Los sabores de Colombia

La chef inauguró este año su restaurante piqueteadero Misia, para ofrecerles a sus clientes parte de nuestra cocina popular. Reconoce que ha aportado en la construcción de una imagen de la gastronomía desde otros enfoques.

La cartagenera Leonor Espinosa cree que los ingredientes de un buen chef son la creatividad y la comunicación. / Gustavo Torrijos

¿Cuál ha sido la mayor experiencia de participar en ‘La prueba’?

Lograr seducir a los participantes y a los colombianos para que se enamoren de la riqueza culinaria de nuestro país.

¿Qué se necesita para superar ‘La prueba’?

Serenidad, astucia, confianza, talento y sabor.

¿Por qué cree que fue importante abrirles un espacio a los temas culinarios en la pantalla?

Porque la cocina de un país debe contemplarse como un fenómeno de masas que ayude a la contribución de una identidad propia.

¿Por qué decidió abrir Misia, un piqueteadero?

Porque soy consecuente con mi filosofía culinaria. Soy una cocinera que ama mostrar la cocina colombiana en todos su ámbitos.

¿Qué puede encontrar el público en esta nueva propuesta?

Una parte de nuestra cocina popular recreada y mejorada con ingredientes de alta calidad.

Estudió economía y publicidad, ¿de qué manera aplica estos conocimientos en la actualidad?

La economía me ha ayudado a estructurar mi pensamiento para ser consciente de procesar las ideas, analizar, pensar, reflexionar y ser crítica con mis recursos. La publicidad, a dar un enfoque más preciso en el diseño de mis conceptos culinarios: su contenido, posicionamiento y comunicación.

Dicen que usted partió en dos la historia de la cocina colombiana, ¿qué tanta responsabilidad siente al escuchar esto?

Mi labor ha sido contribuir a la construcción de una imagen de cocina colombiana desde otros enfoques. En consecuencia, me he ganado una credibilidad que de cierta forma ha ayudado al proceso de identidad culinaria.

En medio de sus investigaciones de culinaria por los diferentes rincones del país, ¿cuál es la historia que más recuerda?

La de Teófila Betancurt, una mujer líder del Pacífico Sur que se ha asociado con cientos de mujeres para la recuperación de cultivos tradicionales y la generación de desarrollo sustentable para la región, incitando de esta manera los cambios para retomar las comidas ancestrales.

A sus 12 años aprendió a tomar bus para estudiar bellas artes, ¿dónde las encuentra latentes ahora?

Están en mi día a día, en la forma de observar la vida. Además, mi gusto por la cocina nació por esas prácticas artísticas y el punto en el que se unen es en el proceso de creación.

¿Cuáles son los ingredientes para ser un buen chef?

Creatividad, gestión, finanzas y comunicación.

El plato que más le recuerde al Caribe.

El sancocho de pescado frito con leche de coco y pimienta de olor.

¿Qué plato caracteriza mejor nuestra esencia colombiana?

Toda la variedad de envueltos.

Un ingrediente que no le puede faltar a su cocina.

Determinación.