'Nuestros miedos están unidos a la violencia'

El Uy Festival! 2013 es un espacio de diálogo académico, político y cultural que para esta edición tendrá como ejes temáticos la impunidad y el humor político. La apertura será a las 6:00 p.m.

El sociólogo Guillermo Solarte Lindo es el creador del ‘Uy, Festival!’ y de la Cumbre Mundial de Paz./ David Campuzano

¿Por qué el Uy Festival! es ‘el festival del miedo’?
Abrimos un espacio para reflexionar sobre un aspecto del que en Colombia preferimos no hablar: de nuestros miedos y de la manera como éstos hacen parte de una violencia, que tantas veces y durante épocas, se convierte en el escenario de la vida diaria en muchos lugares del país.

¿De qué otras maneras podemos entender el miedo en Colombia?

El miedo es natural a los seres humanos. Sentimos miedo a la muerte, a la enfermedad o a los demonios, brujas y demás imaginarios que hacen parte de la cultura. En Colombia, en nuestra experiencia del festival, hemos podido constatar que gran parte de los miedos están unidos a la violencia.

¿La que tiene que ver con el conflicto armado?

No sólo a esa, también a la impotencia o vulnerabilidad que todos sentimos ante el delincuente común, ante el paramilitar o ante la guerrilla.

Miedo que, además, se vive de diferente forma en la ciudad y en las zonas rurales...

En la sociedad rural estos miedos están unidos a ser desterrados, a ser identificados con alguno de los actores de la guerra. En la ciudad los miedos parecen estar más cercanos a la idea del atraco callejero, a la oscuridad de una calle, pero también a múltiples formas de violencia como la mujer que es atacada con ácido en la cara o que es golpeada con total impunidad.

¿El miedo es un factor que le genera atraso al país?

Más que un factor de atraso puede estar siendo un mecanismo de control sobre la población. No denuncias porque te da miedo, no participas por miedo o no críticas por miedo. Es factor de atraso en tanto restringe la libertad y por lo tanto limita la democracia, que debería ser un factor de progreso social.

¿Cuál puede ser el camino para superarlo?

Socialmente podría decirse que aplicando la ley o con justicia se podrían tener ciudadanos con menos miedo o con inteligencia para responder de forma acertada cuando el miedo los invade por alguna razón. Si me siento respaldado y puedo tener confianza en la autoridad, el miedo, siempre presente en los seres humanos, puede no llegar a convertirse en cobardía.

En esta temporada, ¿qué le asustan más, las brujas o los delfines disfrazados de ovejas?

Son muchísimo más peligrosos los delfines disfrazados de ovejas, porque no sólo tienen la capacidad de mimetizarse entre los buenos, sino que también se multiplican con una increíble facilidad y terminan gobernando con total impunidad.

¿Por qué escogieron la impunidad como uno de los ejes temáticos de este encuentro?

Colombia debe transitar hacia una sociedad justa y la impunidad es uno de los mayores obstáculos para hacerlo. En la ciudadanía se percibe de forma generalizada que la justicia no funciona y que las autoridades, en no pocas ocasiones, son cómplices de esa injusticia.

¿Y por qué el humor político?

Desde el asesinato de Garzón el humor político se limitó, es muy posible que por miedo. El miedo se convirtió en este caso en una barrera inmensa para reír, para hacer reír o para desplegar con humor críticas hacia el poder.

¿La impunidad es culpa de quién o de quiénes?

Más que culpa es responsabilidad de aquellos que representando la autoridad violan la ley. Desde el policía de tránsito que se deja sobornar hasta el político que negocia votos para que lo reelijan o el militar que hace pactos poco éticos con quien no debe.

De los anteriores festivales, ¿qué conclusiones han quedado?

Colombia es un país con múltiples miedos, que el miedo mismo no deja ver. El delincuente y el corrupto lo saben y aprovechan para seguir violando la ley.

¿Qué se espera lograr con ello?

Actitudes que terminen beneficiando al hombre que maltrata a la mujer, al violador o al que en un colegio ejerce el matoneo contra sus compañeros.

¿De qué manera puede aportar este festival al alcance de la paz?

Este es un espacio de diálogo ciudadano sobre un tema que está en el centro mismo de las guerras: la necesidad o urgencia de que haya justicia.

Temas relacionados
últimas noticias

Tatiana Rentería, la voz de la poesía erótica

Viviana Hurtado, bailarina con un propósito