Ojo, porque Jorge Alfredo te ve

Jorge Alfredo Vargas se alista para llevar a la televisión el programa de sátira política que dirige en Blu Radio. Considera que poder reírnos de lo que nos pasa es fundamental para madurar como sociedad.

Jorge Alfredo Vargas comenzó su carrera en televisión hace 28 años. / Cortesía
Jorge Alfredo Vargas comenzó su carrera en televisión hace 28 años. / Cortesía

¿Cómo llegó a la dirección de “Voz pópuli” en Blu Radio?

En Canal Caracol hubo un programa que se llamaba Los reencauchados. Lo que hicimos para crear Voz pópuli fue llevar a la radio ese programa. Participé de ese comité creativo, pero cuando el programa iba a comenzar me dijeron que mejor hiciera Mañanas Blu. Regresé a dirigir Voz pópuli un año después.

¿Recuerda la primera vez que dirigió el programa?

Sí. El primer año del programa lo dirigió Ricardo Orrego y Juan Roberto Vargas, y hubo una vez en la que ellos me pidieron que los reemplazara. Era como si a un piloto le pidieran manejar un avión nuevo, pero desde el comienzo me sentí cómodo porque conocía a mis compañeros. Son personajes increíbles con una creatividad inagotable.

¿Cómo se siente haciendo radio?

La televisión ha sido mi medio natural durante 28 años. Llevo mucho tiempo presentando noticias, haciendo periodismo y dirigí programas como Yo José Gabriel”, “El radar” y “Mesa de noche”. Sin embargo, la radio es apasionante, estar al aire en la cabina es una adicción.

¿Cuál fue el proceso para llevar “Voz pópuli” a televisión?

Ha sido como volver a Los reencauchados, aunque esta vez tendremos a los humoristas caracterizados en lugar de las marionetas. Además del humor político que nos caracteriza, haremos un repaso de los hechos que ocurrieron durante la semana. La idea es que tratemos de tomarnos un poquito menos en serio la realidad y lo que nos pasa.

¿Por qué es importante abordar con humor la realidad del país?

Cuando aprendemos a reírnos de nosotros mismos maduramos. A veces nos tomamos muy en serio las cosas y con esto no quiero decir que temas como la violencia no sean para tomárselas en serio. En Colombia nos han pasado cosas muy duras, pero la tragicomedia de la política colombiana da mucho de qué reírse.

¿Qué lugar ocupa la comedia en la sociedad colombiana?

La caricatura es muy importante para un país. Eso explica que en los medios impresos ocupe un lugar central o que columnas como la de Daniel Samper (Ospina) sea una de las más leídas. Ahora, no se trata de hacer humor fácil sobre defectos físicos o las preferencias sexuales de la gente. La caricatura es necesaria, pero para hacerla hace falta mucha reflexión.

¿Cómo hacen para evadir las fórmulas fáciles en el programa?

Nuestro humor sigue las enseñanzas de Jaime Garzón y su equipo. Como él, tenemos personajes propios como Ignorita, que es una señora del servicio que trabajaba en la Corte Suprema y salió de allí porque parece que la presionaron para poner unos micrófonos. También está Tarsicio, el típico timador, que como algunos personajes de la vida nacional ha llegado lejos a punta de engaños.

¿Qué les diría a quienes piensan que lo que hacen en “Voz pópuli” es fácil?

Hay gente que piensa que nos sentamos a hablar carreta, pero el programa implica un trabajo diario de muchas horas de preparación. Claro, hay repentismo, pero la mayor parte de la transmisión está libreteada. La planeación es muy difícil, pero por suerte tenemos un equipo con un talento extraordinario.

¿Qué va a hacer especial a “Voz pópuli te ve” en el Canal Caracol?

Nuestra propuesta en televisión es comenzar la semana haciendo un repaso de los acontecimientos con picardía, pero también con profundidad. De las cosas más serias para hacer en medios de comunicación es el humor. Queremos que la gente forme su opinión sobre lo que pasa mientras les sacamos una sonrisa.

¿Qué episodio de su carrera lo ha marcado?

Hay muchos. Cuando estaba comenzando estuve en Soacha el día en el que mataron a Galán. Me ha tocado vivir desde el episodio de Andrés Escobar hasta el gol de James ante Uruguay. Ser testigo de la historia del país lo marca a uno muchísimo. Ahora que soy papá me afectan mucho las noticias que tienen que ver con niños.

¿Hay algo que no le guste de trabajar en medios?

Me duelen mucho las cosas que le pasan al país, pero mi trabajo me encanta. Para mí no es ningún sacrificio cumplir mis horarios de trabajo y el día en que deje de sentir pasión, compromiso y respeto por lo que hago y por la audiencia me dedicaré a hacer algo más.

¿Cuál es el sacrificio más grande que ha hecho por su trabajo?

A la hora en que la gente está haciendo tareas con sus hijos yo estoy trabajando. Siempre les he dicho a mis hijos que si algo he sacrificado es no haber hecho tareas con ellos. También están las fechas importantes en las que no he podido estar por andar en cubrimientos especiales, pero tengo una familia que ha sido comprensiva con eso.

últimas noticias