“Nada me gusta tanto como actuar”: Juan Sebastián Murcia

Comenzó haciendo comerciales a los 10 años y ahora participa en series de Netflix. Su sueño es llegar a Hollywood y para ello ya se está preparando.

 Juan Sebastián Murcia también formó parte de “Hilo se sangre azul” y “Mujeres al límite”. / Gustavo Torrijos-El Espectador
Juan Sebastián Murcia también formó parte de “Hilo se sangre azul” y “Mujeres al límite”. / Gustavo Torrijos-El Espectador

¿Cuándo se interesó por la actuación?

En parte, fue gracias a mi hermana. Ella iba a salir en un comercial para un restaurante de cadena cuando, de pronto, uno de los extras se enfermó. Toda la familia estaba con ella y me preguntaron a mí si quería participar. Hicimos ese comercial y desde ahí me empezó a gustar la actuación. Estudié en una academia, pero lo primero fue ese comercial.

¿Qué es lo que más ha disfrutado de su trabajo como actor?

Ha sido muy chévere trabajar con mi hermana. Hemos hecho juntos muchos comerciales. También me gusta hacer escenas de acción. Recuerdo mucho una en la que explotaba una bomba. Fue muy chistosa porque llenaron la habitación de humo y cuando la bomba explotó hizo un ruido tan duro que me asusté muchísimo.

¿Cuál es su rutina de estudio?

En el colegio me dan permiso cuando tengo que grabar. Trato de ser un buen estudiante y cuando tengo que ir de viaje para hacer algunas escenas siempre procuro adelantarme para estar al día. Cuando puedo, voy al colegio como una persona normal. Me gustan mucho la educación física, las clases de español y el recreo.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Me gustan mucho los videojuegos. Tengo un canal de Youtube en el que subo videos en los que le muestro a la gente lo último que ha salido y trato de hacerlos reír. Me gustan sobre todo los juegos en primera persona.

¿Cómo se ve de aquí a unos años?

Quiero seguir en la actuación. Nada me gusta tanto como actuar. Creo que ya tengo un camino ganado como actor y me encantaría seguir por ahí. Sería muy chévere llegar a Hollywood y, aunque estoy abierto a hacer cualquier tipo de película, quisiera tener la oportunidad de salir en una película.

Para llegar a Hollywood tendrá que hablar inglés. ¿Qué tal le va con eso?

Me siento bien con el inglés. Estudié en un colegio bilingüe desde los cincos años y por eso el idioma no es una barrera para mí. Acabo de hacer una prueba para una película en la que va a salir Penélope Cruz y Javier Bardem. Fue toda en inglés y no se me dificultó mucho.

¿Cómo fue trabajar dos años y medio para Netflix?

Fue muy chévere porque había gente de todas partes y la mayoría hablaba español. Estuve dos temporadas en la serie; fue un periodo muy largo en el que pude conocer muy bien a todos. Sobre todo, me hice muy amigo de Wagner Moura y de Paulina Gaitán, la actriz mejicana que era mi mamá en la serie.

¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienen de las grabaciones?

Cuando terminamos la serie, Wagner me regaló un mensaje muy bonito en el que me deseaba lo mejor. Era la primera vez que él hacía de papá en una serie. Grabar con él fue muy divertido porque es una persona muy chistosa a la que le gusta mucho estar con los niños.

¿Hubo muchas escenas duras mientras hacía “Narcos”?

No fueron tantas. Recuerdo mucho la escena en que matan al personaje de Wagner porque yo estoy hablando por teléfono con él cuando eso pasa. En otra matan al tío de mi personaje. La familia está reunida en el comedor y llega esa noticia. Son cosas que al principio pueden ser un poco duras, pero uno las aprende a manejar.

¿Cuál ha sido la mejor experiencia que le ha traído ser actor?

Hace poco viajé a Argentina para estar en Pijama Party, un programa de concurso de Disney Channel, con pruebas muy divertidas. Fue la primera vez que me subía en un avión solo. Estuve en Buenos Aires tres días y tres noches y la pasé muy bien.

¿Por qué cree que le ha ido tan bien en tan poco tiempo?

Soy cristiano y creo que todas las oportunidades que he tenido en la vida han sido un regalo de Dios. Él siempre le da a uno lo que le pide y gracias a él lo tengo todo.