Raúl Cuero: 'Nunca planeo un invento'

Sus raíces africanas, el paso por la selección colombiana de baloncesto, y la inquietud por la ciencia y por la existencia de Dios quedan registrados en su más reciente libro 'De Buenaventura a la Nasa'.

De sus creaciones... ¿cuál es su invento favorito?

Todos, pues ellos requieren el mismo proceso creativo y neuronal, sin embargo el de mayor trascendencia es el Parque de la Creatividad, en donde los jóvenes se hacen inventores.

¿Cómo definiría la creatividad?

Se deriva de lo no obvio. Es un estado de universalidad del individuo, que requiere el todo del ser de la persona.

¿Tiene algo de científico loco?

Es una falacia seguir creyendo que el científico tiene que ser loco. El científico creativo no necesariamente es excéntrico ni irresponsable, lo que lo hace diferente es el efecto de su creatividad.

¿Qué carretera tomó para llegar de Buenaventura a la Nasa?

La ruta de la creatividad.

¿Qué tan ‘inalcanzable’ es la Nasa para los científicos colombianos?

Nada es inalcanzable. Lo importante es presentar algo creativo que la Nasa nunca haya hecho y que sea de aplicación inmediata al desarrollo de la ciencia espacial. He pasado por este proceso.

De pequeño... ¿cuál fue su primer invento?

Hablaría de descubrimiento. Ver cómo los insectos y las flores son afectados por el sistema electromagnético. A esa edad no sabía qué era eso, pero sí había observado que había una comunicación a través de energías que hoy sé que son longitudes de onda.

¿Qué invento quisiera desarrollar?

Nunca planeo inventos. Emanan de los procesos que se llevan.

¿Cuáles son las principales aptitudes de un inventor?

Universalidad, gran capacidad de observación, ecuanimidad, conocimiento ecléctico, respeto por las diferencias de pensamientos, saber entender los pensamientos de otros y capacidad de implementación y paciencia.

¿Qué invento desaparecería?

Trato de prevenir inventos que distorsionen la armonía social.

¿Qué le despertó en su natal Buenaventura el instinto científico?

La diversidad del ambiente natural y mis deseos de conocer la existencia divina.

¿Qué hay detrás del color de su piel?

El color es una cuestión accidental, lo que es importante es el carácter del individuo y su sentido de Homo sapiens creativo.

¿Qué tiene de africano?

La resiliencia, intensidad en hacer las cosas, el sentido de ecuanimidad y mi aprecio por los ritos que se conviertan en mitos.

¿Un recuerdo de sus épocas de jugador de baloncesto en la selección de Colombia?

La emoción de compartir con personas de diversas culturas colombianas hacia una causa común que era ganar. Aprendí el respeto por las diferencias y me dio sentido de liderazgo.

¿Cuál es la relación que encuentra entre la creatividad y la naturaleza?

La naturaleza es la mejor fuente de inspiración para la creación.

¿Buenaventura sigue pareciéndose al puerto en el que creció?

Hace 25 años no voy. Pero esa Buenaventura en la que crecí es el mejor sitio del mundo, pues fue la fuente de lo que soy.

¿Cuál es la música del Pacífico que más disfruta?

Toda música que tenga marimba y flauta.

¿Se nace para servirle a la ciencia?

La ciencia fue creada por el hombre, es otro medio o mecanismo para que el hombre supla sus necesidades. Yo primero fui inventor antes de ser llamado científico. El Homo sapiens está por encima de la ciencia.

¿Qué lo apasiona del jazz?

Su versatilidad, sus síncopas y la habilidad que tiene de integrar en forma armoniosa el dolor y la felicidad.

¿Qué tanto comulga la ciencia con la religión?

Pienso que comulgan como el arte y la ciencia, lo que difiere son los pensamientos de los practicantes de ambas cosas. Hay que recordar que el hombre creó la ciencia y la religión. No se excluyen.

Y usted... ¿en qué cree?

Creo en el orden de la armonía universal y en los valores que establece la religión y la ciencia creativa.

¿Porqué fundar un Parque de la Creatividad?

Porque los parques son la sistematización del uso del conocimiento a través de la creatividad que uno desarrolla para satisfacer las necesidades del individuo.

¿Qué emociones le ha traído este proyecto?

De las mejores de mi vida, ya tenemos invenciones que les permiten a los jóvenes tener sostenibilidad para su desarrollo. Además porque he comprobado mi pensamiento y filosofía: a través de la cultura de la creatividad se logra armonía, se desarrollan aptitudes de progreso en la sociedad.

Para quien se quiera dedicar a la ciencia... ¿quedarse en Colombia es una opción?
Por supuesto. La ciencia creativa se hace en cualquier parte del mundo. La referencia de la creatividad es la naturaleza y el elemento que hace que eso suceda es la capacidad propia de reconciliar fundamentos científicos con aplicación.

¿Su top cinco de inventos revolucionarios?

Es difícil establecer un ranking porque todas las invenciones satisfacen las necesidades del hombre. Sería muy injusto. El valor depende de la época en la cual se necesite.

¿Aún practica este deporte?

No, pero mantengo la disciplina que el deporte me dio. Echo de menos a mis amigos y compañeros, ellos fueron mis mentores.

¿Por qué cree que en Colombia la promoción de la ciencia no es una prioridad?

No sólo en Colombia, sino en los países en desarrollo. Hasta hace poco todos los eventos fueron introducidos por otros y nosotros habíamos sido una despensa de material agrícola y no de tecnologías. Pero ahora se ve la necesidad de promocionar la ciencia para el sostenimiento del desarrollo económico del país.

Ha vivido en grandes países. En una frase, ¿cómo describiría a Estados Unidos?

El moderno depósito mundial étnico, donde el cambio es la constante.

¿China?

Es un sitio para percibir y no para ver.

¿Y a Inglaterra?

Es un lugar donde la ciencia y el intelecto son parte de la existencia social.
 

Temas relacionados
últimas noticias

Michael Douglas y la ciencia de la actuación

“Repasando distancias” con Reynaldo Armas

Alejandro Aguirre: el otro perfil de Colombia