“No quiero ser la artista de hoy sino la de siempre”: Maía

La cantante barranquillera, que se hizo famosa con la canción “Niña bonita”, afirma que aunque el tema le dio el éxito en 2002, también la hizo dudar de continuar en su carrera y por eso decidió retirarse por siete años.

Maía ha cantado con Totó la Momposina y Petrona Martínez. / Cortesía

Hace poco lanzó el video de “Esta noche es fiesta”. ¿Qué expectativas tiene frente a la recepción del público?

Este sencillo abre las puertas del que será nuestro nuevo trabajo discográfico, que será lanzado a finales de abril. Esperamos que esta canción esté en cada una de las celebraciones importantes de cada hogar en Colombia.

“Esta noche es fiesta” es una canción de Jorge Luis Piloto. ¿Cómo llegó a usted?

Venimos trabajando con Jorge Luis Piloto desde 2014. Él ha sido mi padrino en este proceso de rescatar toda la parte del Caribe, pero insertando sonidos muy contemporáneos. Cuando estábamos en una sección de composición, él estaba buscando una canción, y le dije que se detuviera en una en especial que me había gustado. Él dijo que no, porque era un vallenato muy viejo, pero a mí me gustó y trabajamos en él. Esta canción tiene una base afrocaribe, pero las pinceladas de sonidos urbanos como el hip hop permitieron que la canción pudiera renacer.

Ha hablado de la búsqueda del nuevo sonido. ¿Cuál es ese nuevo sonido que quiere en sus canciones?

En 2012 lanzamos un álbum que se llamó “Instinto” que fue sumamente romántico y no venía con toda esa fuerza del Caribe a la que estaban acostumbrados. En este disco la música tiene un mensaje más positivo y esperanzador, que es por lo que estamos pasando en este momento.

Refleja un poco su momento personal.

Sí. Cada disco ha reflejado lo que ha pasado a nivel laboral, profesional, artístico y profesional.

El video fue grabado en Bogotá. En él hay algunas calles cerca del Chorro de Quevedo.

La idea era mostrar el colorido de lo exótico y de la variedad de culturas y razas que hay en esta ciudad, y no una jungla de asfalto. Aquí hay personas que están tratando de salir adelante de diferentes maneras y la canción tiene eso. El mensaje es que hay que celebrar que estamos vivos, así tengamos días regulares.

Un fragmento de la canción dice “Para el que ha caído, se levante y va pa arriba”. ¿Cómo hace para levantarse en un día que no es tan bonito?

Hay días en los que no logramos levantar cabeza, pero no nos quedamos en esa nota. Mi papá dice: “No dejes que la cabeza te mame gallo”, entonces al otro día cojo mis bríos y salgo. Definitivamente, la felicidad es una decisión. A pesar de que tengo problemas, los encaro, porque es más valiente el que se cae y se vuelve a levantar que el que nunca se ha caído.

¿Qué sale de Maía cuando está triste?

Muchas veces salen composiciones tristes, bonitas, reflexivas, pero tratamos de no durar mucho en ese estado. De esas experiencias podemos rescatar algo bueno y levantarnos.

¿Qué se puede adelantar de la siguiente producción de Maía?

El disco está listo desde octubre, pero, como los lanzamientos ahora han cambiado, decidimos esperar a que las personas se enamoraran de nuestras canciones para lanzarlo en su totalidad. Comenzamos con el primer sencillo, que fue Fiesta de verano; ahora estamos con Esta noche hay fiesta, y a finales de abril saldrá el disco completo, que tiene 12 canciones, entre las que vamos a tener una champeta que hicimos con Kevin Flórez.

¿Se podría pensar que le tocó fácil el inicio de su carrera en la música, teniendo en cuenta que el primer sencillo fue un éxito?

Es cierto, nuestra primera canción fue un éxito y fue con la que llegamos a tantas personas. Pero también se puede volver un arma de doble filo, porque hay algo que se llama one hit wonders, que es cuando un artista saca una canción, se hace famoso con ese éxito y luego, cuando saca otro disco y no cumple las expectativas, su carrera musical puede terminar.

¿Cuál es el sentimiento que tiene con respecto a la canción “Niña bonita”?

He tenido muchos sentimientos al respecto. Al principio la quería mucho; después, cuando comenzamos a tocarla en vivo, ya no quería cantarla sobre la pista porque me parecía muy pop. Luego la estaba cantando mucho y me sonaba igual. La odié cuando la gente sólo sabía hablar de esa canción y finalmente, hace unos cinco años, hice las paces con ella. La canción ha evolucionado con nosotros, aunque tiene una personalidad muy clara, se ha ido transformando con el tiempo, porque el público es el que dicta para dónde vamos con la canción.

¿Le sigue descubriendo cosas a “Niña bonita”?

Hay que tener en cuenta que mi rango vocal cambió a los 25 o 26 años. Mi voz creció, porque crecí muy tarde. También hubo un tiempo en que estuve ronca, pensé que la técnica vocal se había ido al caño, y resulta que mi voz estaba cambiando.

¿Está muy lejos de ser una cantadora como Petrona Martínez o Totó la Momposina, o, por el contrario, en algunos pasajes está cerca de sus raíces?

Mi bisabuelo fue el creador de la Batalla de Flores, el desfile más importante del Carnaval de Barranquilla. Entonces, antes de aprender a cantar blues y soul, tuve que aprender la tradición oral. Puede que sea una cantadora de nueva era. Hemos hecho cosas con Petrona al estilo de bullerengue y con Totó hemos cantado garabato, cumbia, así que no puedo decir que soy como una de ellas.

¿Fue un reto salir con algo muy distinto a lo que la gente estaba esperando después de “Natural”?

Así como este disco dio felicidad a muchas personas, también hubo muchas inquietudes. Algunas personas decían que les parecía chévere Ingenuidad porque seguía la línea y esperaban una Niña bonita 1, 2 y 3. Ahí dudé de continuar mi carrera artística y me retiré por siete años. Pero considero que era necesario parar, porque no quiero ser la artista de hoy sino la de siempre.

¿Cómo recuerda su participación en “Colombia suena bien” en plena década del 90?

Era un concurso de talento que no era televisado, pero tenía el patrocinio de Sony Music. En la competencia el ganador tenía la posibilidad de grabar un video y un álbum con esta disquera. En ese tiempo pensé que era muy difícil ser artista porque internet no era la misma que tenemos hoy.

¿Fue difícil determinar el rumbo por el que quería llevar su música?

Nosotros no siempre vamos a estar supeditados a un mismo género, sería muy pobre de nuestra parte. Sueño con hacer un disco de tradición oral, otro álbum para niños y otro más de boleros. Tantas cosas se me ocurren pero por ahora digo “Esta noche hay fiesta”.

Participó como jurado y tutora en diferentes programas de talento, como “La voz Colombia”.

Sí, por un tiempo fui asesora vocal de Carlos Vives en un programa de talento. Confieso que fue especial ser parte de ese proyecto por los participantes, porque cada uno de ellos le puso corazón al concurso. Ahí me sentí reflejada.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Lina Tejeiro, en su ley