Museos: una ventana al mundo

En su paso por Colombia, Hermann Parzinger, director de la Isla de los Museos de Berlín, habló de sus obras favoritas y del Foro Humboldt, uno de los centros culturales más importantes de Europa.

Hermann Parzinger fue invitado como conferencista a la Biblioteca Luis Ángel Arango por el Banco de la República y la Embajada de Alemania en Colombia. / Gabriel Aponte - El Espectador
Hermann Parzinger fue invitado como conferencista a la Biblioteca Luis Ángel Arango por el Banco de la República y la Embajada de Alemania en Colombia. / Gabriel Aponte - El Espectador

¿Cuál cree que ha sido el mayor cambio de los museos en los últimos diez años?

En general, refiriéndome a museos de todo el mundo, el cambio más significativo es que estos espacios se han convertido en participantes activos de la integración social. Especialmente en comunidades diversas, donde visitantes de todo tipo se sienten parte de ellos, sin importar, por ejemplo, de dónde vienen o qué religión profesan.


¿Cuál es el futuro de los museos?

Este apunta a la digitalización, a hacer más asequibles los museos y sus colecciones. Una plataforma que invitará a las personas a visitar los espacios físicos.


¿Considera que la Isla de los Museos de Berlín es el centro cultural más importante del mundo?

No, nadie debería pensar que el suyo es el centro cultural más importante del mundo. Lo que sí creo es que es uno de los más importantes de Europa y sin duda el más importante de Alemania.


¿Cuál es su obra favorita de la Isla de los Museos?

Es muy difícil elegir una. En todas las épocas, el hombre ha hecho cosas maravillosas. Sin embargo debo mencionar a Nefertiti, no sólo por ser la pieza emblemática de la Isla de los Museos, sino por todo lo que representa para la cultura egipcia. Además de unos maravillosos retratos renacentistas del norte de Italia.


¿Y cuál es la que más visitantes atrae?

Por supuesto, Nefertiti, y la puerta de Ishtar, que está en el Museo de Pérgamo. Sin embargo, es el conjunto en general, el hecho de que Alemania es un estado cultural, lo que llama la atención de los más de tres millones y medio de personas que visitan la Isla de los Museos cada año (una cifra en aumento), entre las que se cuentan ciudadanos europeos, chinos y latinoamericanos.


¿Colombia estará presente en el Foro Humboldt?

Por supuesto. Actualmente, la Isla de los Museos alberga colecciones de Europa y Oriente Próximo. En el Foro Humboldt, que se construirá justo en frente, estarán presentes las culturas de las Américas, África y Asia. Así, ambos lugares se convertirán en el único gran centro de la cultura y el arte, un lugar desde donde se podrá mirar a todo el mundo. En el foro estarán presentes las colecciones que tenemos de Colombia, que no son muy abundantes; por ejemplo algunas piezas, originales y copias, de San Agustín.


Además de la Isla de los Museos, ¿qué otro museo del mundo visita con mayor frecuencia?

Los grandes museos de Europa: el British de Londres, el Louvre de París, El Prado de Madrid, el Hermitage de San Petersburgo... Hay museos maravillosos en otras partes del mundo, como los de Canadá, Australia y Singapur, que también son excepcionales. Muchas personas viajan a Berlín a ver cómo trabajamos con nuestros museos, pero en realidad somos nosotros quienes debemos viajar a otros países y conocer sus museos para aprender cosas nuevas.


¿Y qué le llamó la atención de los museos colombianos?

El Museo del Oro me ha parecido fabuloso, no sólo por sus piezas, que son sencillamente fascinantes, sino por la forma de presentarlas, la estética y la arquitectura del edificio, así como lo didáctico del guión; por ejemplo, el Exploratorio, donde proyectan un video en el que les explican a los niños lo que es la arqueología, me pareció muy bueno. Yo he visitado unos cuantos museos en todo el mundo, por eso me atrevo a decir que el Museo del Oro, en términos museológicos, está al nivel de los mejores del panorama internacional.


¿Qué ‘souvenires’ se lleva de Colombia?

Más que souvenires me llevo recuerdos muy buenos, sobre todo de San Agustín, a donde tuve la oportunidad de ir acompañado por la ministra de Cultura. Yo conocía el parque en libros y en lo que de él dijo el antropólogo alemán Konrad Theodor Preuss, uno de sus primeros investigadores y quien también fue director de uno de nuestros museos. Además me llevo la diversidad del paisaje y de las culturas colombianas; eso es algo que antes no tenía muy claro. Cinco días en Colombia son muy poco, tendré que regresar.