Los sueños de Alberto Suárez

El timonel rojinegro quiere sacar campeón al onceno nortesantandereano y dirigir algún día a la selección Colombia de fútbol.

Además de ser un hombre de fútbol, Alberto Suárez no pierde de vista su esencia de docente. / Archivo particular

¿Qué significa para usted el regreso del Cúcuta a la A?

Todo un acontecimiento social en la región. El Cúcuta es uno de los íconos sociorrecreativos más importantes para el departamento de Norte de Santander.

¿No le queda un sinsabor por haber subido con un gol hecho con la mano por el jugador Marco Lazaga?

Nosotros no ascendimos porque hayamos hecho un gol con la mano. El partido quedó 3-3 y no me queda ningún sinsabor porque es un accidente del fútbol, no es la primera vez que se da. Sinsabor me había quedado en noviembre, cuando un error arbitral nos eliminó de la final y nadie dijo nada.

¿Cómo califica la actuación del jugador al decir en un principio que no había sido con la mano y luego aceptarlo?

No lo voy a calificar públicamente. Esa fue una situación de la que nadie se cercioró. Las cámaras tuvieron que hacer todo el trabajo necesario para ver lo que pasó y es una situación que no se ha evaluado integralmente. Además, el árbitro es el que da el gol.

¿Duerme tranquilo sabiendo que en el campo tiene un jugador tan guerrero como Gerardo Bedoya?

No, porque el día que no esté voy a pasar trabajos, así que indudablemente me preocupa más el día que no esté que el hoy, que sí está.

¿Cree que fue justo que la Dimayor creara esos cuadrangulares de ascenso?

Creo que es una medida de urgencia que tomó la Dimayor y es entendible. En Argentina la medida fue mucho más drástica: subieron 10 equipos directamente; aquí fueron dos y creo que se quedaron cortos. Si la intención es poder estratificar los equipos de la A y mantenerlos, debieron haber ascendido cuatro.

Ahora son 20 equipos. ¿Está de acuerdo con un torneo tan largo?

Sí. El fútbol colombiano va madurando al punto de que seguramente vamos a llegar en poco tiempo a eliminar los cuadrangulares y definitivamente el campeón será el primero.

¿Qué es lo más difícil de haber dirigido en la B?

Las limitaciones logísticas con que se compite y los desplazamientos, algunos campos de juego que están en muy mal estado en el país y la variedad climática, que hace que sea un torneo muy difícil.

¿Qué le dejó haber sido campeón de la B con Jaguares, en el primer semestre de 2014?

La recompensa a una forma de trabajar que no es nueva, que se había hecho y desarrollado en otros equipos durante casi 25 años.

¿Por qué la dirección técnica, en lugar de ejercer su carrera como licenciado en educación física y salud?

Desde que entré a la universidad me dirigí hacia el entrenamiento, y estudiar educación física me permitió mejorar estructuras conceptuales y pedagógicas del deporte para saber cómo enseñar.

Un sueño por cumplir.

Ser campeón en la A y tener la fortuna de dirigir una selección de Colombia.

Uno de sus pasatiempos es escribir. ¿Ha pensado a qué otra cosa se dedicaría?

Al periodismo o la docencia. Ya lo he hecho y lo he disfrutado, así que me gustaría terminar mi vida laboral haciendo las cosas que me encantan.

El jugador colombiano que más le gusta.

Falcao es supremamente integral, es un gran ser humano y antes de la lesión fue un icono para los delanteros del mundo.

¿Pelé o Maradona?

Pelé es todo un ejemplo para la población futbolística e infantil.

Temas relacionados
últimas noticias

Alejandro Aguirre: el otro perfil de Colombia

El tono mundial de Sebastián Yatra