“Los zapatos son un fetiche delicioso”: Maria Cecilia Sánchez

Esta vallecaucana, que vive entre Colombia y España, se considera amante de las artes en todas sus manifestaciones. Está haciendo teatro, televisión, es presentadora de un portal web y actualmente es embajadora del MIFF Medellín International Film Festival.

María Cecilia Sánchez se declara una amante de lo escénico, de lo popular, de la música y del arte.  / Luis Ángel - El Espectador
María Cecilia Sánchez se declara una amante de lo escénico, de lo popular, de la música y del arte. / Luis Ángel - El Espectador

¿Cómo se describe?

Como una persona bastante alegre, amante de lo escénico, de lo popular, de la música, de la danza y del arte.

¿En qué proyectos está trabajando?

Estoy desarrollando diferentes proyectos a nivel de imagen. Soy la embajadora de la marca de zapatos Lucinda; estoy haciendo una obra de teatro, que se va a estrenar en octubre en Cataluña, y estoy desarrollando dos proyectos audiovisuales en Colombia.

Cuéntenos acerca de esos dos proyectos en Colombia.

Uno tiene un corte documental que se llama Y de quién es la culpa, del canal Telepacífico, que básicamente trata sobre la cultura del litoral Pacífico. Por otro lado, trabajo para una producción de Fox Latinoamérica, que se llama Gamers.

¿Cuál es su personaje en “Gamers”?

Hago el papel de una guerrera del desierto, donde existen diferentes ejércitos, y yo trabajo para mi jefa, que es interpretada por Angie Cepeda.

¿Qué tema abarca el proyecto teatral en el que está involucrada?

Habla sobre el interés de la guerra contra las drogas, un tema duro, y también del prejuicio contra los latinoamericanos en otros países. Su director es Marc Caellas y se estrenará en el marco del Festival TNT de Terradas, Cataluña (España).

¿Qué es el Parlante amarillo?

Es una página de internet de música, cultura y video, en la que trabajo desde hace mucho tiempo. Allí generamos contenido.

¿Qué es MIFF?

Es el Medellín International Film Festival. Bueno, esta es la primera vez que se hace esta edición en el MIFF. Parte de la necesidad de tener festivales de corte internacional, es el resumen de las experiencias que tuvimos en Francia, Lituania y Canadá con el Festival Itinerante de Audiovisuales Colombianas (Fidac).

¿Cuál es su pasión?

La vida en general, la gente y las cosas que me gustan hacer.

¿Qué la obsesiona?

A mí no me gustan las obsesiones, me parece una palabra demasiado fuerte, ¿pero que me gusta mucho? La moda, los accesorios.

¿Cuál es su refrán favorito?

Me encantan muchos, pero utilizo bastante los refranes caleños como “Póngame ese trompo en la uña” y uno que me gusta, pero es grosero (risas) “haceme ese hijueputa favor”.

¿Cuál es su fetiche?

Los zapatos me encantan, me parece un fetiche delicioso. Habrá mujeres que les gusten los escotes, porque de pronto tienen pechos hermosos, pero en realidad a mí me gustan mis piernas, son como un vehículo en el que me siento bien parada y son parte de mi trabajo.

¿Algún diseñador preferido?

Lucinda. Tienen la particularidad de que son zapatos bien hechos, bien manufacturados, pero además tienen un corte y un diseño específico, es un calzado de tendencia.

¿Se considera una adicta a los zapatos?

Hasta allá tampoco, es como una adicción a los zapatos, aunque tengo muchos pares aquí en Colombia y en Madrid, y no sólo me gustan finos, sino también artesanales o económicos. No me fijo, sólo los veo y listo.

A usted que le apasiona la moda, ¿a quién admira?

Mi madre, ella me ha cosido toda la vida. Desde que comencé a tener una vida activa, a salir, no había tantas marcas como las que hoy en día hay, pero veía las revistas, hacía mis cosas y tenía una manera de vestirme bastante particular.