“Para nosotros es importante la calidad de vida”: Lucio Rubio Díaz

Este licenciado en ciencias económicas y empresariales asegura que la clave del éxito de una de las empresas de energía eléctrica más grande del país, que busca una total equidad de género, empieza a partir del reclutamiento de su personal.

Lucio Rubio en su oficina, la cual ocupa desde hace 19 años, cuando decidió vincularse laboralmente con el Grupo Enel. / Óscar Pérez - El Espectador
Lucio Rubio en su oficina, la cual ocupa desde hace 19 años, cuando decidió vincularse laboralmente con el Grupo Enel. / Óscar Pérez - El Espectador

¿Qué describe a Codensa y Emgesa?

Son empresas de generación y distribución de energía que a lo largo de estos años han ganado en eficiencia operativa, en disponibilidad de sus equipos y en una mejora permanente por la calidad del servicio eléctrico que prestan.

¿A qué le apuntan?

Hoy trabajamos intensamente con un equipo de gran calidad humana, un equipo comprometido en buscar cómo abrir la energía a nuevas tecnologías y cómo estar más cerca del cliente para escuchar sus necesidades. Tenemos la innovación como foco de acción para aportar al desarrollo de nuevas soluciones energéticas.

¿Cuántos empleos directos e indirectos generan?

Unos 1.700 trabajos de forma directa y aproximadamente 10 mil de forma indirecta.

¿Cuál es el porcentaje de participación femenina en esta actividad?

Hoy en día la fuerza laboral femenina representa entre el 28 y 29 % de la fuerza laboral en Colombia, y las mujeres que son directivos en este momento son el 25 %.

¿En qué consiste el compromiso con la equidad laboral?

En darle a la mujer una mayor inclusión en todos los ámbitos de la responsabilidad empresarial, y fruto de todo ello ha sido la obtención del Sello Equipares, el cual sólo nueve compañías en Colombia han obtenido esta certificación. Hemos roto el mito de que el sector eléctrico es sólo para hombres.

¿Certificados de Equidad de Género?

Efectivamente. El Sello Equipares lo promueve el Ministerio de Trabajo y la Consejería Presidencial de la Mujer. Lo que busca es desarrollar y hacer políticas en pro de la equidad de género. Nuestras compañías están convencidas de que la diversidad ayuda a conseguir resultados que superan los desafíos.

¿De qué se trata la política de empresas familiarmente responsables?

Nos preocupamos por la calidad de vida de nuestros empleados. Buscamos que ese rol como trabajadora y como mujer pueda ser más compatible, por ejemplo tenemos el regreso posnatal paulatino o los permisos de maternidad, donde entregamos más tiempo para que puedan compartir más con sus hijos.

¿Por qué es tan importante la equidad de género para la empresa?

Nos hemos dado cuenta de que la presencia de las mujeres en los equipos genera mejor clima laboral, e incluso se ha detectado menos índices de accidentalidad laboral cuando están realizando trabajo de campo, lo que contribuye de forma significativa a los resultados y nos permite seguir cumpliendo con nuestros objetivos en Colombia.

Casi 19 años de historia en Colombia, ¿en qué han innovado?

En lo tecnológico hemos desarrollado productos y servicios que por primera vez fueron implementados por una empresa de esta naturaleza, como “Crédito Fácil Codensa” y “Defensor del cliente”; además tenemos un programa de innovación llamado IDEO, con el que incentivamos a nuestros colaboradores a generar ideas innovadoras en lo tecnológico y operativo. Llevamos 19 años innovando, lo seguiremos haciendo, porque está en nuestro ADN y es parte fundamental de la estrategia empresarial.

¿Qué procesos adelantan para mitigar el impacto del calentamiento global?

Desde el punto de vista técnico, somos compañías con muy bajos niveles de emisiones de gases que afecten el CO2. Nuestra generación de energía es fundamentalmente hidráulica, una energía renovable no contaminante. Gracias a la extensa experiencia que tiene el Grupo Enel en movilidad eléctrica, hemos instalado cinco electrolineras para 43 vehículos participantes en el plan piloto de taxis eléctricos de Bogotá. Nuestro propósito es aliviar el impacto ambiental de la vida moderna en las ciudades.

¿Se esfumó el fantasma del apagón?

Afortunadamente con las lluvias que se han registrado en abril y mayo recuperamos significativamente el nivel de los embalses, esto hace que se pueda seguir trabajando con normalidad, aportando energía de origen hidráulico que era uno de los mayores riesgos durante el fenómeno de El Niño.

¿Qué le enciende el bombillo?

Sentirme rodeado por la naturaleza, pero definitivamente me enciende más bombillos el estar en una permanente búsqueda de seguir ayudando a las personas a mejorar su calidad de vida gracias a la energía. Claramente la energía es factor de progreso y sinónimo de mejores condiciones.

¿Es costosa la energía en Colombia?

No es costosa, es más costosa la que no se tiene. Hoy en día el sistema eléctrico colombiano es muy robusto y de alguna forma la demanda tiene que ser consciente que la confiabilidad que sale del sector indiscutiblemente tiene un precio, por lo tanto, hoy en día si comparamos esa confiabilidad que se está entregando con el costo de la energía podemos ver que es un precio justo.

¿Qué le cambiaría al sistema eléctrico colombiano?

Más que cambiarle, le introduciría a la matriz energética la energía renovable no convencional (ERNC), fundamentalmente las fuentes eólicas y solares. Es importante la inclusión de otras tecnologías para fortalecer aún más esta matriz del país.

¿Contrataría a reinsertados para Codensa y Emgesa?

Sí, en nuestras compañías una de las políticas es favorecer todo lo que tiene que ver con la inclusión, por lo tanto, damos apertura a que personas que pertenecieron al conflicto armado puedan tener un trabajo digno, y de esta manera ayudemos a que esa reinserción se dé.

Colombia tiene reservas de petróleo para seis años. ¿Tenemos reservas ilimitadas de energía?

Diría que debemos seguir creciendo a medida que aumente la demanda. Sobre todo, debemos empezar a generar energía renovable no convencional, para seguir fortaleciendo la matriz energética del país.

¿Qué pasó con El Quimbo y los pescadores?

Es un proyecto que está en operación desde principios de este año, hemos generado más de 500 Kw/h de energía y ha sido fundamental para soportar la crisis que se produjo durante el fenómeno de El Niño, no ha generado afectaciones a la piscicultura en Betania durante el llenado, como tampoco en la fase de operación, esto se debe al uso responsable del agua, los niveles de oxígeno se han mantenido por encima de los exigidos por la ley.

¿Cómo ve a Colombia energéticamente en 50 años?

Con más energía renovable no convencional, energía térmica y seguramente con mayor presencia de energía generada con gas.