministerio del Interior.

¿Esta campaña ha cumplido las expectativas?

Lo terrible de esta campaña es que parte de su éxito se mide en heridos o muertos. Colombia sigue siendo uno de los países con más víctimas de minas antipersonas al año. Hemos generado muchísima consciencia y eso en sí mismo es un resultado importante que impulsa a acciones concretas que hemos visto. Pero hasta que no haya ni una víctima más, esto seguirá siendo sólo una campaña.

¿Cuántas personas participarán en la carrera, los recursos hacia dónde se destinan?

Esperamos más o menos 4.000 personas. El dinero de las inscripciones va a cubrir los costos de la carrera. Estamos haciéndola con los más altos estándares de calidad que hay para este tipo de eventos y por supuesto esto implica una inversión importante. Cualquier excedente se invertirá en acciones a favor de los sobrevivientes de común acuerdo con nuestros socios.

¿Se unieron instituciones públicas?

Para la carrera se vincularon el Gobierno de Colombia a través del Paicma y APC-Colombia. De igual manera, el IDRD y 4-72, que nos apoyaron en diferentes formas. También la Embajada de Estados Unidos a través del NAS y empresas privadas como Gran Estación, Schrader Camargo, El Tiempo, Qué Buena Compra, Powerade y Securitas se vincularon con el proyecto.

¿Cuál es la situación laboral de las personas en esta condición?

Está empezando a darse un cambio en la mentalidad de los empresarios, que están viendo como una oportunidad contratar a personas con discapacidad en sus equipos. Es un primer paso, pero nos falta mucho camino para realmente acabar con los paradigmas de lado y lado que no permiten la inclusión laboral. El tema claro aquí es que las personas sean contratadas a partir de habilidades e intereses y no por un tratamiento condescendiente. La clave es el reconocimiento de capacidades.

¿Cómo une su oficio de publicista con su trabajo en la fundación?

Dentro de Arcángeles tenemos una agencia de publicidad especializada en temas sociales. Hacemos campañas para otras ONG, para empresas privadas con responsabilidad social y para causas en las que creemos, como Remángate, entre otras. Para cambiar realidades tenemos que vencer batallas en las mentes y los corazones y la publicidad es una buena herramienta para eso.

¿Qué habrá de nuevo en esta edición de ‘Remángate’?

Además de darle un giro al mensaje y hablarles directamente a los grupos armados ilegales, este año volcamos la campaña hacia las universidades. Los jóvenes se apropiaron de la campaña y hoy veremos diferentes y creativas manifestaciones de esto a nivel nacional.

 

últimas noticias