“Me fascina el humor político”

Para Paulo Laserna ¿Quién quiere ser millonario? lo ayudó a redefinir su rol como entrevistador. Asegura que pronto volverán “Los reencauchados” y que prepara un libro sobre periodismo.

Paulo Laserna fue presentador de “QAP” y “La línea”, y gerente de ETB y Caracol Televisión. / Gustavo Torrijos   

Siendo periodista, ¿por qué ha aceptado cargos empresariales como la presidencia del Canal Caracol?

Porque el reto en Caracol Televisión era enorme tanto a nivel empresarial, como económico y de contenidos, incluido lo periodístico. Durante diez años trabajamos incansablemente con un gran equipo y los resultados se han visto desde entonces.

¿Qué satisfacciones le dejó “¿Quién quiere ser millonario?”?

Haber construido un programa ejemplar que estimula y exalta el conocimiento y la pilera; haber entretenido a la gente con un contenido que se comparte en familia y haber premiado a tanta gente buena.

¿Por qué duro tan poco en “La luciérnaga”?

El humor político es mi otra pasión. Inicié Los reencauchados y volveremos muy pronto. La luciérnaga fue una experiencia maravillosa con un grupo de colegas extraordinarios, pero se me atravesó una oportunidad que consideré muy interesante. Es mi programa preferido, porque me fascina el humor político.

¿Por qué ha sido conservador?

Porque me gustan el orden y el respeto de las reglas colectivas y la ley. No me gusta la politiquería, ni los procesos electorales, y no soy activista de ningún partido, pero siempre voto.

¿Volvería a hacer política?

Mi vida ha sido el interés colectivo, aunque nunca he sido político. Pero en este país no podemos seguir vegetando en “modo avión”.

¿Cómo se ha sentido de regreso al periodismo?

Nunca me he ido del periodismo y prueba de ello son todos los trabajos que hoy se agrupan en mi canal de Youtube: Última palabra con Paulo Laserna. El periodismo es mi pasión, mi oficio y mi convicción de vida productiva, hoy reconocida como ganador por segunda vez en los Premios Simón Bolívar. Estoy agradecido y muy feliz.

¿Cuál ha sido su evolución como entrevistador?

Al principio me lo tomaba muy en serio, después cambié los personajes tradicionales por gente del común y esto me ayudó mucho hasta en ¿Quién quiere ser millonario? Hoy me gozo lo que hago y entrevisto a cualquier ciudadano con respeto y desde una perspectiva profesional y humana, donde el entrevistado pueda mostrar las fibras profundas de él y del tema.

¿A quién le hubiera encantado poder entrevistar?

Al presidente Alfonso López Michelsen y a Álvaro Gómez Hurtado. Fueron dos colosos de la vida pública, del periodismo y de la reconciliación de este país.

¿Cuál es la clave de una buena entrevista?

El respeto, el enfoque humano y sencillo, el equilibrio, la agudeza y muchas cosas más que contaré en un libro muy pronto… Felicitaciones a todos los colegas por sus premios.

 

Temas relacionados